Que no se guarden los paraguas - Cuba

Que no se guarden los paraguas

Aunque el panorama se haya visto tranquilo este sábado en buena parte de la región, la amenaza de intensas lluvias sigue en pie para hoy en las provincias desde Matanzas hasta Ciego de Ávila

Autores:

Nelson García Santos
Hugo García
Lisandra Gómez Guerra

Se esperaba una jornada que echaría por tierra el viejo refrán que habla de que «no hay sábado sin sol», tras el aviso especial emitido por el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología para una buena parte del país. Sin embargo, el panorama no fue tan alarmante, aunque los nublados persistían con mayor intensidad en la tarde-noche, según el reporte de nuestros corresponsales en las provincias de Matanzas, Villa Clara y Sancti Spíritus. Al cierre de esta edición se conoció que el mayor acumulado de precipitaciones en la región central se reportó en Cienfuegos: 108 milímetros en solo tres horas.

Los residentes de la Atenas de Cuba «rezaban» al final de la tarde porque el cielo siguiera completamente nublado, pero deseando que no lloviera, para que las aguas anunciadas no obstaculizaran los carnavales, que concluyen este domingo en la capital yumurina.

Aunque el cielo y el viento estaban como para no salir de casa, los matanceros disfrutaban en la tarde-noche de sus fiestas populares sin mayores eventualidades.

No obstante, se supo que en localidades de los municipios de Perico y la Ciénaga de Zapata ocurrieron, entre las dos y las cinco de la tarde, lluvias por momento fuertes.

En Villa Clara hubo sol, aunque el cielo terminó nublado en gran parte de la provincia, sin la ocurrencia de significativas lluvias. Ese era el panorama, al menos pasadas las seis de la tarde, de acuerdo con los datos disponibles. Según estos, las mayores precipitaciones ocurrieron en el municipio de Manicaragua y en el valle del Yabú, cerca de Santa Clara, informó Amaury Machado Montes de Oca, jefe de turno del Grupo de Pronósticos del Centro Provincial de Meteorología.

Pero para la noche del sábado y la madrugada del domingo se pronosticaban chubascos, lluvias y tormentas eléctricas que podían ser fuertes y localmente intensas hacia el extremo sur montañoso de la provincia.

Mientras, el panorama meteorológico en la aledaña tierra espirituana transcurrió tranquilo este sábado, pues al término de la tarde de ayer, el Centro Provincial de Meteorología no había registrado la caída de fuertes lluvias en ninguna de las estaciones distribuidas en la zona sur, de acuerdo con el meteorólogo Freddy Ruiz.

Si bien los reportes de los moderados aguaceros no son significativos, en el territorio yayabero se mantienen monitoreando la situación, ya que se prevé que las probabilidades de lluvia para este domingo sean altas en la mayor parte de la provincia, por lo que los cielos se mantendrán mayormente nublados, tal y como ocurrió pasado el mediodía sabatino.

Se prevé que tales condiciones pudieran empeorarse desde el horario de la mañana y extenderse hasta la noche, y que en algunos puntos del territorio las tormentas sean fuertes, sobre todo en zonas montañosas. Como consecuencia, explicó Freddy Ruiz, las temperaturas durante el día deberán descender un poco, entre 31 y 27 grados Celsius, según la altura de los lugares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.