Palabras que van y vienen

Autor:

Juventud Rebelde

Un joven, a quien quiero mucho, me preguntó el significado de riposta. Extrañadísima de que no lo supiera, le contesté sin pensarlo, igual que hubieras hecho tú: «Respuesta enérgica». Me aseguró que no aparecía en ningún diccionario. Con una insuficiencia imperdonable —bueno, en honor a la verdad, ninguna es excusable—, le dije: «¡Seguramente no lo buscaste bien!».

¡Qué angustia! Pues nada, diccionarios que iban y venían, como estas palabras nuestras, y sin un cubo a mano donde meter la cabeza. Me acordé de aquel niño, que al salir de un examen de Geografía, pedía a Dios: «¡Haz que París sea la capital de Italia, porque yo lo puse así en la prueba!». Estaba segura de que, incluso, había hablado o escrito acerca de eso, hacía poco, pero las neuronas mías están desapareciendo a la velocidad de la luz; no sé dónde se esconden.

Al fin —¡Eureka!— lo encontré en el Diccionario Panhispánico de dudas: «En el español de varios países de América, especialmente en la zona caribeña, se emplea el galicismo ripostar (del francés riposter), con el sentido de “responder o replicar, especialmente de manera airada”, y “devolver un golpe o contraatacar”». Incluyen como ejemplo unas palabras de Paradiso (José Lezama Lima, 1966): «Usted se vuelve hacia mí, y quiere penetrar en mi destino. Eso me obliga a ripostar, utilizando cuantas armas creo tener».

La RAE admite su uso porque, como vimos, aparece en obras literarias de prestigiosos autores de esta región, pero aconseja utilizar preferiblemente en su lugar, las voces españolas equivalentes: responder, replicar o contraatacar. Claro está que seguiremos empleando la nuestra.

La respuesta de hoy

Abel J. Rodríguez Expósito, Holguín: Desapercibido se usa ya como inadvertido o no percibido, generalmente en la expresión: pasó desapercibido. El español de la Edad Media lo empleaba por desprovisto, desprevenido. Se criticaba como galicismo. Hoy pertenece a la norma culta. Son válidos: apercibir y apercibirse por: percibir y darse cuenta. No diga: «se apercibió que»; sino: «de que». Quedan otras dudas en su carta. Las iré respondiendo poco a poco.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.