Santiago está caliente

Con una geografía renovada gracias a un esfuerzo constructivo sin precedentes, llega la ciudad al medio milenio de su fundación como villa y al aniversario 62 de la gesta del Moncada

Autores:

Osviel Castro Medel
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— El musculoso torso del joven destila sudor. A pesar del sol abrasador, sus manos se mueven sin descanso. Un ladrillo aquí, un retoque allá... no puede evitar que la poesía del ayer, emanada del edificio que él contribuye a rehabilitar, lo cubra con su manto prodigioso, mientras desde el altavoz cercano la contagiosa conga dedicada a la ciudad por el grupo Kola LoKa, resume el momento: «¡Ay, Santiago está caliente! ¡Ay, 500 pa´mi gente…!»

Todo lo que conoce de la historia de medio milenio de este lado cubano desfila, con sus valles y montañas, ante los ojos del muchacho, al mismo tiempo que sus manos apuestan ahora por la transformación y reanimación de su entorno y son el mejor acicate para seguir derrochando sudores en pos del compromiso.

La pasión de este joven por el devenir de su ciudad de cinco siglos no es única. Se multiplica entre santiagueros de todas las edades, cubanos de varias provincias y hermanos de naciones vecinas que, sin ser historiadores o grandes estudiosos, defienden el andar de la capital del Caribe, orgullosos de su pasado, pendientes del rescate y conservación de sus valores para el futuro y la mejoría de sus condiciones de vida en el presente.

Tras la confirmación de ese empeño andan desde hace meses, el mismo tiempo en que con el aporte colectivo, encabezado por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, han cobrado forma aquí más de un centenar de obras, de todos los sectores, que han transformado la geografía de la urbe, haciéndola más bella, moderna, funcional y ya apuestan por la diversificación de las opciones de esparcimiento, la proliferación de ambientes confortables, la calidad de los servicios; en fin, la elevación de la calidad de vida de los habitantes de este lado cubano.

Cualquiera que recorra hoy arterias como Garzón, Manduley, la avenida de Los Libertadores o la céntrica Enramadas; quien desande la Plaza de Marte, la alameda Michaelsen o, incluso, la carretera turística, podrá palpar el influjo renovador.

Cambio, entornos rehabilitados y compromiso con el avance encontrará igualmente quien visite los hospitales, instituciones culturales y sus centros productivos. La magia está en el andar unido de todo un pueblo, orgulloso de su ciudad, una urbe que ha estado durante cinco siglos en el corazón cubano.

Casa y sueño nuevo

Entre las acciones de mayor impacto social emprendidas aquí al calor de la celebración está la construcción de un número sin precedentes de viviendas, con diferentes tecnologías constructivas, de las cuales unas mil deberán ser entregadas por estos días a personas cuyas moradas fueron destruidas al paso del huracán Sandy y a residentes en barrios precarios.

Destacable es en este empeño el esfuerzo solidario de la República del Ecuador, cuyo Cuerpo de Ingenieros del Ejército asumió la construcción de 28 edificios, de 20 apartamentos cada uno, mediante el sistema constructivo Forsa, muros de hormigón armado, reforzados con mallas electrocortadas y moldes de aluminio, que brindan una estructura resistente ante sismos y otros fenómenos de índole natural.

Los jóvenes han participado decisivamente en las obras sociales. Foto: Betty Beatón.

Se trata de 560 viviendas con todos los detalles de terminación: enchapado de baños y cocina, además de tomacorrientes, interruptores, lámparas, focos, etc., distribuidas en siete manzanas de cuatro edificios cada una, en el centro urbano Abel Santamaría, con las que se reafirma la hermandad entre ambos pueblos.

Igualmente y como una importante adaptación tecnológica se entregan también las primeras petrocasas de dos niveles, solución arquitectónica de la Empresa de Proyectos de Ingeniería y Arquitectura (Emproy 15) para viviendas con una, dos y tres habitaciones, un baño y una caja de escalera, puestos en práctica en el Abel Santamaría y otros sitios de la urbe.

Toda una revolución constructiva que pudo ser posible por el respaldo de una industria de materiales revitalizada con tres nuevas plantas de tratamiento de áridos, dos bachimplanes para el procesamiento de hormigón, camiones de cantera, un equipo de barrenación, cargadores, retroexcavadoras y mejoras en las areneras y plantas ponedoras de bloques.

Rostro renovado para Garzón

La céntrica avenida Garzón es de esas arterias que ve transformada su fisonomía y respira un aire de modernidad, ese que viene acompañado con la iluminación con lámparas de tecnología LED, el cambio de uso de muchos inmuebles, la renovación de la imagen en edificaciones y la apertura de nuevos espacios.

Ahí están el Complejo Cultural Plaza Ferreiro, el Centro Tecnológico Recreativo, la tienda de Labiofam, el Centro de Ocio Casablanca, y hasta la primera fuente cubana con chorros de cristal, una novedosa obra que ya refresca la entrada del coppelia La Arboleda y el último tramo del kilómetro 969 de la Carretera Central.

La fuente, según explicó a la prensa la arquitecta Patricia Lora, de la Oficina del Conservador de la Ciudad, tiene una longitud de 30 metros, en forma de curva, con dos escaleras de acceso, una por Garzón y otra por la avenida de Los Libertadores, además de una pequeña que lleva a la heladería y consta de 46 chorros parabólicos y tres verticales, que conducen el agua en forma de arco, junto a la luz con los siete colores del arcoiris, hasta dos estanques de grey cerámico, por encima de un pasillo por el que pueden circular las personas.

El agua sale de una cisterna de nueve metros cúbicos, que se recircula cada seis minutos.

Como otras novedades, el singular surtidor es controlado por un sistema inteligente que mediante programas computarizados rige los horarios de trabajo de los sistemas de luces y de bombeo de agua.

De cara a la intersección de Garzón y la avenida de Los Libertadores se ha colocado la frase ¡Gracias, Santiago!, pronunciada por Fidel en reconocimiento al rol de la ciudad en la historia de luchas del pueblo cubano, fundida en bronce con letras de hasta un metro de alto.

En el mismo entorno, en la esquina contraria, frente a la sede del Grupo de la Construcción de la provincia, se ubica, asimismo, una cascada con tres saltos —igualmente dotada de cisterna y sistema de recirculación del agua— en la que el líquido brota de piezas de mármol y desciende a través de cantos rodantes o chinas pelonas, de las que brotan automáticamente luces de colores. Otro hermoso regalo a la urbe que defiende su belleza y modernidad.

Confortable Terminal de Ómnibus

Confort, organización de los servicios y belleza distinguen a la terminal multimodal de Ómnibus Nacionales Santiago de Cuba,que comenzó a prestar servicios en la estación ferroviaria Senén Casas Regueiro.

Víctor Deliz Perdomo, jefe de Estación, explicó a la prensa que el andén cuenta con seis capacidades para la entrada y salida de los ómnibus y una plataforma de 350 metros cuadrados que posibilitará la maniobrabilidad de los vehículos; además se habilitó una piquera de taxis.

Atrás quedó la sede en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, con serias dificultades constructivas que entorpecían el servicio. Ahora con más amplitud, los pasajeros tienen la posibilidad de traslado hacia cualquier parte de la ciudad con facilidad, pues según el directivo, se está organizando el recorrido de los ómnibus urbanos, de manera que en su mayoría inicien y terminen en las inmediaciones de la Terminal.

La instalación está dotada de una moderna tecnología de circuito cerrado de cámaras, pizarras eléctricas y de comunicaciones, y un sistema automatizado de boletines, lo que brindará agilidad y calidad.

De igual manera se dispone de un salón de lista de espera con capacidad para unos 350 clientes, además de dos reservados, uno en CUP y el otro perteneciente a la agencia Vía Azul que brinda sus prestaciones en CUC.

Para el mejor funcionamiento del establecimiento, se suma una oficina de atención a la población, servicio que posibilitará a los clientes plantear dudas, quejas, sugerencias, o cualquier otra inquietud. De esta hermosa instalación se beneficiarán santiagueros y visitantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.