Cuba honra a Jesús Cejas Arias

«Es un consuelo saber que está aquí. Es importante que su destino final sea con los suyos, en su país», afirmó profundamente conmovido su padre Miguel Cejas, quien agradeció el tributo y homenaje póstumo brindado por el pueblo

Autor:

Mayra García Cardentey

PINAR DEL RÍO.— Luego de casi 37 años de su secuestro y asesinato, Jesús Cejas Arias vuelve a suelo pinareño, donde este martes se le rindió en el palacio de la ciudad merecido homenaje póstumo por parte de familiares, pueblo vueltabajero y el Héroe de la República de Cuba, René González Sehwerert.

El primer momento de las honras fúnebres correspondió a la familia de «Chuchi», como más se le conocía, así como a allegados de Crescencio Galañena, compatriota que fue secuestrado en Argentina, junto a Cejas Arias, el 9 de agosto de 1976.

Profundamente conmovido, Miguel Cejas, padre de Jesús, manifestó que «es un consuelo saber que está aquí. Es importante que su destino final sea con los suyos, en su país», afirmó el progenitor, quien agradeció además el tributo brindado por el pueblo.

Por su parte, José Luis Méndez Méndez, abogado representante de la familia, enfatizó en que el hallazgo y traslado de los restos es un proceso iniciado desde el propio momento de su desaparición física.

«Gracias a la ayuda del Gobierno argentino y las autoridades cubanas, podemos cerrar una dolorosa página de las dictaduras en Latinoamérica. La Revolución no abandona a nadie y no olvida jamás a sus muertos», aseguró Méndez Méndez.

Cerca de las dos de la tarde inició la peregrinación del pueblo, que duró hasta avanzada la noche. Durante todo el tiempo, la compañía de ceremonias del Ministerio del Interior mantuvo guardia de honor cerca del féretro.

A las ocho y media de la mañana de hoy se prevé un cortejo fúnebre custodiado por la compañía y banda de ceremonia del Estado Mayor General de las FAR hasta el panteón de los caídos por la defensa en el cementerio municipal de Pinar del Río.

Cejas Arias era miembro del servicio diplomático de Cuba en Argentina. En 1976 fue secuestrado en el barrio porteño de Belgrano, junto a su compañero Crescencio Galañena; ambos estuvieron en cautiverio ilegal y sufrieron torturas en el centro clandestino de detención Automotores Orletti, sede del Plan Cóndor.

Los restos de Cejas Arias fueron encontrados hace aproximadamente dos meses en un tambor metálico de 200 litros de capacidad y rellenado con cemento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.