Si no llueve va a chillar el mono... y no de frío - Cuba

Si no llueve va a chillar el mono... y no de frío

El Instituto de Meteorología prevé temperaturas máximas y mínimas por encima de lo normal en todas las regiones del país

Autor:

René Tamayo León

Si cuando hay frío el «mono chifla», en este agosto parece que va a chillar... por el calor, de cumplirse los pronósticos del Centro del Clima del Instituto de Meteorología. Y quienes tenemos fe en que las lluvias refresquen, digámosle adiós a toda esperanza, porque en este mes —me acaban de confirmar—, no llueve mucho.

Lo siento por el muy admirado y respetado Doctor José Rubiera y por mi buen amigo el Doctor Ramón Pérez, uno de nuestros mayores expertos en el clima e investigador de ese centro del Instituto de Meteorología, pero ojalá se equivoquen.

La canícula ha reinado en los últimos tres meses. Incluso a nivel mundial mayo y junio registraron los récords de mayor calor en el planeta desde que se tienen registros. Y parece que el bochorno estival también será el protagonista de las semanas por venir.

«Normalmente en agosto la temperatura media se incrementa con respecto a junio y julio, y con frecuencia es un mes muy caluroso, EL MÁS CALUROSO DEL AÑO» (las mayúsculas son mías), señala el informe titulado Predicción climática mensual de totales de precipitación y temperaturas extremas del territorio de Cuba para agosto de 2014, elaborado por la institución.

No es «cruel»; es un documento científico. Y agrega: «En los últimos diez años (agosto) se ha comportado más cálido que lo normal con mucha frecuencia». Para el actual «se prevén temperaturas muy cálidas», con «máximas y mínimas por encima de lo normal en todas las regiones del país».

Para rebosar nuestro «entusiasmo», la publicación del Centro del Clima presenta una tabla con los valores de temperaturas extremas previstas para el mes de agosto de 2014. Para el Occidente el estimado de la temperatura máxima —con una probabilidad mayor que 50 por ciento de cumplirse— es de entre 31,9 y 33,1 grados Celsius; las mínimas estarán entre 23,6 y 24,4. En el Oriente, las más altas oscilarán en el rango de 32,3 y 33 grados Celsius, y las mínimas se ubicarán entre 25,5 y 26,4. (Ver el informe en http://www.met.inf.cu).

Marcha de áreas afectadas en Cuba con déficit en los acumulados de la lluvia, durante el período julio 2013-junio 2014. Expresado en por ciento

Tampoco va a diluviar. Dice el informe: «Agosto es el segundo mes del período intraestival y, por tanto, uno de los dos meses que menos precipitación aporta al período lluvioso en Cuba. Durante este mes se mantiene la notable influencia del Anticiclón del Atlántico sobre Cuba, lo que condiciona que las precipitaciones sean relativamente escasas».

Puntualiza: «No obstante, ocurren chubascos y tormentas eléctricas, principalmente durante la tarde y primeras horas de la noche, asociadas al paso de sistemas migratorios de la zona tropical, tales como las ondas y las bajas tropicales y al calentamiento diurno».

«En agosto del presente año —apunta el Centro del Clima— se espera que ocurran totales de precipitación cercanos a lo normal en las regiones occidental y central, y cercanos o por encima de lo normal en la región oriental del país».

Cuidado con la sequía

El hielo por la cabeza y el baño con manguera en el jardín, la terraza o el balcón son dos de las recetas preferidas por quienes están de verano en casa. Pero cuidado con el agua, porque la sequía parece que está caminando poquito a poquito.

La gráfica que adjuntamos es harto elocuente. Se trata del resultado de un modelo elaborado por el Centro del Clima y que se presenta como la «Marcha de áreas afectadas en Cuba con déficit en los acumulados de la lluvia, durante el período julio 2013–junio 2014. Expresado en por ciento». ¿La vieron? Parece que la sequía marcha cuesta arriba.

Ojo con eso. Junio, que es el mes más lluvioso para Cuba, finalizó «con un 38 por ciento de todo el territorio nacional con déficit en sus acumulados» de precipitaciones, según consta en el informe Estado de la sequía (agosto), también del Centro del Clima (ver en http://www.met.inf.cu).

Poco más de un tercio del archipiélago reportó falta de lluvia en junio. En el siete por ciento de ese espacio el déficit fue catalogado como extremo y severo; en un nueve por ciento, como moderado, y en el resto, como débil.

Según señala la publicación, en «la región occidental del país y el extremo más oriental se concentraron los déficits más significativos, siendo las provincias de Matanzas, Guantánamo, Artemisa, Santiago de Cuba, Cienfuegos y Mayabeque las más afectadas, así como el municipio especial Isla de la Juventud». A escala municipal, las jurisdicciones más golpeadas en junio fueron Jovellanos, Perico, Yateras, Baracoa, Colón, Pedro Betancourt y Unión de Reyes».

Verdad que un mes no hace la sequía; sin embargo entre julio de 2013 y junio de 2014 «el 21 por ciento de todo el país presentó déficit en los acumulados de lluvia».

Las áreas donde fue más marcado están «en Matanzas, Pinar del Río, Guantánamo, Artemisa y el municipio especial Isla de la Juventud», y los «municipios con mayores déficits fueron Pedro Betancourt, Unión de Reyes, Jovellanos, Perico, Jagüey Grande y Limonar, en Matanzas, y Baracoa en Guantánamo.

Para los más optimistas, sobre todo para quienes no viven en las áreas afectadas, puede que no sea tanto. Pero «cuando veas la llave de agua de tu vecino secándose, cierra la tuya».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.