Asedio a la escuela cubana - Cuba

Asedio a la escuela cubana

Aunque Cuba mantiene su sistema nacional de educación con acceso gratuito para todos, el bloqueo norteamericano daña la elevación de la calidad de la enseñanza, pues priva a los centros escolares de recursos importantes para un mejor desarrollo del proceso docente

Autor:

Margarita Barrios

El bloqueo es algo más que afectaciones y hechos aislados; es una política agresiva, de impacto sobre la gestión general de la educación superior que limita sus posibilidades, expresó en conferencia de prensa el Doctor Lisardo García Ramis, director del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas.

Los efectos del bloqueo, que en su conjunto desde 1962 superan el billón de dólares, se traducen en carencias diarias que afectan el proceso de aprendizaje, la investigación científica y las condiciones materiales de los centros escolares.

Sin embargo, afirma García Ramis, el bloqueo no es solo un problema de recursos, sino que condiciona la labor educativa de la escuela y el modo de ver la vida de los cubanos.

«Y aunque no podemos permitir que nos venza, que no nos permita llevar adelante nuestro proceso docente-educativo de manera gratuita y por igual para todos los cubanos, es un peso que entorpece el quehacer de la escuela».

En su exposición, el directivo detalló algunas de las afectaciones al sector de la educación provocadas por el bloqueo desde marzo de 2012 hasta abril de 2013, período que se consigna en el informe que Cuba presentará en esta ocasión ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En el caso de la educación, dijo, las afectaciones pueden clasificarse en cinco grandes grupos. El primero, los ingresos que se han dejado de obtener por prestaciones de bienes y servicios, que ascienden a un monto superior a los 80 000 dólares.

«No podemos aplicar el régimen de consignación porque corremos altos riesgos de que las firmas distribuidoras realicen alianzas con distribuidores de Estados Unidos y nos congelen los pagos», explicó.

«Por otra parte, nuestras publicaciones y los libros de la editorial Pueblo y Educación están prohibidos en Estados Unidos, por lo cual nos privan de importantes ingresos», dijo.

Otro aspecto que perjudica a la educación son las pérdidas que ocasiona la reubicación geográfica de las mercancías a adquirir. García Ramis explicó que el traslado de las mercancías adquiridas de conformidad con el Plan 2012 requirió del trasiego de 372 contenedores, cuyos costos de flete promedio en este año se incrementaron, por lo que el monto total a pagar por el trabajo de contenedores ascendió a 1 123 200 dólares.

«Si estas mercancías se pudieran adquirir en el sur de los Estados Unidos y movilizarlas desde puertos de la Florida, el costo total sería de solo 543 800 dólares».

El Doctor Lisardo puntualizó también como ejemplo de las limitaciones impuestas por el bloqueo que solo se pudieron adquirir por el Plan de importaciones de este año cien módulos para la enseñanza de las Ciencias Naturales en las escuelas primarias.

«Si no existieran las restricciones mencionadas, con el exceso de pago por flete, se hubieran podido contratar un total de 1 723 módulos, de los 6 000 necesarios».

Otro aspecto señalado por García Ramis como problemática impuesta por el bloqueo al sector son las afectaciones monetario-financieras.

Al respecto citó las que se ocasionan por las operaciones de cambio de monedas, ante la imposibilidad de utilizar el dólar estadounidense en el comercio exterior cubano.

«Además, ocurren rechazos de algunos bancos extranjeros a realizar pagos a entidades bancarias cubanas, añadió.

Otro aspecto relevante que daña el bloqueo es el desarrollo de todo lo vinculado con la informática, destacó el Doctor Lisardo, no solo en la adquisición de implementos para la enseñanza de esa materia, sino el acceso a información pedagógica, porque Cuba tiene bloqueada la entrada a muchas de las páginas que la ofrecen.

Como último aspecto destacó que continúa dificultándose el intercambio científico-pedagógico entre docentes e instituciones de Estados Unidos y Cuba, así como la participación de especialistas en eventos científicos y culturales, mientras se mantienen las limitaciones para adquirir libros de factura norteamericana, fundamentalmente para la enseñanza del idioma inglés.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.