Un huracán no es un punto

En la reunión del Consejo de Defensa Nacional se precisaron las medidas que se toman para preservar los alimentos, rescatar las cosechas que aún están en los campos, así como para proteger la maquinaria agrícola y las casas de tapado

Autores:

Nelson García Santos
Juan Morales Agüero
Margarita Barrios
Yahily Hernández Porto
Osviel Castro Medel
Hugo García
Luis Raúl Vázquez Muñoz
Glenda Boza Ibarra
Yensy Rivera
Lisandra Gómez Guerra
Liudmila Peña Herrera
Haydee León Moya

Es necesario que la población no pierda la percepción del riesgo. El huracán Irma es muy extenso, afectará prácticamente a todo el país, y hay que tener en cuenta sus tres eventos: la lluvia, el viento y las inundaciones costeras, expresó el general de división  Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Luego de escuchar la explicación de la Doctora Miriam Teresita Llanes, jefa del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, y de Amílcar Calzada, jefe del Centro de Meteorología Marina, puntualizó que es preciso que todos estén bien informados, se actúe con prontitud y se tomen todas las medidas para evitar pérdidas humanas.

En la reunión del Consejo de Defensa Nacional en la tarde de este jueves, en la cual participaron representantes de los órganos de trabajo que lo componen, se precisaron las medidas que se toman para preservar los alimentos, rescatar las cosechas que aún están en los campos, así como para proteger la maquinaria agrícola y las casas de tapado.

También se adoptan medidas para preservar la base material de estudio del curso escolar que acaba de comenzar, desmontar los paneles solares, las parábolas del sistema de comunicaciones, la red semafórica y señales de tránsito.

En este sentido se conoció que las instalaciones de wifi se irán desmontando poco a poco, pues de ese modo las personas pueden mantener la comunicación más tiempo.

Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, recordó que en Cienfuegos, durante el paso de un evento similar, fueron preservadas las bellas farolas que la engalanan, e instó a hacer lo mismo con las luces de los estadios de béisbol y otras luminarias que podrían perderse.

Igualmente, se preocupó por la zona de La Habana que tiene servicio eléctrico soterrado, debido a la posibilidad de inundaciones, a lo cual Jorge Hernández, representante de la Unión Eléctrica, argumentó que no hay manera de prevenir, pero sí cuentan con personal y técnica para solucionar los posibles daños en el menor tiempo posible.

También refirió que los grupos electrógenos están garantizados en los locales vinculados a la Salud Pública, panaderías y otros centros priorizados.

Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, destacó que el país cuenta con seis radares que monitorearán el paso del potente huracán por el país;  y puntualizó que un huracán no es una línea recta, y su amplio radio de acción no puede ser olvidado.

Con respecto a los turistas que se encontraban en hoteles de la cayería norte, José Manuel Bisbé, presidente del grupo empresarial Viajes Cuba, informó que más de 5 000 fueron trasladados a instalaciones seguras en La Habana y Varadero; desde hace dos días comenzó el retorno a su país de unos 10 000 procedentes de Canadá, previa coordinación con autoridades de ese país. Precisó, además, que turistas nacionales que se encontraban en zonas de riesgo o bases de campismo regresaron a sus casas.

Para el momento en que comience el proceso escalonado de recuperación luego del paso del huracán, la Unión Eléctrica cuenta con 1 600 hombres preparados para esas labores, así como tiene distribuida la técnica por todo el país; mientras el sistema de comunicaciones cuenta con 1 200 efectivos, entre ellos 71 brigadas de linieros.

Por su parte, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) pondrán sus medios logísticos en función del traslado de productos y objetos necesarios para las poblaciones más afectadas, así como sus fuerzas especializadas, de conjunto con las del Ministerio del Interior, para realizar tareas de rescate, recuperación de las vías obstruidas para el paso de los vehículos, entre otras labores.

Cuba espera preparada

Según los planes de evacuación, toda la población que vive a lo largo de unos 30 kilómetros del litoral que tiene el municipio de Baracoa, así como a la orilla de los ríos, se protege en casas de familias o amigos, en cuevas acondicionadas, túneles de la defensa e instituciones estatales preparadas para proteger a las personas. Hasta las seis de la tarde de ayer se habían evacuado          23 214 personas, de 36 483 previstas.

Una dirección fundamental es la protección de los techos, pues prácticamente acaban de ser montados más de 20 000 que fueron dañados por el paso del huracán Matthew, en octubre último.

Fueron trasladados a lugares seguros los 53 constructores de la Brigada internacional cívico militar Simón Bolívar de la República Bolivariana de Venezuela, que construyen el nuevo puente sobre el río Toa.

Brigadas especializadas alivian la acumulación natural de arena en la desembocadura de los ríos para impedir que se produzcan inundaciones en los asentamientos ubicados a orilla de los ríos Miel y Macaguaní.

La población de Cayo Granma, ubicado a la entrada del litoral santiaguero, será de las primeras en ser evacuada, debido a las posibles penetraciones del mar; también los que viven en otros puntos del litoral santiaguero y en el área de costa del municipio de Guamá, reseña el semanario Sierra Maestra. Funcionarán en esa provincia unos 125 centros de evacuación y se prevé evacuar a cerca de 38 000 personas en ellos. Alrededor de 20 000 personas se deben trasladar a casas de vecinos, y tomando como base la experiencia del huracán Sandy (octubre de 2012) se abrirán las puertas de los centros laborales con condiciones para servir como sitio de protección.

«No se debe perder la percepción de riesgo», se repitió la víspera en la reunión del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en Granma, órgano que llamó a prepararse para los escenarios más complejos: inundaciones en zonas bajas y costeras o deslizamientos de tierras en las montañas.

Desde ayer comenzaron a evacuarse pobladores de Guisa (montaña), Bayamo y Cauto Cristo (llanura) y empezaron a alistarse los centros que recibirán personas. Granma recibe aguas que escurren desde las tres provincias vecinas, algo que debe vigilarse.

El miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y viceministro de las FAR, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, recalcó este jueves en el CDP de Holguín, que es preciso proteger la vida de las personas, los bienes materiales que dejan en sus hogares, y los recursos del Estado.

En el territorio se contabilizan cerca de 84 500 personas protegidas. Asimismo, se trabajó en el desmonte de grúas y todo el material constructivo que se utilizaba en la edificación del hotel Albatros, en el balneario de Guardalavaca.

Para brindar atención médica especializada, se hallan brigadas quirúrgicas en zonas montañosas y de difícil acceso como La Melba y Arroyo Seco; además de que se desconcentraron instalaciones médicas de Gibara.

El ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, informó en la sesión del CDP que ya se encuentran brigadas especializadas en los lugares donde se prevé ocurra el mayor impacto, sobre todo desde Maisí hasta Villa Clara.

En Las Tunas, unas 51 000 personas, de las más de 236 000 residentes en zonas de peligro, se encuentran protegidas. 179 médicos y enfermeros asumen la atención médica de los evacuados, con prioridad para niños, ancianos, encamados y embarazadas. El CDP informó que se dispuso la preservación de los recursos de 156 almacenes, entre ellos los de la terminal de azúcar a granel de Puerto Carúpano, al norte del territorio.

El viceministro de las FAR y general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá, llamó en Ciego de Ávila a tomar todas las medidas posibles para atenuar el impacto del huracán.

Acompañado por el jefe del Ejército Central, general de división Raúl Rodríguez Lovaina, Quintas Solá participó en la reunión del CDP, donde se conocieron las acciones ejecutadas ante la amenaza del huracán, cuyos mayores efectos se esperan en la cayería norte y los municipios de Bolivia, Morón, Chambas, Ciro Redondo y Primero de Enero.

Se tienen alistados 129 albergues con capacidad para acoger 21 703 personas de los municipios con mayor nivel de amenaza.

Por su parte, en Camagüey, unas 9 790 personas se evacuarán en Esmeralda y se priorizan los asentamientos de La Guanaja, Palma City y Jigüey. Las empresas constructoras emplazadas en Cayo Romano y Cayo Cruz trasladaron equipos, maquinarias y personal hacia lugares seguros.

La evacuación de los residentes en las zonas costeras se indicó en Sierra de Cubitas, principalmente en Playa Puerto Piloto, principal balneario del territorio. Nuevitas posee sus mayores vulnerabilidades en los consejos populares de San Miguel, Camalote y Santa Lucía.

En el norteño municipio de Yaguajay, en Sancti Spíritus, se emprendieron las acciones para la protección de más de  3 000 personas. En la provincia se ha insistido en el desmontaje de más de 300 lámparas LED.

Unas 4 000 toneladas de productos son resguardadas en los almacenes del puerto de Cienfuegos. Entre esos productos, que se tapan y amarran, se encuentra azúcar para la exportación.

En Caibarién, por donde Irma afectará primero a Villa Clara, estaban prácticamente terminados los trabajos de aseguramiento para afrontar la contingencia. Así trascendió este jueves en una reunión en la que participó el general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá. Allí se explicó la marcha de la evacuación, el aseguramiento de los recursos, la disponibilidad de la cobertura médica, y la alimentación.

El polo turístico de Varadero acogió durante todo este jueves a cerca de 5 000 turistas extranjeros procedentes de la cayería norte de Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey. «Varadero estaba preparado para esta variante y los clientes reubicados cuentan con garantías de seguridad y de todos los servicios hoteleros», aseguró Ivis Fernández, delegada del Ministerio del Turismo en la provincia.

En Matanzas se espera evacuar a residentes de la ciudad capital, Cárdenas y Martí.

En Mayabeque, provincia en fase informativa, junto a La Habana y Artemisa, el CDP orientó revisar el estado de las cien micropresas y trabajar de manera oportuna en el vertimiento de los embalses que lo precisen; además de tomar las medidas de los planes de reducción de desastres en las  zonas cercanas a la costa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.