El futuro de Bolivia también es de batas blancas

A ocho años de la creación del Estado Plurinacional de Bolivia, los jóvenes constituyen una pieza clave para apoyar el liderazgo de Evo Morales, declaró a JR el Embajador de esa nación en nuestro país

Autor:

Liudmila Peña Herrera

HOLGUÍN.— Cuando pisó por primera vez la Ciudad de los Parques, la boliviana Mayra Morales Arancibia sintió temor de su decisión. Casi 12 años después, ya graduada como especialista de I Grado en Medicina General Integral, y con un niño a quien llaman, en Bolivia, «el cubanito», esta muchacha sueña con hacerse hematóloga «porque en mi país no existen suficientes especialistas y hay muchas enfermedades asociadas a la sangre».

Este es uno de los logros de una revolución gestada desde un país que ha puesto a su gente más humilde en el centro de sus decisiones.

Por eso, y porque dentro de Cuba, Holguín ha sido una provincia clave en la formación de más de 1 500 médicos bolivianos, el embajador de esa nación en Cuba, excelentísimo señor Juan Ramón Quintana Taborga, llegó hasta este territorio para celebrar este 22 de enero el 8vo. aniversario de la fundación del Estado Plurinacional de Bolivia.

«No se podría explicar la revolución democrática y cultural de Bolivia sin el apoyo del pueblo cubano, en particular porque la Brigada Médica le ha dado legitimidad al Gobierno nacional, al llegar a los lugares más inhóspitos. Eso ha generado mucha esperanza en cuanto a la salud. Pero tiene que ver también con el gran milagro de la alfabetización, pues ya se ha logrado alfabetizar al diez por ciento de la población en menos de un año con el programa Yo sí puedo, y después con el Yo sí puedo seguir», declaró a JR Quintana Taborga, quien destacó el papel protagónico de Cuba en los programas Operación Milagro, con casi 700 000 cirugías oftalmológicas, y Moto Méndez, para la atención y rehabilitación a personas con discapacidad.

Tras un encuentro con alrededor de 80 jóvenes bolivianos que cursan estudios de posgrado en la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, el Embajador resumió lo que su país espera de los jóvenes: «Queremos que se rebelen ante la agresión cultural proveniente del imperio. Esa cultura enajenante quiere jóvenes resignados, despolitizados y consumidores. Trata de despojarlos de lo nacional y de sus tradiciones. Esperamos que los jóvenes bolivianos tengan la capacidad de comprenderlo y enfrentarlo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.