Apuesta por una sexualidad responsable - Cuba

Apuesta por una sexualidad responsable

Realizan acciones comunitarias en pos de la educación y la salud sexual y reproductiva de los adolescentes, la familia y la sociedad en general

Autor:

Agnerys Rodríguez Gavilán

En la mañana de este jueves el Centro Comercial de Guanabo, en el capitalino municipio de La Habana del Este, y muy especialmente todo el tramo de arena y playa que está a pocos metros, fueron «invadidos» por el desenfado, la alegría, el respeto al otro y el compromiso de un grupo de muchachas y muchachos que llegaron hasta allí dispuestos a compartir con residentes, visitantes de paso y bañistas las claves para una sexualidad placentera y responsable.

Sin agredir el entorno armaron su carpa en medio de la arena. Acomodaron en una esquina sus mochilas y la merienda, y de inmediato se organizaron en tres grupos y salieron a conquistar el corazón y la mente de quienes encontraron a su paso este 11 de julio, Día Mundial de la Población, dedicado al embarazo en la adolescencia.

Conscientes de la importancia de abordar esta problemática de manera transparente, atractiva y sencilla, salieron no solamente con los conocimientos básicos indispensables, sino también con plegables, almanaques, libros, sueltos promocionales, afiches, preservativos, lubricante y revistas especializadas en salud sexual y reproductiva, sexualidad humana, derechos sexuales, enfermedades de transmisión sexual y, por supuesto, sobre lo referente a embarazo en la adolescencia.

Jessica Borges, una de las responsables de la Red de Jóvenes por la Diversidad, del Cenesex, y estudiante de Psicología, comentó que en este singular encuentro con la comunidad hablaron de qué es sexualidad responsable, por qué es importante prevenir el embarazo no deseado en la adolescencia y la práctica inadecuada del aborto, y también sobre el autocuidado, la autoestima y la relación con el grupo y la familia.

A juicio de Roberto Álvarez Fumero, jefe del Programa Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, la labor de los jóvenes de la Red resulta muy valiosa y lo hicieron muy bien, porque el propósito es tratar de llegar de manera adecuada con un mensaje de prevención del embarazo en la adolescencia.

No fueron pocos los que se llegaron hasta la carpa, ni los que fueron abordados entre la arena y el agua, sin distinción de edad ni sexo. Unos por curiosidad, otros con interrogantes. Todos fueron atendidos por los jóvenes de la Red.

Estimular y persuadir, aclarar dudas y responder sus interrogantes en un clima de confianza son algunas de las herramientas que usan en sus encuentros para fomentar en la adolescencia y juventud una sexualidad placentera y responsable, para que ejerzan sus derechos de buena manera, abundó Jessica.

La Red fue creada hace dos años y medio, precisó, con el propósito fundamental de influir en las universidades. Luego se nos acercaron otras personas adultas y jóvenes interesados, por lo que se decidió ampliar el espectro de nuestro radio de acción hasta los jóvenes trabajadores estatales y cuentapropistas.

Su composición, añadió, es heterogénea y diversa. Existe en todo el país. Por ser precisamente jóvenes llegamos con bastante facilidad a nuestros interlocutores.

En la capital —amplió— somos estudiantes de la Universidad de La Habana, del Instituto Superior de Ciencias Pedagógicas y de Ciencias Médicas. Más o menos así se comporta en el resto del país. La cifra total suma cerca de los cien. De tal suerte, la Red se ha replicado en las provincias de Santiago de Cuba, Camagüey, Las Tunas, Guantánamo, Cienfuegos, Villa Clara, Pinar del Río y Granma.

En la tarde se fueron a centros culturales capitalinos con la intención de desarrollar consejería cara a cara, actividades lúdico-educativas y entrega de materiales educativos sobre el embarazo en la adolescencia.

Para el cierre de esta apuesta joven por una sexualidad responsable, los organizadores de las celebraciones cubanas por el Día Mundial de la Población reservaron el concierto del grupo musical Mucho Ruido, en el Pabellón Cuba, en la Rampa capitalina.

Como nos confesó Jessica, fue un acercamiento satisfactorio porque compartimos nuestros conocimientos, sumamos a nuevos adolescentes y jóvenes, así como familias en general e hicimos nuevas amistades.

A los jóvenes de la Red del Cenesex se sumaron, representantes del Ministerio de Salud Pública y de otros organismos e instituciones nacionales, con la especial cooperación de integrantes de la oficina del Fondo de Población de Naciones Unidas en Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.