Las jóvenes en el corazón de la FMC

El IX Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas se desarrollará el 7 y 8 de marzo próximos, con la asistencia de 373 delegadas, de ellas el 33 por ciento jóvenes

Autores:

Hugo García
Yudaisis Moreno Benítez

Matanzas.— El rol de la familia cubana en la formación de las nuevas generaciones será uno de los temas del IX Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), que se desarrollará el 7 y 8 de marzo próximos, con la asistencia de 373 delegadas, de ellas el 33 por ciento jóvenes.

Surina Acosta Brooks, miembro del Secretariado Nacional de la organización, añadió que en la cita se reflexionará sobre cómo estimular mucho más al sector juvenil e incentivar a las federadas a continuar defendiendo su participación en la vida económica y social del país.

Luego de abanderar a la delegación matancera, integrada por 28 mujeres, precisó que el Congreso se efectuará en medio de la actualización de nuestro modelo económico, y también tendrá como objetivo revisar el funcionamiento de las estructuras de base, además de promover los valores desde la labor con la familia.

La dirigente enfatizó que se abordará el trabajo de la FMC por una mayor participación en la defensa de los principios revolucionarios, la identidad de género y la igualdad de derechos y oportunidades de la mujer cubana.

María Elena Lacera, secretaria de la organización en la provincia, destacó que la mujer representa una fuerza imprescindible para el desarrollo del país y recordó a ilustres matanceras como la esclava Carlota, Emilia Teurbe, quien bordó la Bandera Nacional, y Violeta Casals, voz de Radio Rebelde en la Sierra Maestra.

Del Mariel al congreso

Con solo 22 años de edad, Yanset Cruz Hernández, jefa de colectivo de la Asociación Económica Internacional en la Zona Especial de Desarrollo Mariel fue seleccionada invitada al IX Congreso de la FMC, en un acto que presidió Teresa Amarelle, secretaria general de la organización.

Amarelle destacó que escoger a una mujer constructora de esta obra es la forma de dignificar el gran aporte que ha dado al presente y futuro económico del país la mujer cubana, y significó que la joven dirigente de base en el municipio marieleño es símbolo de voluntad e inteligencia.

Por su parte, Yanset refirió el compromiso de estar por primera vez en un Congreso y multiplicar la experiencia de este megaproyecto que, como dijera la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, perdurará como un símbolo de amistad imperecedera entre ambos pueblos.

La joven —reconocida como líder entre los trabajadores e incondicional en las tareas— comenzó a laborar en Mariel como técnico de nivel medio en Construcción Civil, y siente el orgullo de haber visto concluida en la primera etapa la Terminal de Contenedores, donde estuvo su constancia, aseguró.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.