Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Guantánamo y Santiago, los más afectados en el oriente

En esas dos provincias se reportan los mayores daños después del paso de Laura, aunque la tormenta también dejó incomunicadas a más de 20 pequeñas comunidades en la serranía de Granma

Autores:

Osviel Castro Medel
Juan Morales Agüero
Odalis Riquenes Cutiño
Haydee León Moya
Nelson Rodríguez Roque

Aunque en las cinco provincias orientales Laura dejó afectaciones, fueron Guantánamo y Santiago las que sufrieron los mayores daños, al punto de que en el primer territorio más de 160 000 personas quedaron sin electricidad, mientras en la llamada Tierra Caliente los pobladores de cuatro municipios (Segundo Frente, Tercer Frente, Guamá y Contramaestre) carecían ayer de ese servicio.

En ambas provincias, varias brigadas de la Empresa Eléctrica trabajaban con intensidad para restablecer la energía y se laboraba para «destrabar» algunas vías.

Precisamente, un tramo de la carretera que conduce a Baracoa amaneció intransitable este lunes debido a las inundaciones costeras, por eso se hacen ingentes esfuerzos para restablecer el paso, al menos en una de las sendas.

Las mejores noticias para la provincia más oriental estuvieron relacionadas con el agua que acumularon las presas, fundamentalmente en La Yaya, el mayor embalse de la provincia.

En medio del impacto de la tormenta, dos incendios de gran magnitud afectaron instituciones de la cabecera provincial santiaguera. Las causas de ambos sucesos se investigan y se cuantifican los reales daños.

El primero comenzó a la 2:30 de la madrugada en el área de almacén del politécnico Pepito Tey, y provocó la pérdida de importantes recursos materiales destinados al curso escolar a reiniciarse en septiembre y de colchones que se usan en ese centro interno habitualmente. Extinguir este incendio demoró unas tres horas porque se extendió a otras zonas.

El otro siniestro, precisó a la prensa Yaneivis Hechevarría Batista, vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial, se originó sobre las 3:30 a.m. en la sede de la empresa avícola, ubicada en la intersección de las calles Aguilera y Corona, en el centro histórico de la urbe, y provocó daños también en las viviendas colindantes.

Gracias a la ágil actuación de los bomberos y las fuerzas de las zonas de defensa y los consejos de Defensa municipal y provincial, no se lamentan pérdidas de vidas humanas en ninguno de los dos lugares. En el citado politécnico se encontraban 33 personas evacuadas; en tanto 19 familias (67 ciudadanos) residen en las cercanías de la institución situada en Aguilera.

A pesar de que las lluvias no fueran tan intensas como se esperaba, en los 11 embalses santiagueros, que se mantienen a más del 50 por ciento de su capacidad de almacenamiento, hasta media mañana se reportó un incremento de 30 millones de metros cúbicos de agua, número que sí trae beneficios para la agricultura, que cuenta hoy con más de 50 000 hectáreas sembradas de diferentes cultivos.

En Granma, según datos preliminares, más de un centenar de familias debían lamentar perjuicios en sus viviendas, sobre todo en las cubiertas. Uno de los hechos más notables al paso de Laura fue el colapso, por las crecidas de río Yao, de uno de los puentes que da acceso a la conocida localidad de San Pablo de Yao (sede de la Televisión serrana) y a más de 20 comunidades del Plan Turquino en el municipio de Buey Arriba.

Federico Hernández Hernández, presidente del Consejo de Defensa, llamó a trabajar con inmediatez para restablecer esa obra ingeniera y de paso recalcó que el peligro continúa pues en las montañas persisten arroyos y afluentes crecidos,  que en otras ocasiones algunos irresponsables pretendieron cruzar y tuvieron un final infeliz.

Los embalses de la provincia pasaron del 37 al 44 por ciento de llenado —una cifra todavía preocupante— y los mayores registros de precipitaciones se reportaron en  la estación de Aforo, en El Plátano, en el municipio de Guisa, de 185,1 milímetros; y en la Derivadora de Bayamo, en la capital provincial, de 113 milímetros.

Por Las Tunas y Holguín el evento meteorológico transitó sin provocar grandes afectaciones, aunque en este último territorio se registran daños a algunas viviendas en los municipios de Mayarí y Cacocum, y perjuicios a plantaciones agrícolas como el plátano y la fruta bomba en la zona de Banes.

Haber protegido a más de 300 000 personas en el oriente del país —unas en viviendas y otras en albergues— fue uno de los factores que contribuyó a la preservación de las vidas en esta parte de la nación que concentra a tres de las cuatro provincias más pobladas de Cuba: Santiago, Holguín y Granma. Ahora comienza el camino de la recuperación.

En el poblado de El Cobre de la provincia de Santiago de Cuba hubo afectaciones al servicio eléctrico y caída de árboles. Foto: Tomada de Radio Mambí

Daños en viviendas y techos de instituciones estatales se registraron en la provincia de Guantánamo. Foto: Tomada del periódico Venceremos

En la tarde de este lunes retornaban paulatinamente a sus lugares de origen las cerca de 83 000 personas que fueron evacuadas en Holguín para proteger sus vidas. Foto: Tomada del periódico Ahora

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.