La urgencia de entrar al surco

El Activo Provincial de Jóvenes Campesinos en Ciego de Ávila evidenció la necesidad de incrementar la presencia de los pinos nuevos en las unidades productoras

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

FLORENCIA, Ciego de Ávila.— En un símil no del todo feliz, la agricultura cubana puede compararse a una cadena con múltiples eslabones, muchos de ellos no bien concatenados. Si a sus problemáticas se añaden el desconocimiento de las oportunidades creadas para los más nuevos en el campo, y la carencia de esparcimiento, entonces las áreas agrícolas pueden no ser fuente de atracción para los jóvenes del país.

Y el campo cubano tiene urgencia de atraer manos para su labranza. Es este uno de los espacios en los que la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) debe desempeñar más su papel.

Una de sus misiones consiste en divulgar las facilidades implementadas por el Estado para que la juventud con vocación y deseos de laborar en la agricultura se vincule a ella como fuente honesta de ingresos.

Así se pudo apreciar en un reciente Activo Provincial de Jóvenes Campesinos, celebrado en la cooperativa de créditos y servicios (CCS) El Vaquerito, del municipio de Florencia. Según dejaron ver las intervenciones de los participantes, no se tiene un conocimiento amplio de que un joven recién licenciado del Servicio Militar tiene una serie de facilidades para acogerse al Decreto-Ley 300.

Entre ellas se encuentran la exoneración del pago del servicio de catastro o medición de los terrenos que solicita, además de tener prioridad y agilizarse sus trámites en virtud de su condición de ciudadano que acaba de cumplir sus compromisos en la defensa del país. Esas facilidades prácticamente se desconocen. O lo que es peor: no se han creado los mecanismos necesarios para su divulgación.

Es necesario que los jóvenes se sientan contentos con el campo, señaló Merlyn Castañeda, joven presidenta de la CCS Sergio González, del municipio de Morón, quien manifestó que allí se ha trabajado para formar un comité de base, pero la dificultad es que no hay jóvenes, pues muchos no desean quedarse a trabajar en el campo.

Entre los inconvenientes mencionados por Merlyn y otros participantes en el Activo, y que influyen en el desestímulo allí, aparecen problemas en la obtención del crédito bancario, la insuficiente cantidad de envases para cosechar el tomate, el acceso a semillas certificadas o las penalizaciones con la leche.

Sobre este último aspecto, se abundó que, con frecuencia, se asume una medición de la calidad —que arrojó que la leche no era idónea— como referente para pagar todo el lote del producto a precio de penalización, sin tomar en cuenta si otras cantidades del mismo lote sí cumplen los estándares.

A lo anterior se le une algo señalado por la dirección de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños en la provincia, y es la falta de oportunidades de recreación en las unidades productivas. En muchas ocasiones —se explicó— los directivos de las cooperativas se ven obligados a concentrarse en su estado económico y no pueden destinar tiempo y recursos para crear espacios de esparcimiento.

Al referirse a esas situaciones, Jorge Enrique Sutil Sanabria, al frente de la esfera de Jóvenes Trabajadores, Campesinos y Combatientes del Comité Nacional de la UJC, señaló que la organización debe implicarse en el tratamiento a estas dificultades.

La UJC ha de atender su funcionamiento y vida interna, pero también ha de actuar allí donde estén los problemas y convocar a los jóvenes de su radio de acción para solucionarlos, acotó.

Por su parte, Julio Heriberto Gómez Casanova, primer secretario del Comité Provincial de la UJC, insistió en la necesidad de que los jóvenes formen parte de las juntas directivas de las cooperativas.

«Este es uno de los problemas que debemos solucionar —señaló—. La UJC tiene que ir al surco, pegarse a los jóvenes en el campo. Vamos a iniciar un proceso durante todo el mes de junio, de conjunto con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, para llegar a las cooperativas e intercambiar en la base. Y en julio, en homenaje al asalto al cuartel Moncada, nos volveremos a ver», precisó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.