En cada momento hicimos lo que debimos hacer

Autor:

Julio Martínez Molina

 Foto: Milagros Hidalgo CIENFUEGOS.— Los Hermanos Novo, fundadores del Movimiento de la Nueva Trova en Cuba, cumplen su primer cuarto de siglo de vida artística.

—¿Qué emparenta a los trovadores de su generación con sus predecesores y con los que le sucedieron?

—Roberto Novo: Han pasado generaciones, pero en todos ves que hay una forma de hacer canciones, y eso es lo que queda de la Nueva Trova.

«Nos consideramos parte de ese Movimiento, y hemos ido quitando en la medida en que el tiempo nos demuestra qué vale».

—¿Hay más presencia de lo político en su obra reciente?

Roberto: No establecemos diferencia en nuestros textos. Desde siempre para nosotros fue cantar: cuando le cantamos a nuestros hijos ha sido como cantar al Che; cuando musicalizamos versos de Antonio Guerrero estuvimos convencidos (y estamos convencidos) de que había que cantar sus versos.

«Cuando ha sido necesario hacerle una canción a la juventud comunista se la hicimos, y ahí está Va el joven cubano, el tema del VIII Congreso de la UJC. O La Canción del Alba, antes del último Festival Mundial desarrollado en Venezuela, porque sabemos lo que significa la juventud para un país como Cuba».

—No puede soslayarse el disco Regresaré.

—Pedro Novo: Lo primero que hicimos con la obra de Tony Guerrero fue musicalizar el poema De este amor, del libro Desde mi altura, su primer poemario; luego se hizo el disco Regresaré, con la musicalización de estos poemas.

«Luego vinieron otras canciones, de modo que la amistad con los familiares de los Cinco se ha solidificado. En fin, lo más lindo de estos años es que siempre hemos hecho lo que debíamos hacer».

—De la relación con los familiares de los Cinco se concibe el surgimiento del libro ¿Quién se atreverá a decir que la verdad no sale de la boca de los niños?

—Roberto: Mirtha un día vino aquí, y nos dijo: «Miren, esto es parte de una intensa comunicación a través de cartas con una maestra francesa llamada Annie Marie Arroyo Senecal.

«Vean que historia más linda puede salir, de cómo sus alumnos trabajaron en su clase de Burdeos alrededor de un poema de Tony, sin saber quién era él, y sin embargo con una respuesta fabulosa por parte de los pequeños.

«Mirtha dejó aquello en nuestras manos, y entre Teresita Chepe y Roberto Novo se escribió el libro ¿Quién se atreverá a decir que la verdad no sale de la boca de los niños?.

—¿Cómo se aprestan a culminar Los Novo su primer cuarto de siglo?

—Pedro: Reorganizamos el repertorio y finalizamos un libro que contendrá las más de 30 canciones dedicadas a Cienfuegos, como Los viejitos de mi parque, Entre brisas y olas, Bulevar, La Canción a Pascual, La Canción del Padre Panchito, El son de Espinosita y tantas otras, con breves comentarios de cuándo y cómo surgieron.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.