Por tramos y hasta más barato

Este lunes comenzó a funcionar un nuevo servicio para el insuficiente transporte de pasajeros, basado en la gestión de cooperativas no agropecuarias

Autor:

Yuniel Labacena Romero

No pocos habaneros y otros visitantes de la ciudad quedan asombrados ante lo que observan a su alrededor y más cuando se acercan hasta el chofer del taxi rutero y preguntan cuál es el precio del recorrido y hasta dónde llega.

Desde este lunes comenzó a funcionar un nuevo servicio para el insuficiente transporte de pasajeros, basado en la gestión de cooperativas no agropecuarias. Varios taxis ruteros cubren el trayecto desde la calle 272, en el municipio de La Lisa, hasta el Parque de la Fraternidad, con un recorrido similar al realizado por la ruta P-14.

La línea tiene tres tramos: de La Lisa a Marianao, desde ahí hasta la Avenida 26, y un último hasta el Parque de la Fraternidad. Cada uno cuesta cinco pesos. La noticia, aún de escaso conocimiento público —según comprobó Juventud Rebelde— deja con dudas a muchos viajeros.

«Falta divulgación de la medida. Me enteré de ella porque he visto varios taxis de este tipo recorriendo la capital y usted sabe cómo es el cubano: todo lo pregunta. Me acerque al chofer y así supe», dijo María Díaz.

A su lado, Dairon García estimó de muy positiva la decisión. «Ojalá se mantenga estable, que no sea cosa de un día y que lleguen más carros, pues es mucho el personal que cada día se mueve en La Habana».

Mientras este reportero conversa con pasajeros en las cercanías del Parque de la Fraternidad, estos se mueven de un lado a otro, pues no hay un punto exacto donde tomar los nuevos taxis ruteros.

Algunos vienen llenos mientras dan la vuelta al Parque, donde han de terminar su recorrido cuando llegan desde La Lisa. Otros se detienen frente al Palacio Central de Computación o cruzan la avenida y se posicionan justo donde está la primera parada del P-14. Y hay hasta quienes pasan un poco más allá y recogen.

«Periodista, la oferta está buenísima. He visto varios taxis uno detrás de otro. Parece que hay muchos, aunque las colas no terminan, lo mismo cuando llega un taxi que la guagua», comenta Darío Hernández.

Muy cerca de él está Ricardo Blanco, su destino es el Centro Comercial Puentes Grandes, en la Avenida 26, y elogia la oportunidad de que le cobren por tramos. «Solo tengo que pagar cinco pesos. Eso es magnífico, los boteros no quieren cobrar así».

Lilia Figueroa, quien ya en la mañana tomó en la parada de Cerro y Boyeros uno de estos ómnibus para llegar a su trabajo en La Habana Vieja, se siente muy complacida por su confort, algunos incluso con aire acondicionado; pero alerta: «Ahorita pasó uno por aquí, de los que son tipo guagüita, le pregunté el precio, y me dijo que hasta el hospital Frank País eran 20 pesos. No me monté. Hay que tener un buen control sobre esto», opina.

***

Algunos choferes se estrenan en la cooperativa no agropecuaria Taxis Ruteros 2. Entre ellos está Carlos Céspedes, quien afirma que su carro ha estado lleno durante todo el día. «Entré en el turno de las nueve de la mañana. Las personas lo toman mucho por tramos, pero igual funciona. Tenemos seis salidas desde las seis hasta las 11 de la mañana, a razón de diez carros por cada una. Debemos realizar siete viajes».

Giani Soto lleva cuatro años en la cooperativa y afirma que todo ha marchado bien, han recogido bastante personal y la gente se muestra contenta con esta nueva opción. «Manejo una micro (guagua) de 12 plazas. En nuestro caso asumimos cinco salidas por turno. Nuestro fin es incrementar los viajes, crecer en guaguas y hacer el servicio sostenible, pues ello se revierte en nuestro salario», detalla.

Varias pegatinas en los taxis ruteros advierten a la población de los precios y las rutas. Eso le permite no solo saber sino también exigir sus derechos. Así lo dijo Martín José Betancourt Companioni, presidente de la Taxis Ruteros 2, una de las primeras cooperativas no agropecuarias que surgió en el país cuando se aprobó esta nueva forma de gestión no estatal.

Vía telefónica y entrada la noche, pues se hallaba en la calle comprobando la marcha del experimento, Betancourt Companioni aseguró a este diario que todo parece encajar y significará una mejora en el servicio. Los resultados de transportación, de recaudación y otros detalles del primer día estarán este martes. «Eso sí, todos estamos embullados con este novedoso proceso y apostamos porque siga creciendo».

Como divulgó el Noticiero de la Televisión Cubana este lunes en su edición del mediodía, y ratificó a este diario el Presidente de la Cooperativa, se han dispuesto cinco guaguas y 60 taxis, marca Lada y Hyundai procedentes del balance de equipos pertenecientes al Ministerio del Transporte. El servicio tiene como horario el comprendido entre las 6:00 a.m. y 8:00 p.m.

Actualmente, se examinan otras variantes para facilitar el reordenamiento del transporte en la capital, entre ellas la propuesta de aplicar este sistema en el municipio de Diez de Octubre, debido a la cantidad de población residente en ese territorio.

Lo que se vive desde este lunes pretende regular el costo de los viajes en taxis dentro de la capital y se une a las medidas aprobadas en meses recientes por el Consejo de la Administración Provincial para proteger a los usuarios. Ante cualquier queja o sugerencia, no dude en llamar al teléfono 18820.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.