Presas seguras - Cuba

Presas seguras

Los repositorios evitan las inundaciones a gran escala de las zonas aguas abajo, a partir de su regulación, en el caso de las presas con sistema de compuertas o de la contención en el caso de los sistemas automáticos

 

Autor:

Juventud Rebelde

En dependencia de la intensidad de las precipitaciones que puedan registrarse a raíz de un fenómeno hidrometeorológico extremo, y del nivel de llenado de los embalses, se proyecta un período de vertido para aliviar los sistemas a través de las cuencas.

Durante el proceso de almacenamiento y vertido, los repositorios evitan las inundaciones a gran escala de las zonas aguas abajo, a partir de su regulación, en el caso de las presas con sistema de compuertas (hay 15 de estas en Cuba), o de la contención en el caso de los sistemas automáticos.

Fernández Richelme explicó que «las ventajas de los sistemas de compuertas radican en la posibilidad de disponer de un régimen de evacuación por asistencia, incluso antes de que el embalse alcance su tope máximo. No ocurre lo mismo con los aliviaderos de sistemas automáticos, los cuales, una vez que rebasan su capacidad de almacenamiento, vierten directamente el agua entrante».

En Cuba la mayoría de las obras se construyen mediante la compactación de la tierra, con recubrimiento de césped, losas o enrocamientos en las laderas aguas abajo y aguas arriba.

Tales estructuras, según su diseño, no soportan un escurrimiento superior a ellas; de aquí que la vigilancia por parte de los especialistas sea constante para asegurar el buen estado y verificar los índices de llenado de las mismas.

El ingeniero Fernández señaló que la revisión y el estudio de los parámetros técnicos son fundamentales para prevenir situaciones de peligro relacionadas con el mal funcionamiento de un sistema específico o en determinadas eventualidades climáticas.

«Una de las principales preocupaciones que enfrentamos hoy tiene que ver con la migración ciudadana a lo que nosotros llamamos lagunas o valles de inundación. Esto está relacionado con las largas temporadas inactivas en cuanto a vertido de los embalses, etapa en que se amplían los asentamientos poblacionales, pesqueros, linderos y sembradíos o se construyen viviendas».

Una conducta responsable por parte de los vecinos más cercanos a los embalses es el primer paso para asegurar el bienestar de ellos y la preservación de sus recursos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.