Pinar del Río quiere

En la céntrica calle Martí fue multitudinaria la acogida del pueblo al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien concluyó la víspera una visita de Gobierno a la provincia

Autores:

René Tamayo León
Dorelys Canivell Canal

A pesar de su amplitud, la céntrica calle Martí, la principal de la ciudad de Pinar del Río, pareció quedarse estrecha ante la multitud de cubanas y cubanos que salieron a la avenida en la mañana de ayer para saludar al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Es una escena que se va haciendo habitual durante las visitas de Gobierno a los territorios u otros recorridos de trabajo, cuando la gente se entera de que el Jefe de Estado «anda por la zona». Cada día es más grande la concurrencia.

Los varones lo saludan e improvisan unas palabras; las damas también, aunque se ponen más cercas, para besarlo y elogiarlo; hay parroquianos que le plantean problemas personales o de la comunidad. No puede negarse que se ha hecho querer.

«Está teniendo el vínculo que hace falta con el pueblo», le dijo un hombre ya entrado en años, curtido por el trabajo. «Esto es continuidad, lo que nos han enseñado Fidel y Raúl, defender la obra de la Revolución», le respondió Díaz-Canel.

Desarrollo local

La víspera concluyó la visita de Gobierno a la provincia de Pinar del Río, iniciada el pasado miércoles, y en la que participaron, además del mandatario, vicepresidentes del Gobierno, ministras y ministros de varios sectores, viceministros y otros representantes de todas las carteras.

La jornada matutina del Jefe de Estado comenzó en el edificio recientemente inaugurado que da asiento al Centro de Gestión Estratégica del Desarrollo Local (GEDEL), integrado por un grupo técnico asesor, la maqueta de la ciudad de Pinar del Río en su versión fotográfica inicial, un comité provincial de coordinación y el Centro de Apoyo al Desarrollo Local (CADEL).

En la iniciativa, la más avanzada de su tipo en el país, se da un estrecho vínculo entre el Gobierno provincial, los municipales y la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca.

Díaz-Canel recibió información sobre la labor de la institución, que tiene entre sus fortalezas el hacer sinérgico y holístico; la investigación, el desarrollo y la innovación, y un enfoque comunicacional que incluye a los medios de prensa y al Portal del Ciudadano, uno de los emprendimientos pioneros de gobierno electrónico en Cuba.

En el encuentro con directivos y especialistas del GEDEL, el mandatario estuvo acompañado por los ministros de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández; de la Industria Alimentaria, Iris Quiñones Rojas; de la Construcción, René Mesa Villafaña; y de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez.

Al referirse a la iniciativa, la que calificó como una mirada integradora, el Presidente orientó la socialización de esta  para mayor conocimiento de ella en el resto de la nación, donde no existe una propuesta de tal magnitud, e incluso instó a crear una red de país con los grupos de desarrollo local.

También indagó sobre cómo la gente, el pueblo, está participando, porque «no podemos hacer gestión de desarrollo local sin tener en cuenta las motivaciones, las aspiraciones, la cultura y la historia de cada comunidad».

Luego de explicársele el uso que se les están dando a los medios de comunicación y al Portal del Ciudadano en este sentido, el mandatario cubano agregó que este es, además, un campo muy importante para el desarrollo de las ciencias sociales, a las que se les debe dar mayor espacio.

Refirió, además, que el desarrollo local y la autonomía territorial están entre las cuestiones más innovadoras de los Lineamientos del Partido y la Revolución del 6to. Congreso, actualizados en el 7mo. Congreso, en 2016, y en el Proyecto de Constitución de la República.

Ciudad para querer

Díaz-Canel estuvo a continuación en el Museo Provincial, centro que permite hacer un recorrido por la historia de Pinar del Río desde los tiempos ancestrales hasta hoy, a través de la preservación de importantes piezas museísticas y otros recursos visuales, incluidas obras de artes plásticas de reconocidos artistas contemporáneos de la provincia.

También hizo estancia breve en el hotel Globo, recién restaurado, donde fue acompañado por Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior, quien lo guió luego hacia al instituto de belleza Ilusión, que además de los servicios tradicionales que pudiera ofrecer una peluquería, posee variados salones para los más disímiles tratamientos, como gimnasios, saunas y hasta un espacio para la meditación.

El instituto goza de la preferencia de las mujeres de la urbe pinareña y se destaca por su estética y versatilidad. Al elogiar la instalación, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros insistió en la preservación del lugar. «Todo lo que recuperemos tiene que quedar mejor que antes y nada de lo que hagamos puede ir para atrás», dijo.

Al preguntar sobre el horario de servicio, que se extiende desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la noche, el estadista recomendó ampliarlo, a fin de darle más oportunidades a la mujer trabajadora para ser atendida allí.

Estamos haciendo

La consulta popular sobre el Proyecto de Constitución de los vecinos de dos Comités de Defensa de la Revolución del consejo popular Hermanos Cruz, celebrada en la noche del pasado miércoles, contó con la asistencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El debate lo inició Yamser Alejandro Díaz, quien al abordar el artículo relacionado con la Unión de Jóvenes Comunistas, destacó la participación consciente y protagónica de las nuevas generaciones en el actual debate sobre la Ley de leyes.

Entre las propuestas hechas por los lugareños para modificar, quitar o agregar, estuvieron, por ejemplo, las relacionadas con el trabajo como deber y obligación, la edad para asumir el cargo de Presidente de la República y el tiempo de ejercicio de este, el matrimonio, y la responsabilidad de la familia en la educación de niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

Al ser invitado al final del encuentro a intervenir, Díaz-Canel subrayó la responsabilidad que ha estado demostrando el pueblo en la consulta del Proyecto de Constitución, lo que ha echado por tierra las matrices de opinión negativas que han intentado sembrar los medios de comunicación hegemónicos a nivel internacional.

Todos vienen a estas reuniones con tabloides, y los traen llenos de apuntes, y, por otra parte, se participa con mucha responsabilidad y tino, señaló. «Estoy consciente de que estamos responsabilizados con la construcción de esa sociedad que queremos para el presente, pero sobre todo para el futuro».

Sobre la visita de Gobierno a Pinar del Río, explicó que esta ha permitido conocer más de los problemas de la provincia. «Las autoridades del territorio y las personas con las que hemos dialogado en cada lugar han sido muy honestas sobre los problemas que se tienen», dijo.

Entre los principales escollos están el transporte, el abasto de agua, los precios, los salarios, la vivienda (muy deteriorada debido al paso de ciclones por la región en lo que va de siglo), así como cuestiones particulares de determinados centros laborales y comunitarios, informó.

No obstante —aclaró—, este no es un recorrido del Presidente, de una persona en particular. Es una visita del Consejo de Ministros. Participa el Presidente, vicepresidentes, ministros y ministras, y representantes de todos los ministerios.

Con esto lo que estamos tratando es de concretar un principio de continuidad, de lo que nos han enseñado Fidel y Raúl: que el Gobierno Revolucionario se debe al pueblo, se debe a la Revolución, que debe estar en estrecha relación con el pueblo. Como dice Raúl, «con los oídos bien pegados a la tierra».

En estas visitas de Gobierno —abundó— estamos incorporando la noción de que, independientemente de lo difícil que es la situación, sobre todo en lo económico-financiero, acrecentada por la persecución financiera a partir de las medidas de la administración norteamericana y el recrudecimiento del bloqueo, hay cosas que si las planificamos y organizamos mejor, se pueden atenuar y hacer de una mejor manera.

«Siempre les digo a los compañeros y a las compañeras que  aunque los problemas sean grandes, si no se pueden resolver de inmediato de manera completa, les podemos ir “arrancando pedacitos”, y si nos acostumbramos a tener una dinámica, una sinergia mediante la cual a cada problema le “vayamos arrancando un pedazo”, vamos actuando sobre ellos y no crecen.

«Me comentaba Julio (Rodríguez Pimentel, primer secretario del Partido en la provincia), que su padre decía una frase —que tiene mucho de sabiduría—: “lo que no da nada, es no hacer nada”. Siempre hay que estar haciendo cosas. Y hay mucho talento entre todo nuestro pueblo para que no podamos enfrentar los problemas como siempre los ha enfrentado la Revolución».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.