Catorce terremotos perceptibles ocurrieron en Cuba en 2017

Santiago de Cuba fue el territorio más afectado, con diez eventos telúricos registrados al este de la ciudad, y tres al Sur del Uvero, en el municipio de Guamá

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

Catorce terremotos perceptibles marcaron el año 2017 para los residentes en la mayor de las Antillas, 12 de estos con intensidad tres y solo dos con intensidad seis, según la escala macrosísmica europea (EMS-98) en uso, en la mayoría de los continentes.

Según el Panorama Ambiental de Cuba, en su edición de junio de 2018, Santiago de Cuba fue el territorio más afectado, con diez de estos eventos telúricos, registrados al este de la ciudad, y tres al Sur del Uvero, en el municipio de Guamá.

Del único extrarregional, la publicación de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) explica que aconteció en la localidad de Santa Martha, Matanzas, el 29 de julio, a las 11:41 de la mañana, y tuvo una magnitud de 4,6 grados, según la escala de Richter. Asimismo, acota, tuvo una profundidad de diez kilómetros y clasifica como uno de los dos eventos telúricos que alcanzó intensidad seis durante el período.

El otro, expone, estremeció el Sur del Uvero el 17 de enero, a las 4:08 de la madrugada, con una magnitud de 5,8 grados, y pasó a la historia como el mayor del año por su impacto en toda la región oriental de Cuba y las afectaciones que causó en viviendas de varias localidades granmenses.

Los más fuertes

Según el sitio oficial del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais), ninguno de los movimientos telúricos perceptibles durante el pasado año se compara con los más fuertes registrados en el país hasta la fecha.

De acuerdo con el listado disponible en su página web oficial (www.cenais.cu), un total de 28 adquirieron esta categoría porque sus magnitudes superan los 5,7 grados en la escala de Richter.

Entre los ahí comprendidos sobresale, por antiguo, el registrado en 1551 en Bayamo, Granma, con 5,8 grados de magnitud según la escala de Richter, 15 kilómetros de profundidad e intensidad ocho.

Asimismo se destacan los sucedidos en Santiago de Cuba y que pasaron a la historia como el de mayor magnitud (12 de junio de 1766: 7,6 grados en la escala de Richter), mayor profundidad (7 de agosto de 1947: 50 kilómetros); y mayor intensidad (20 de agosto de 1852 y 12 de junio de 1766).

El último incorporado a este recuento azotó al poblado costero de Cabo Cruz, Granma, el 25 de mayo de 1992 a las 16:55, con una magnitud de 7,0 grados según la escala de Richter, 30 kilómetros de profundidad e intensidad siete.

¿Qué hacer antes, durante y después de un terremoto?

Antes:

-Elaborar un plan de contingencia, con sus familiares o vecinos, el cual permita precisar las acciones que debe realizar cada integrante de la familia o comunidad.

-Seleccione un lugar abierto y seguro donde acudirán después del sismo. Para un rápido desalojo debe saber dónde están colocadas las llaves de la puerta de salida.

-Prepare un morral que incluya un botiquín de primeros auxilios, comida enlatada, destapador de latas, agua potable, radio, linterna, pilas y un pito para enviar señales de auxilio.

-Ubique visualmente las salidas más seguras para el escape. Y de ser posible señálelas.

-Asegure y/o reubique los objetos pesados que puedan caer, tales como computadoras, lámparas, bibliotecas, cuadros, ventiladores, televisores…

Durante:

-Reaccione con serenidad y tranquilice a las personas que estén a su lado.

-Si está bajo techo protéjase debajo de una mesa, escritorio, pupitre o cama resistente. Si no hay muebles con los que protegerse, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina de la edificación en posición fetal.

-Retírese de ventanas, espejos o puertas de vidrio.

-Si está en un lugar muy concurrido (cine, teatro, el metro, etc.), no se desespere ni corra hacia las puertas, ya que muchas personas se harán daño al tratar de salir al mismo tiempo.

-Si está en la playa, salga del agua rápidamente, retírese de la orilla y sitúese en un sitio elevado, a una distancia de al menos 300 metros, pues pudieran ocurrir grandes marejadas.

-Si está en una silla de ruedas y bajo techo, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina. Luego frene las ruedas y cubra su cabeza con los brazos.

Después:

-Active el plan de emergencia.

-Al finalizar el movimiento, desaloje con prontitud y en orden a las personas de la escuela, casa o lugar de trabajo.

-No use los ascensores; recuerde que puede quedar atrapado. Utilice las escaleras.

-Procure no caminar descalzo.

-Encienda la radio para escuchar las recomendaciones de las autoridades y acátelas.

-Colabore en el rescate de los heridos.

-En caso de quedar atrapado, mantenga la calma. Pida ayuda en voz alta o utilice el pito.

-Esté preparado para los sismos secundarios conocidos como réplicas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.