Acordes de un desfile

Una banda gigante de música acompañará a los participantes en el desfile y revista militar en saludo al aniversario 60 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y dedicado a Fidel y a la juventud cubana

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

A la señal del maestro de ceremonias comienza el ensayo. Primero los instrumentos de cuerda, luego los de viento y detrás los de percusión. Los segundos iniciales son los más trabajosos, pero no tardan en acompasarse, en inundar todo el espacio.

Desde hace meses, el escenario se repite en la Unidad de Ceremonias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), escenario donde ensayan los 340 integrantes de la banda gigante de música que acompañará al desfile y revista militar del próximo 2 de enero en la Plaza de la Revolución José Martí.

Tan variada como la procedencia de los intérpretes: estudiantes de las escuelas Amadeo Roldán, la Guillermo Tomás y la Nacional de Arte, e integrantes de las bandas municipales de La Habana, del Estado Mayor General (EMG) de las FAR, del Ejército Oriental y del Ministerio del Interior, es la orquestación realizada por cada grupo a las marchas e himnos previstos para la ceremonia dedicada al 60 aniversario de las FAR, al Comandante en Jefe y a la juventud.

Al empeño de unificar estos arreglos musicales han dedicado los últimos meses, en los que el orden y la disciplina han marcado el compás de cada pieza.

Bien lo atestigua el teniente coronel Ney Miguel Milanés Gálvez, al frente de la Banda de música del EMG desde hace 46 años y responsable de estas ceremonias desde 1974. Para este laureado orquestador, arreglista y compositor, conocido como El Maestro, no existen imposibles.

Así lo demostró cuando el pasado 25 de noviembre, ante la triste noticia del deceso de Fidel, se hizo necesario cambiar el repertorio previsto para el 2 de diciembre, por otro con un carácter más sobrio y conforme con el sentir del pueblo. Marchas e himnos representativos de nuestra historia nacional se distinguen desde entonces entre sus 24 nuevas piezas.

Además de la preparación musical, explicó Milanés Gálvez, todos sus discípulos reciben, desde los primeros momentos, la capacitación física y política básicas para el logro de la marcialidad y uniformidad que demanda este tipo de ceremonias del protocolo militar cubano.

Interpretar cada una de las piezas con el mayor rigor y calidad representa el objetivo primero de estos músicos que el próximo 2 de enero regalarán, con cada nota, el mayor tributo del pueblo y las Fuerzas Armadas a su eterno líder.

Una banda de alto nivel

La banda de música del EMG está integrada principalmente por jóvenes egresados de escuelas de música que pasan en la Unidad de Ceremonias su Servicio Militar Activo, y soldados del servicio de reenganche que deciden continuar prestando servicios a la Patria desde sus filas. Este colectivo cumple las misiones de acompañamiento musical de todas las ceremonias protocolares y militares del país, y constituye, en muchos casos, la primera imagen del visitante que llega a Cuba.

Fundada el 1ro. de abril de 1960 por orden del Comandante Juan Almeida Bosque, a solicitud del Comandante Ernesto Che Guevara, entonces jefe del Departamento de Instrucción del Minfar, la banda constituye un poderoso vehículo de divulgación artístico cultural encaminado a la educación patriótico-musical y a la elevada moral combativa de las tropas, en la misma medida en que contribuye a su recreación y esparcimiento.

Entre los disímiles reconocimientos obtenidos por la excelencia de su trabajo mantenido durante más de medio siglo de existencia, la Banda de música de EMG ostenta, desde el 16 de abril de 1994, la réplica del machete del Generalísimo Máximo Gómez Báez.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.