Para fundar y amar

150 delegados holguineros al Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes debatieron en cuatro comisiones de trabajo importantes temas para la juventud cubana

Autores:

Liudmila Peña Herrera
Lisandra Gómez Guerra

HOLGUÍN.— Dicen que cuando los jóvenes se juntan para «fundar y amar», no hay obra que se resista a sus manos. Lo saben quienes estuvieron cerca de los 150 delegados holguineros al Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes.

Reunidos en cuatro comisiones de trabajo, los muchachos y muchachas abordaron el empleo, el desarrollo sostenible y las consecuencias de las guerras, además del papel de los jóvenes en la defensa de los derechos humanos.

El Tribunal Antimperialista acogió sus voces de denuncia. La joven pediatra Indira Espinosa contó lo difícil que resulta para Cuba adquirir citostáticos para el tratamiento a niños con enfermedades oncológicas, sobre todo cuando en la Isla se diagnostican cada año alrededor de 300 casos, 60 de los cuales provienen de este territorio oriental.

Luis Miguel Rivas, gracias a su desempeño como electromédico en el Hospital Provincial Vladimir Ilich Lenin, conoce de dificultades y desvelos cada vez que se precisan nuevos citoscopios, broncoscopios, incubadoras y jeringas perfusoras, además del Surfacem, medicamento que solo puede adquirirse a través de terceros países y que es necesario para tratar la enfermedad de la membrana hialina en recién nacidos pre-término y con bajo peso.

Pero cuando la invitada Nancy Pavón subió en su silla de ruedas al estrado, se hizo un silencio sepulcral. La sobreviviente al atentado de Boca de Samá, llevado a cabo por Alpha-66, en 1971, jamás podrá olvidar la palabra terrorismo. Y si un día se apoderara de ella la desmemoria natural del ser humano, todavía estaría allí la prótesis de su pierna derecha para que el mundo recuerde.

Los jóvenes se insertaron en las labores agrícolas desarrolladas en Las Lucías, el segundo mayor organopónico del país, e hicieron sentir su fuerza creadora en la acampada antimperialista, en las cercanías del monumento que honra la memoria del Che.

En la jornada final del festival se presentaron oficialmente los 12 delegados (tres de ellos directos) de la provincia a la cita de Sochi, en octubre próximo.

Con  Fidel en el corazón

SANCTI SPÍRITUS.— Al ritmo de la más contagiosa conga, el centenar de delegados de esta provincia hizo suyo el centro histórico de la ciudad del Yayabo para con entusiasmo involucrar al resto de la urbe en el Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes.

Con banderas, consignas, frases y canciones transcurrieron dos intensas jornadas, en las que también estuvieron el pensamiento y la reflexión sobre tópicos esenciales de la Cuba actual, nación que es referente a nivel internacional por las políticas que actualmente defiende para los jóvenes, según la explicación ofrecida por Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC.

Los criterios de los delegados en las diferentes comisiones de trabajo confirmaron que los festivales son expresión del compromiso de mirar hacia adentro nuestro sistema socialista y perfeccionarlo.

Resultó significativo para la delegación espirituana el ascenso a Caballete de Casa, sitio donde palparon la historia que recoge el paso del Che y el Frente de Las Villas por el legendario Escambray. Realizaron también el Tribunal Antimperialista y un trabajo voluntario productivo en el municipio de Jatibonico.

La delegación de Sancti Spíritus a Sochi estará integrada por nueve jóvenes, incluido su delegado directo. Cada uno de ellos ratificó su compromiso con Fidel, desde el corazón, y el propósito de compartir las experiencias de la Revolución Cubana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.