La solidaridad llega primero que el huracán

Desde varios territorios del país marchan hacia el oriente cubano recursos materiales y trabajadores que revitalizarán los servicios luego del paso del huracán Matthew

Autores:

Nelson García Santos
Luis Raúl Vázquez Muñoz
Adianez Fernández Izquierdo
Glenda Boza Ibarra
Lisandra Gómez Guerra

Cuando Matthew llegue al oriente cubano, ya estarán en camino rumbo al este de la Isla grupos de artemiseños, cienfuegueros, avileños, espirituanos, villaclareños y de otras provincias del país, trabajadores de servicios esenciales para la población, quienes partieron o se disponen a hacerlo hacia esa zona, cuya afectación por el poderoso huracán Matthew es inminente.

Edelfín Falcón, director técnico de la Empresa Eléctrica de Artemisa, precisó que el contingente de este territorio lo integran 113 compañeros; de ellos, 68 linieros. Viajan en 32 vehículos, con siete grúas, equipos multipropósitos, tres cestas y camionetas para acceder a zonas intrincadas. Estos obreros, que ayudarán en las labores de reparación, acumulan experiencia en desastres, aseguró.

En Ciego de Ávila, obreros y especialistas de la Unión Eléctrica, Recursos Hidráulicos y entidades del Ministerio de la Construcción se encuentran activados y listos para partir hacia oriente, informó Félix Duarte Ortega, presidente del Consejo de Defensa Provincial.

Unos 200 trabajadores de la zona occidental, pertenecientes a Etecsa y a empresas de la Construcción, ya están en esta provincia como parte de una avanzada que se dirigirá hacia oriente. Igualmente, la dirección de la agricultura avileña envió a la zona amenazada por Matthew 400 toneladas de plátano, 2 000 cajas de frutabomba y 400 quintales de aguacate.

En Sancti Spíritus, se reunieron, con el equipamiento integral para asumir cualquier dificultad, más de 700 linieros, ingenieros, cocineros, choferes y otros obreros procedentes de Pinar del Río, La Habana, Artemisa, Mayabeque y Matanzas. Allí confirmaron su disposición de regresar a sus hogares solo cuando restablezcan los servicios en los territorios con mayores problemas.

Orlando Olivera Zamora, joven jefe de la brigada eléctrica habanera, reconoció que a pesar de la dureza del trabajo, dieron su paso al frente porque no existe otra situación más importante que esta misión. Tras concluir cada labor, se siente el regocijo por tenderle la mano amiga al más necesitado, resaltó el chofer José Amorales.

Otros 110 electricistas yayaberos son comandados por Misael Rodríguez Márquez, director de esa empresa en la provincia, quien confirmó que ya han organizado el trabajo para lograr devolver el servicio eléctrico en el menor tiempo posible. La retaguardia de esa entidad ha quedado en Sancti Spíritus para desempeñar labores como la liberación de 63 circuitos de peligro ante la caída de árboles.

Desde Cienfuegos, una treintena de especialistas de Etecsa, además de otros de Copextel y Radio Cuba, también se encontraban dispuestos para partir a realizar su labor de apoyo en cualquier sitio en el que se requiera, afirmó Mario Ramos, al frente del subgrupo de Comunicaciones del Consejo de Defensa Provincial.

Armando Varela, del subgrupo de Energía, informó que salieron hacia Ciego de Ávila unos 150 hombres de la Unidad Nacional Eléctrica, quienes esperarán en esa provincia hasta que se requiera de su ayuda. Junto a esa fuerza también enviaron los recursos correspondientes, aseguró.

Como parte de las acciones para preservar vidas humanas, unos 800 visitantes extranjeros, que vacacionaban en los polos turísticos orientales, fueron trasladados hacia el destino Jardines del Rey. En ese enclave se preparan las condiciones para, de ser necesario, recibir a más turistas.

Además, en territorio avileño se trabajaba en la preservación de los sistemas de riego y casas de cultivo, entre otros objetivos económicos, junto a la limpieza de tragantes y canales, y la recogida de desechos.

Villa Clara, por su parte, ha garantizado y enviado ya hacia el territorio oriental las reservas, para más de diez días, de productos para el tratamiento del agua. La electroquímica Elpidio Sosa, de Sagua la Grande, tiene la responsabilidad de proveer a esa región de cloro, hipoclorito de sodio y alúmina, sustancias para garantizar la potabilidad del líquido.

Durante la reunión del Consejo de Defensa Provincial de esa provincia, encabezada por su presidente, Julio Lima Corzo, se conoció que se enviaron hacia las provincias orientales 25 grupos electrógenos y que partirán 90 trabajadores de la Empresa Eléctrica, además de una brigada para la campaña antivectorial contra el mosquito Aedes aegypti.

Si bien los pronósticos meteorológicos indican que Cienfuegos no tendrá grandes afectaciones por Matthew, desde que fuera decretada la fase informativa para la región central, se han arreciado las medidas con el fin de proteger recursos humanos y materiales. La agricultura aumenta los niveles de acopio y la venta diaria en los mercados, en aras de garantizar la alimentación del pueblo.

Y desde Las Tunas ya partieron hacia Baracoa cuatro brigadas de linieros, prestas a ofrecer colaboración a esa ciudad guantanamera una vez que finalicen las embestidas del huracán Matthew. La rapidez con la que los tuneros partieron hacia la Ciudad Primada obedece a la intención de estar allí antes de que ocurran los potenciales estragos del peligroso meteoro, entre ellos dejar incomunicada a toda esa región.

clasificación de los huracanes en la escala saffir-simpson:

 

Categoría                  1                   2              3             4                   5

 

Viento máximo   118 – 153     154 – 177    178 – 209   210 – 250    >250 sostenido (km/h)

 

Daños

1-Mínimos: Daños mínimos, principalmente a árboles, vegetación y casas móviles o remolques que no estén bien sujetos. Destrucción total o parcial del tendido eléctrico o letreros mal instalados. Marejadas de 1,32 a 1,65 metros sobre lo normal. Daños menores a los muelles y atraques.

2-Moderados: Daños considerables a árboles y vegetación. Grandes daños a casas móviles, anuncios y tendido eléctrico expuesto.  Destrucción parcial de tejados, puertas y ventanas, pero pocos daños a estructuras y edificios.  Marejadas de 1,98 a 2,68 metros sobre lo normal. Carreteras y caminos cerca de las casas son inundados. Daños considerables a muelles y embarcaderos. Las marinas sufren inundaciones y las embarcaciones menores rompen amarras en áreas abiertas.

3-Extensos: Amplios daños: grandes árboles derribados, al igual que anuncios y letreros que no están sólidamente instalados. Daños a los tejados de los edificios y también a puertas y ventanas, así como a las estructuras de los edificios pequeños. Casas móviles y caravanas destruidas. Marejadas de 2,97 a 3,96 metros sobre lo normal e inundaciones en extensas áreas de zonas costeras, con amplia destrucción de edificaciones que se encuentren cerca del litoral. Las grandes estructuras cerca de las costas son seriamente dañadas por el embate de las olas y los escombros flotantes. Los terrenos llanos de 1,65 metros o menos sobre el nivel del mar se inundan hasta más de 13 kilómetros tierra adentro.

4-Extremos: Daños generalizados en estructuras protectoras, desplome de tejados en edificios pequeños. Amplios daños en techos, puertas y ventanas. Hundimiento total de techos en viviendas pequeñas. La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas. Árboles y arbustos son arrasados, y los anuncios y letreros son arrancados o destruidos.  Marejadas de 4,29 a 5,94 metros sobre lo normal. Los terrenos llanos de 3,30 metros o menos sobre el nivel del mar se ven inundados hasta diez kilómetros tierra adentro. Alta erosión de bancales y playas. Inundaciones en terrenos interiores.

5-Catastróficos: Destrucción completa de tejados en algunos edificios. Las inundaciones pueden llegar a las plantas bajas de los inmuebles cercanos a la costa. Puede ser requerida la evacuación masiva de áreas residenciales. Árboles y arbustos son totalmente arrasados y arrancados de raíz. Daños de gran consideración en los techos de los edificios. Los anuncios y letreros son arrancados y arrastrados por el viento. Hundimiento total de techos y paredes de residencias pequeñas. La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas. Marejadas de 4,29 a 5,94 metros por encima de lo normal.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.