Los nuevos frutos del Moncada

La intervención de las nuevas generaciones en el acto central por el aniversario 62 del asalto al Moncada evidenció que futuro, juventud y continuidad están indisolublemente ligados a esta gesta

Autores:

Osviel Castro Medel
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.- La celebración del aniversario 62 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes fue también la reafirmación de la conexión de la gesta con las nuevas generaciones de cubanos que hoy son los frutos de la obra iniciada aquel 26 de julio.

Así lo demostró la intervención del doctor Emiliano Sosa de la Cruz, médico del Segundo Frente, quien como parte del contingente Henry Reeve que combatió la epidemia de ébola en África, ilustró con su intervención como el humanismo, desprendimiento y altruismo de los profesionales cubanos en la atención continuada de los casos fue decisivo para la reducción del número de personas infectadas por un enemigo invisible y altamente mortífero.

«Este es nuestro homenaje a aquellos jóvenes que un día como hoy, llenos de esperanza, cayeron sin hacer realidad sus sueños y siguen aquí iluminando con su ejemplo el corazón de los jóvenes», expresó el novel galeno.

En representación del relevo más imberbe, la pionera Chanel de las Mercedes Chapela Rodríguez, estudiante del seminternado Raúl Gómez García, fue la confirmación de la realidad de luz y alegría conquistadas con la libertad cuyo camino se inició aquella madrugada. «Los niños cubanos de hoy disfrutamos de una realidad insospechada, por eso nuestro deber sagrado es estudiar y superarnos como niños revolucionarios», defendió la pequeña con todo el vigor de sus años.

Un elenco artístico de marcada juventud, entre ellos un coro gigante de voces nuevas, acompañados por la Banda Juvenil del Conservatorio Esteban Salas y estudiantes de danza de la Escuela Vocacional de Arte José María Heredia, cantaron la felicidad de un tiempo que es historia y rindieron desde el gesto y la poesía el mejor homenaje a aquella clarinada que luego construyó escuelas en los muros del Moncada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.