Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Gente soñadora

Hacer las cosas bien y desde el corazón. Ese es el empeño que acompaña a los jóvenes de Sancof, una cooperativa no agropecuaria donde se realza el principio de colocar al ser humano en el centro de su actividad

Autor:

Hugo García Fernández

Matanzas.— Los jóvenes de la cooperativa no agropecuaria de Construcción, Andamios y Cofres (Sancof) están atareados con poner bonito el hogar de niños sin amparo familiar de esta ciudad. Nadie los presionó, la idea surgió espontáneamente en una reunión del comité de base de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y fructificó.

Primero hicieron un diagnóstico de qué necesitaban y luego donaron implementos escolares, entre otros artículos. Son recursos que se adquieren con la reserva que la cooperativa crea para los trabajos de responsabilidad social. El donativo especial se suma a la remodelación del inmueble.

«Varios jóvenes nunca habían militado en un comité de base y aquí por vez primera integran nuestras filas», comenta la joven Marianna Montenegro Morales, comunicadora institucional y secretaria del comité de base de la UJC. «Somos gente soñadora; cuando se nos ocurre una idea, la discutimos, pero nunca se nos pone un freno.

«En nuestro comité de base lo primero que se destaca es el diario cumplimiento de nuestro deber como cooperativistas y constructores, no buscamos hacer cosas extraordinarias, sino hacer lo que nos toca, y como decía el Che, hay que hacerlo bien», refiere la también licenciada en Periodismo.

Pondera que la organización que dirige se distingue por su responsabilidad social, pero sostiene que discuten los temas más apremiantes, como los resultados del trabajo en las obras, los problemas con el ausentismo, cómo están el anticipo de utilidades, el rendimiento y las valoraciones de los jefes. «Mi intención es lograr en el comité de base un equipo de amigos», ratifica.

Sancof, fundada en octubre de 2013, realza el principio cooperativista de colocar al ser humano en el centro de su actividad, una característica propia del sistema socialista. Son 53 jóvenes los que pertenecen a este centro y de ellos 17 son militantes de la UJC. Todos juntos se hacen sentir en cada obra y decisión.

Alberto Enrique Suárez López, chofer que estudia el primer año de Ingeniería Industrial, añade que una ventaja es la autonomía de la cooperativa, que posibilita tomar decisiones con sus recursos. «El núcleo del Partido nos apoya y a la vez nos conduce como nuestro guía, nos hace reflexionar a través de sus críticas constructivas; siempre nos ha acompañado», señala.

Según las líneas de trabajo para este año, la UJC de esta entidad matancera pretende fortalecer la vida interna y el funcionamiento del comité de base; influir en el universo juvenil como prioridad para la continuidad del crecimiento, y fortalecer las Brigadas Técnicas Juveniles y el Movimiento Juvenil Martiano.

Sin dejar a un lado su actividad productiva y como parte de la preparación y el conocimiento de la historia y de su formación ideológica, los jóvenes de Sancof han visitado sitios como El Morrillo, los museos a la Batalla de Ideas, Casa Natal de José Antonio Echeverría, el Castillo San Severino y el monumento al Che en Santa Clara.

Quizá por eso, en la asamblea de balance 11no. Congreso de la UJC, Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la organización juvenil, elogió el aporte de los más nuevos y los convidó a producir con eficiencia y a trabajar en la formación de valores. «Todo lo que hagamos debemos hacerlo bien y desde el corazón», les dijo.

Lo que hace Sancof

Sancof solo presta sus servicios en la provincia de Matanzas, aunque ha realizado labores constructivas en Santiago de Cuba por el 26 de Julio y en el Capitolio Nacional, excepcionalidades que aprobó el Ministerio de la Cons-

trucción. Participó en el proyecto Altar de la Patria, en el cementerio Santa Ifigenia, donde sus andamios fueron usados en el monumento a Carlos Manuel de Céspedes.

También Sancof ha apoyado las obras del aniversario 325 de Matanzas, en la calle Narváez, con pavimentación de adocretos y otras labores constructivas, así como en el parque y puente Watkin, el parqueo vehicular del teatro Sauto y el tratamiento a la fachada del mismo teatro.

El objeto social es brindar servicios de construcción civil y montaje, de reparación, remodelaciones y todo lo que tenga que ver con ejecución de obras. Como nos explicaron sus jóvenes, a la entidad la distinguen los servicios de manipulación de andamios y bambas, y elementos para encofrado.

El aporte de Sancof se hace visible en el cementerio Santa Ifigenia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.