En reparación la Clínica Veterinaria de Carlos III en La Habana

En medio de los procesos de rehabilitación sus trabajadores no han dejado de prestar servicios, hecho que demuestra el alto compromiso para con el pueblo

Autor:

Juventud Rebelde

La clínica veterinaria José Luis Callejas, conocida popularmente como Carlos III, se encuentra en proceso de reparación, lo que permitirá prestar a la población un servicio de excelencia.

Aunque la rehabilitación comenzó en septiembre del pasado año, sus trabajadores no han dejado de prestar servicios, hecho que demuestra el alto compromiso para con el pueblo, según informó la Agencia Cubana de Noticias.

En el proceso inversionista participan brigadas de la Unidad Empresarial de Base de Construcciones y Servicios, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Bacuranao.

Yamilé Martínez, jefa de brigada, comentó que disponen de los materiales y los albañiles trabajan bajo la premisa de terminar la obra lo más rápido posible y con la calidad que requiere.

En tanto, Odalis Castillero, administradora de la clínica, expresó que habilitarán dos salas dirigidas a la capacitación de los médicos, una de ellas para conferencias y otra con computadoras conectadas a Internet, en aras de que el personal se actualice de cuanto sucede en su ámbito profesional.

Añadió que repararon el cuarto de los médicos y les hicieron un baño, lo cual evidencia una mejoría respecto a sus condiciones de trabajo.

En tal sentido, el doctor Cosme Zulueta Montero, con una experiencia de 33 años, calificó de fructíferas estas acciones «era tiempo que se hiciera algo así, a pesar de las dificultades presentadas con los recursos y es gratificante sentirse a gusto en el lugar donde laboras», acotó.

En estos momentos se desempeña como cirujano y los principales servicios que se prestan a las mascotas en su área son cesáreas, operaciones de tumores, úteros, hernias y amputaciones de extremidades y de enucleaciones oculares.

El doctor Juan Soto, quien trabaja hace más de 30 años en la clínica de Carlos III y labora en el departamento de Imageonología, recalcó que la tecnología es obsoleta, pero afirmó que luego de terminada la obra se prevé que entren aparatos modernos, con el interés de brindar un servicio de excelencia.

Según Soto desde que pertenecen a la Empresa Agropecuaria de Bacuranao sus salarios han mejorado, pues cobran casi el doble de lo que percibían anteriormente.

Refirió que la clínica era una unidad presupuestada, la cual pertenecía a la Empresa Veterinaria Provincial y ahora son una Unidad Empresarial de Base de Clínicas y Consultorios, asociada a la Empresa Agropecuaria de Bacuranao.

Por su parte, la doctora Marielis Lemus, jefa de laboratorio clínico, señaló que luego de la reparación del centro las condiciones de trabajo mejorarán, pues ampliarán el departamento y dispondrán de microscopios y otros equipos para hacer hemogramas y bioquímica sanguínea, con el objetivo de hacer un efectivo diagnóstico.

Al celebrarse este 24 de marzo el Día de la Medicina Veterinaria, la clínica Carlos III cuenta con 36 trabajadores, de ellos 13 médicos y 14 técnicos, cuya labor se centra en salvar la vida de los animales y tener un control preventivo de las enfermedades infecto-contagiosas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.