Se trata del futuro de la Patria

Una joven, Susely Morfa, fue quien propuso, en el Primer Pleno del Comité Central del Partido elegido en el 7mo. Congreso, ratificar a Raúl como Primer Secretario

Autores:

Alina Perera Robbio
Yoelvis Lázaro Moreno Fernández
Yailin Orta Rivera
René Tamayo León

La proposición la hizo una muchacha. Fue la primera a quien le dieron la palabra. Constituyó un privilegio («un honor», dijo ella) que por lo común le toca a los «grandes» cada vez que los miembros de un nuevo Comité Central del Partido realizan su Primer Pleno, tras resultar electos por los delegados a un congreso de la organización.

Para Susely Morfa González, una de las jóvenes integrantes del nuevo Comité Central, que le hayan otorgado el derecho a pronunciarse primero, constituyó otra demostración de la confianza del Partido y la Revolución en los «pinos nuevos»...

Susely, segunda secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, propuso en la primera reunión del máximo órgano de dirección partidista elegido en el 7mo. Congreso, ratificar al General de Ejército Raúl Castro Ruz como su Primer Secretario.

Le correspondió, también, informarlo a la sesión plenaria de un cónclave aún estremecido por la entrada y presencia del líder histórico de la Revolución. Ese Fidel de ojos siempre penetrantes, de quien más tarde, al dirigirse a los asistentes, volvimos a escuchar esa peculiar voz que se hace más fuerte y vibrante mientras avanza en su discurso, al mismo tiempo que nos esclarece, moviliza y entusiasma a todos, porque Fidel es la voz de la Revolución.

A nombre de todos los militantes comunistas, de cada cubano digno, por el bien de la Patria, como garantía de la historia, propuse y se aceptó la permanencia del compañero Raúl al frente del Partido, dijo orgullosa Susely.

Es cierto que nadie es imprescindible —indicó—, pero de quienes dirigen la Revolución depende mucho la capacidad de superar los obstáculos y vencer.

Se trata del futuro de la Patria, afirmó al recordar los más de 60 años de batallar y sacrificio de Raúl, siempre al lado de Fidel, defendiendo los mismos ideales.

El cursar del tiempo no hace mella en cada persona de igual manera, explicó. Raúl —señaló más adelante— conserva la capacidad de trabajo y el pensamiento firme, de principios, pero a la vez es sensible, creativo y abierto.

Tras su presentación como Primer Secretario del Partido, al General de Ejército Raúl Castro Ruz, también Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, le correspondió informar al plenario del 7mo. Congreso el resto de los acuerdos adoptados por el Primer Pleno del Comité Central.

Confluencia de generaciones

Emilia Neurys, presidenta de la comisión de mandato del 7mo. Congreso del Partido, clausurado este 19 de abril, informó que en la elección de los 142 miembros del nuevo Comité Central participaron 991 delegados, el 99,6 por ciento del quórum. No hubo ninguna boleta en blanco ni tampoco anulada. Todos los candidatos recibieron votaciones por encima del 99,6 por ciento, por lo que todos fueron seleccionados.

Durante el Primer Pleno del máximo órgano de dirección del Partido, se ratificó también a José Ramón Machado Ventura como Segundo Secretario.

El Buró Político quedó conformado por 17 miembros, entre ellos cinco nuevos integrantes. Las promociones incluyen a Ulises Guilarte de Nacimento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; al doctor Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública; a la Doctora en Matemáticas Miriam Nicado García, rectora de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI); a Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, y a la investigadora Marta Ayala Ávila, vicedirectora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

También lo integran Miguel Díaz-Canel, Primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Ramiro Valdés, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Salvador Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado.

Están, además, el general de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías, titular del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR); Bruno Rodríguez Parrilla, canciller; Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Planificación; Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Partido en La Habana; el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, viceministro de las FAR y jefe del Estado Mayor General, y Ramón Espinosa Martín, también viceministro de las FAR.

Según género, color de la piel y ocupaciones, el Primer Secretario del Partido comentó que el Buró Político, de 17 miembros, está integrado por cuatro mujeres, cinco negros o mestizos; un presidente y una presidenta de organizaciones de masas, cinco vicepresidentes del Consejo de Estado, tres vicepresidentes del Consejo de Ministros, cuatro ministros y dos viceministros de las FAR. Hay en él, cuatro generales, incluido Raúl, General de Ejército, y también Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El privilegio de ser revolucionario

«Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles. En una reunión como esta, en la que se congregan más de mil representantes escogidos por el propio pueblo revolucionario, que en ellos delegó su autoridad, significa para todos el honor más grande que han recibido en la vida; a este se suma el privilegio de ser revolucionario que es fruto de nuestra propia conciencia».

Tras la presentación de los acuerdos del primer Pleno del Comité Central del Partido elegido en el 7mo. Congreso, Fidel se dirigió al plenario. Los delegados e invitados, conscientes del momento especialmente emotivo e histórico al que asistían, lo escucharon con extraordinaria atención.

Sensible a las hondas contradicciones y dilemas a los que se ha enfrentado la especie humana, Fidel insistió en su preocupación sobre el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra que, en su opinión, se deriva del poder destructivo del armamento moderno, lo cual podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida sobre la superficie terrestre.

Su mirada estratégica, concentrada en los hilos del futuro, nos puso frente a la realidad contundente de que si la especie sobrevive un espacio de tiempo mucho mayor, las futuras generaciones conocerán mucho más que nosotros, aunque primero tendrán que resolver un gran problema: cómo alimentar a los miles de millones de seres, cuyas realidades chocarían irremisiblemente con los límites de agua potable y recursos naturales necesarios.

Ojalá, alertó, muchos nos preocupemos por esta realidad y no sigamos como en los tiempos de Adán y Eva, comiendo manzanas prohibidas. «¿Quién va a alimentar a los pueblos sedientos de África sin tecnologías a su alcance, ni lluvias, ni embalses, ni más depósitos subterráneos que los cubiertos por arenas? Veremos qué dicen los gobiernos que casi en su totalidad suscribieron los compromisos climáticos».

Calificó de «capricho del azar» el hecho de que pronto deberá cumplir 90 años. «Nunca se me habría ocurrido tal idea», argumentó, para solo unos minutos después acentuar que a todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan. Pero —alertó— debemos luchar sin tregua para obtenerlos.

Girón vive

A cargo de Raúl estuvo, como Primer Secretario del Partido, el discurso de clausura del 7mo. Congreso. Antes, saludó a Nemesia, la niña de los zapatos blancos, la «flor carbonera» que inspiró la elegía con la que el Indio Naborí perpetuó poéticamente la Ciénaga de Zapata y la victoria de Playa Girón.

Como en el 6to. Congreso, Nemesia Rodríguez, símbolo cenaguero, fue una de las invitadas a este cónclave. Fidel volvió a abrazarse con ella; Raúl la sentó en su propia silla, al lado del Comandante en Jefe. Está aquí, a 55 años de la victoria de Playa Girón, para recordar a nuestros agresores que Nemesia, al igual que su Revolución, están vivos, proclamó el General de Ejército.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.