Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Cada uno de nosotros… ¿qué puede hacer por Cuba?

Con un discurso que exaltó el amor a la Patria y otras virtudes que nos alejen del egoísmo, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, cerró en la tarde de este sábado una jornada parlamentaria que calificó de muy útil y apegada a la voluntad del pueblo

Autores:

Iviani Padín Geroy
Margarita Barrios Sánchez

«Hoy cerramos un ciclo de trabajo intenso y productivo. Durante este período el Parlamento no solo ha elaborado y aprobado tres leyes —como nos propusimos— sino que paralelamente, a través de sus Comisiones, ha evaluado actividades fundamentales del país apuntando con precisión, seriedad y responsabilidad en qué se avanza, y en qué no. Y cuánto es posible y necesario hacer para solucionar nuestros principales problemas.

«Los debates de las Comisiones se han difundido a través de los medios, en los cuales se aprecia un conocimiento más profundo y una mayor comprensión del momento que vivimos. Y lo más importante: se aprecia una clara identificación de los asuntos más apremiantes.

«Las 38 actividades que recibieron fiscalización de las Comisiones son aquellas en las que se concentran las quejas que afloraron en los estados de opinión de la población y las líneas para las que se decidieron las principales acciones de solución por parte del Gobierno.

Foto: Roberto Suárez

 

Fotos: Abel Rojas Barallobre

«Sé que ante la magnitud de los obstáculos que generan la burocracia, la insensibilidad, la desidia y otros males, algunos creen que no será posible salir adelante, y con cierta dosis de fatalismo que paraliza y frena el entusiasmo, afirman que esto no hay quien lo arregle.

«También conozco la preocupación sincera de quienes consideran que nos exigimos demasiado o que todo el mérito está en nuestra acción personal, que nos ocupamos incluso de “tareas que no son de un Presidente”. Me pregunto qué tarea puede no ser del Presidente en una nación como Cuba, en una Revolución como la nuestra, cuando la preceden ejemplos como los de Fidel y Raúl. 

«Ya lo dijo José Martí y lo probaron ellos: mover un país por pequeño que sea es obra de gigantes. Y quien no se sienta gigante de amor, o de valor, o de pensamiento, o de paciencia, no debe emprenderla.

«En nuestro caso, ya lo he dicho más de una vez, no solo trabajamos bajo la guía y el acompañamiento del General de Ejército y la generación histórica; también creemos profundamente en la obra colectiva y nuestro Consejo de Ministros y Ministras está actuando con la intensidad y la urgencia que nos dicta la vida a partir del intercambio constante con el pueblo, con el oído pegado a la tierra, como nos exige Raúl».

Fotos: Estudios Revolución

El Presidente cubano elogió la calidad de los debates a los cuales asistió durante estos días de trabajo de la Asamblea Nacional, y argumentó que es de destacar el salto que se está produciendo en las proyecciones del Órgano Supremo del Poder del Estado.

«Vamos entendiendo que cada minuto es crucial para sostener el futuro y escuchamos intervenciones aportadoras, bien preparadas, expresión de un vínculo profundo con las bases y una orientación intencionada de los esfuerzos.

«Satisface constatar al mismo tiempo que Gobierno y Asamblea están trabajando en sintonía. Juntos nos consagramos a buscar soluciones que nos permitan enfrentar la compleja situación económica en que nos han sumido el recrudecimiento del bloqueo, la persecusión financiera, la política brutal de la actual administración estadounidense en su regreso a la Doctrina Monroe, persiste en el enfermizo empeño de borrar del mapa lo que ellos agresivamente catalogan como eje del mal, o sea la Revolución Bolivariana, la Sandinista y la Cubana.

«La opinión de los adversarios es que 60 años de sanciones, amenazas y agresiones de todo tipo no solo han curtido a nuestra resistencia. La experiencia histórica de la Revolución es un libro insustituible de lecciones, la primera de ellas el intercambio vivo y directo con el pueblo, fuente permamente de creatividad y de aliento.

Foto:Abel Rojas Barallobre 

«De la generación histórica, de Fidel y de Raúl, aprendimos a desechar el lamento inútil y a concentrarnos en buscar salidas, a convertir los desafíos en oportunidades y los reveses en victorias.

«En esa escuela nos inspiramos hoy para promover el análisis crítico de lo que anda mal o no anda, para quebrar el bloqueo interno y para pedirles a todos una actitud proactiva, inteligente, comprometida y colectiva, todo lo cual fue expresado en esta sesión de la Asamblea en la que hemos aprobado tres leyes, dando inicio al intenso ejercicio legislativo que precisa la Constitución para hacerse efectiva», subrayó.

En sus palabras, Díaz-Canel se refirió a las nuevas leyes que aprobó el Parlamento en el actual período de sesiones, y destacó el amplio proceso de consultas con diputados y no diputados, en un nuevo ejercicio democrático que aportó al mejoramiento de los textos de cada una de ellas.

«Tenemos una nueva Ley Electoral, dijo, que garantiza jurídicamente los procesos de elecciones a los diferentes niveles del país y da respuesta a las Disposiciones Transitorias de la nueva Constitución. Además, hemos elegido a los miembros del Consejo Electoral Nacional, a quienes felicitamos.

«Eso nos pone en condiciones de elegir en octubre, en Asamblea Nacional del Poder Popular, los cargos fundamentales del Estado y posteriormente, antes de finalizar el año, el Consejo de Ministros.

Foto: Abel Rojas Barallobre

«La Ley de Símbolos Nacionales, por su parte, actualiza toda la normativa legal vigente sobre la materia, puntualiza y da mayor precisión a sus contenidos.

«Como se ha reiterado flexibiliza el uso de los símbolos nacionales dentro de un estado de orden y respeto a la legislación, promoviendo el empleo de esos emblemas como expresión de los sentimientos patrios y de veneración a lo que representan: nuestra larga historia de lucha por la libertad, la independencia y la soberanía de la Patria, a la cual se agrede constantemente con una perversa guerra simbólica de signo colonial e imperialista.

«No menos importante es la Ley de Pesca, por cuanto regula el necesario ordenamiento, la administración y control de la actividad pesquera, en función de la conservación y el aprovechamiento racional de los recursos hidrobiológicos en las aguas marítimas, fluviales y lacustres de la República de Cuba con el fin de contribuir a la soberanía alimentaria de la nación».

Más adelante, el Jefe de Estado se refirió en cifras a la situación económica del país, y argumentó que en el primer semestre esta se desarrolló en un contexto de restricciones, fundamentalmente de divisas y combustible, debido al recrudecimiento del bloqueo, la persecusión financiera, la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, la prohibición para los viajes de cruceros y otras medidas que tienen el propósito de afectar, principalmente, el turismo y la inversión extranjera, para asfixiarnos económicamente, provocando mayores carencias que desmovilicen a nuestro pueblo.

«En este complejo escenario en el primer semestre no se alcanzaron los ingresos previstos por exportaciones, con afectaciones fundamentalmente del turismo, el níquel —cuyo precio bajó— y la exportación de azúcar. No obstante se han cumplido niveles de producción esenciales para el país.

«En el año 2018, una vez concluidos los cálculos y las conciliaciones de los niveles de actividad que determinan el comportamiento de la economía, se alcanza un crecimiento del Producto Interno Bruto de 2,2 por ciento superior al 1,2 por ciento que se había estimado en diciembre de 2018.

«Lo anterior implica que para alcanzar el crecimiento planificado para 2019 se requiere crecer más que lo que inicialmente pedimos, subrayó.

«En el presente año, aun en el ojo del huracán de las adversidades que el enemigo concibió para asfixiarnos, la economía cubana puede crecer ligeramente gracias a que contamos con potencialidades para resistir y continuar avanzando en nuestro desarrollo.

«Pero, el escenario en que se desempeñará el turismo cubano en el segundo semestre, será más complejo. El mayor decrecimiento estará concentrado en los arribos marítimos, por la cancelación de operaciones de los cruceros, lo cual impacta al mercado de Estados Unidos principalmente.

«En el período el balance en divisa mantiene lo planificado; igualmente se cumple la indicación de que el pago de deuda no supera la toma de créditos, que es otra de las medidas para no incrementar el endeudamiento externo.

«Ha existido déficit con la importación de combustible, lo que nos ha obligado a asumir medidas de restricción interna para su consumo, evitando en lo posible afectaciones a la población y a las principales producciones y servicios de la economía. En este contexto adquiere mayor importancia el ahorro y el control para poner cada litro donde más se necesita».

Además, precisó que en el transcurso del año se ha insistido en la necesidad de recuperar la producción de carne de cerdo, y se prioriza la industria para la elaboración de productos conformados con el objetivo de justificar su rendimiento y ampliar la oferta de productos cárnicos a la población.

«Se ponen en explotación un grupo de inversiones para incrementar la capacidad de operación de carga y almacenamiento de combustibles, la transportación de pasajeros, la actividad turística, la producción de la industria química, y favorecer los servicios hidráulicos y la generación eléctrica mediante el uso de fuentes renovables de energía.

«Durante el primer semestre de 2019 se aprobaron diez nuevos negocios con capital extranjero que totalizan un monto de inversión comprometido de 1 395 millones de dólares.

«Se proyecta para el cierre del semestre la terminación de 15 748 viviendas, la circulación mercantil minorista se cumple al 95,1 por ciento.

«La ejecución del presupuesto en el primer semestre del año se caracteriza por un cumplimiento de los ingresos y un déficit inferior al programado. En síntesis estos datos nos dicen que el país avanza, que ninguna política imperial podrá superar nuestra voluntad de ir por más. Nada podrán lograr los aspirantes a verdugos del pueblo cubano frente al empeño de trabajar para vencer y derrotar la genocida política anticubana con el esfuerzo de todos.

«Como escribió Fidel: “Nadie se haga la ilusión de que el pueblo de este noble y abnegado país renunciará a la gloria y  los derechos y a la riqueza espiritual que ha ganado con el desarrollo de la educación, la ciencia y la cultura. Advierto además que somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de nuestro pueblo”.

«He retomado esa frase de Fidel, porque siendo una lección es una predicción, fruto de su legendaria capacidad de viajar al futuro y regresar para contarlo, como le explicó un amigo argelino.

«Durante los análisis de las comisiones de la Asamblea, más de una vez hablamos de los errores y deficiencias que provocaron los picos de desabastecimiento que nos afectaron en meses recientes, en primer lugar por la falta de liquidez, pero también de responsabilidad por la mentalidad importadora.

«Importar acomoda y se convierte en un vicio que mata la iniciativa, sentenció el mandatario; y añadió que en Cuba producimos huevos, pero casi todo el pollo lo importamos. Y no había ningún       proyecto de inversión extranjera en esa área. Hoy hay ocho proyectos para la producción estatal de cerdo y pollo que incluye la fabricación de pienso y no solo utilizando materia prima importada sino   granos de producción nacional e incorporando los resultados del programa del Comandante en Jefe para la alimentacion animal.

«Este tema nos lleva a otros: la pobre gestión exportadora y la limitada inversión extranjera, el escaso encadenamiento de la producción nacional con la propia inversión extranjera y con actividades como el turismo, llamado a convertirse en locomotora de la economía nacional.

«La falta de visión sobre los aportes que puede hacer la informatización de la sociedad, en absolutamente todos los ámbitos, y la subestimación del sector no estatal de la economía en los encadenamientos».

Hoy estamos haciendo análisis y oportunamente informaremos sobre nuevas decisiones sobre el comercio interior y otras que deben movilizar todas las reservas productivas del país. Solo queremos que estén al tanto de cuánto nos han aportado los recorridos por el país y el pensamiento colectivo sobre la batalla económica, y cuánto y cómo trabajamos para promover las mayores potencialidades y reservas que aún tenemos para marchar adelante, dijo.

Pensar Cuba desde la noción de todos

El Presidente cubano también se refirió a la situación internacional y al papel de nuestro país en esta nueva hora que la política de Washington ha impuesto al mundo. Al respecto, señaló que la política exterior de Cuba —que con la Revolución cumple este año su 60 aniversario— ha continuado extendiendo los lazos de la nación en todas las regiones del planeta.

Como fruto de la sostenida trayectoria liderada por Fidel y del impulso revolucionario, nuestra proyección hacia el exterior continúa inspirada en la solidaridad y el internacionalismo, el respeto al derecho internacional, así como en los propósitos y principios de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), afirmó.

«Cuba mantiene relaciones de amistad y en muchos casos de cooperación con casi todos los países del mundo, gozamos de respeto y confianza por nuestra contribución a la paz, por nuestra lealtad a los compromisos y por la limpieza de nuestra conducta.

«Contribuimos activamente a los esfuerzos internacionales a favor de la justicia, de la protección de los derechos humanos y del medio ambiente, del fomento de la seguridad y en defensa del derecho de los pueblos a la autodeterminación», expresó.    

Asimismo, Díaz-Canel acotó que el pueblo cubano disfruta de la gratitud de los pueblos con los cuales ha compartido empeños y sacrificios de forma desinteresada, no pocas veces con riesgos de vida. 

En Cuba, argumentó, se forman alrededor de 12 600 profesionales de unos 133 países. Los vínculos con la mayoría de esas naciones son ejemplos exitosos de lo que la ONU denomina Cooperación Sur-Sur, basada en la autocomplementariedad y autosostenibilidad entre países en desarrollo.

«Somos parte de la comunidad internacional que hoy tiene el desafío de enfrentar la conducta agresiva y arrogante de Estados Unidos; serio peligro para la paz, la seguridad y la existencia de las fuentes de las que depende la vida en el planeta, asociado al uso de las armas nucleares y al progresivo cambio climático.

«Quienes ahora tienen a su cargo la conducción política de tan influyente nación, han demostrado que desprecian los compromisos e instrumentos jurídicos acordados libremente por la gran mayoría de los Estados. Ellos desconocen el derecho a la autodeterminación de los pueblos y niegan el principio de la igualdad soberana entre las naciones».

Están equivocados al creer que la voluntad de su Gobierno se puede imponer sobre otros —incluso sobre sus propios aliados—, a partir de amenazas, castigos o imposiciones de aranceles comerciales y restricciones económicas,    insistió el mandatario. 

En casos más graves acuden a la guerra no convencional, a conflictos armados o la incitación e implementación de golpes de Estado, sin importar las consecuencias, prosiguió Díaz-Canel.

Ese Gobierno, explicó, propone destruir el sistema de relaciones internacionales edificado en las normas y principios de la Carta de la ONU. En el hemisferio occidental, la administración de Estados Unidos ha declarado abiertamente la vigencia y aplicación de la infame Doctrina Monroe, un vil instrumento del colonialismo, neocolonialismo y del imperialismo que cuestiona el derecho a la autodeterminación y amenaza la soberanía de todas las naciones de América, sin excepción.

«Contra la República Bolivariana de Venezuela, Estados Unidos ha lanzado numerosos medios de agresión, todos proscritos por la ONU». Sin embargo, permanecen sin rendir cuentas por sus acciones criminales: el fomento de la violencia, el sabotaje económico, los planes de magnicidio, la aplicación de medidas económicas dirigidas a provocar el sufrimiento y la penuria de la población, el financiamiento y organización de golpes de Estado, el robo de los activos soberanos y el uso oportunista de la ayuda humanitaria con fines de desestabilización política.

Una vez más, el dignatario reiteró la firme solidaridad y el apoyo de Cuba a la Revolución bolivariana y chavista, a la unión cívico-militar de su pueblo, al gobierno constitucional encabezado por el presidente Nicolás Maduro Moros, y al esfuerzo de ese noble pueblo en defensa de su soberanía y su rechazo a la injerencia extranjera.

Contra Cuba, precisó, la conducta de  Estados Unidos permanece aferrada al objetivo de lograr la asfixia económica mediante el endurecimiento del bloqueo y el fomento de la subversión política a la que dedica cada año decenas de millones de dólares, con el ánimo de dividir, confundir y debilitar la unidad de nuestro pueblo.  

Para ello, han diseñado una feroz campaña de propaganda orientada a desacreditar a la Revolución, a sus dirigentes, al glorioso legado histórico; a denigrar las políticas sociales a favor del desarrollo y la justicia, a liquidar las fuerzas políticas de izquierda y los movimiento sociales populares. «Quieren establecer el macartismo para intentar destruir las ideas del socialismo», puntualizó. «Como señaló Raúl el pasado 10 de abril en este Parlamento, y cito: “A pesar de su inmenso poder, el imperialismo no posee la capacidad de quebrar la dignidad de un pueblo unido, orgulloso de su historia y de la libertad conquistada a fuerza de tanto sacrificio».

Díaz-Canel Bermúdez recordó que en pocos días estaremos todos celebrando un aniversario más de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, con sede para el acto central en Granma, provincia cuyo nombre honra a la embarcación que trajo a Cuba la libertad definitiva hace más de 60 años por Las Coloradas.

«En representación de las generaciones que le dan continuidad al proceso independentista iniciado por aquellas tierras hace casi 151 años, hablaremos en la conmemoración y seguramente habrá nuevas valoraciones que hacer sobre los progresos y los desafíos que nos esperan para la segunda mitad del año.

«Hoy resulta impostergable llamar al pueblo de Cuba y especialmente a sus representantes en el máximo Órgano de Poder del Estado para que cuanto hemos hecho y hagamos sea defendido por todos y cada uno de nosotros, con la certeza de que así nos defendemos», alertó.

Nuevamente, el Presidente cubano depositó toda la confianza en el pueblo y sobre él dijo que, «sabio como es, ha entendido la trascendencia de las medidas económicas más recientes y ha reaccionado con inteligencia». Asimismo, comentó que es preciso aprovechar todas las oportunidades que se abren para la industria nacional, ya sea en el sector empresarial, el presupuestado o, incluso, el privado, siempre a golpe de trabajo, innovación, ciencia y producción.

En esta nueva etapa, insistió, la clave está en el desarrollo local, conscientes de que todo lo que se genere y avance en ese nivel beneficiará directamente al pueblo. Tenemos que estudiar y ver todo lo que nos puede aportar el ahorro como fuente de ingresos, y nuestra espiritualidad como fuente de energía creativa.

Destacó que debemos revisar también las directivas aplicadas en tiempos de Período Especial, sin miedo a los términos, porque hay muchas iniciativas y    lecciones que nos pueden funcionar ahora.

Además, subrayó, tenemos que perder el mal hábito de creer que todas las soluciones vendrán desde arriba; debemos ir hacia ese cambio de mentalidad para avanzar hacia donde queremos y mejorar la calidad de vida del pueblo.

El mandatario enfatizó en la importancia de seguir  progresando en cuanto a Gobierno Electrónico, un imperativo para estos tiempos de conectividad y comunicación. «Otros podrán ser más ágiles y efectivos difundiendo mentiras, pero el pueblo sabe que la Revolución, por principio, solo dice la verdad», comentó después de hacer alusión a los continuos casos de fake news sobre la realidad cubana. 

También se refirió a la funcionalidad de los servidores públicos y a los valores que deben tener al tratar con la población, y alegó que todos tenemos que ser educados, honestos, amables, humildes y sensibles, porque detrás de todo cubano o cubana hay un ser humano que necesita atención. «Tenemos que ser serios y eficaces en las respuestas», definió.

Realizó un llamado a subordinar los intereses personales a los colectivos, sin afectar ninguno de los dos, sino integrándolos por el bien propio y de todo el pueblo. También es preciso, dijo, alimentar el sentimiento socialista en nuestra gente, en la lucha por alcanzar toda la justicia que nos legó José Martí.

El Presidente cubano compartió otra consideración: «El único modo de resolver nuestros problemas es que todos y cada uno de los que amamos la Revolución nos preguntemos cotidianamente: ¿qué puedo hacer, qué puedo aportar?, cuál puede ser mi cuota de entrega personal para el crecimiento colectivo. Haga cada uno su deber y nada podrá vencernos. Es por ello que hemos convocado a pensar como país. 

«La periodista Leticia Martínez explicó muy bien en un tuit a lo que me refiero. Ella escribió: Que tu problema sea el mío, que no me sea indiferente lo mal hecho, lo que dañe a Cuba, y lo que no le aporta. Que el egoísmo no comande  las acciones diarias y sí la solidaridad. Que la opinión de cada uno sea escuchada, desde el respeto».   

También hizo referencia a la décima que Yoerky Sánchez Cuellar, director de este diario, subió a la red social en respuesta a Leticia: ¿Qué es pensar como país?/ Es entregarse al trabajo; / cortar los vicios de un tajo, / hacer al otro feliz./ Proteger nuestra raíz/ frente al consumismo cruel;/ es hacer nuestro papel/ y cumplir con humildad/ el #SomosContinuidad/ con Raúl y con Fidel.

«Efectivamente, pensar como país, pensar Cuba, es que todos nos entreguemos en cuerpo y alma al servicio de la nación, sacando el mayor provecho de las fuerzas más formidables y poderosas de la Revolución: la Unidad. Ese es nuestro monumento a la generación histórica, una obra en construcción que afiance el pasado, sostenga el presente y garantice el futuro de la Revolución, infinita como los sueños de los hombres y mujeres que la iniciaron», expresó el Presidente cubano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.