Satisfechos los lectores cubanos con la Feria del Libro

Asisten Esteban Lazo y Abel Prieto a la presentación del libro El azúcar en Matanzas y sus dueños en La Habana

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Daniel Mitjan MATANZAS.— La Feria del Libro mantiene gran expectativa en los lectores y en el transcurso de estos días hemos constatado el alto índice de satisfacción de la población, subrayó aquí Abel Prieto, ministro de Cultura, durante la presentación del libro El azúcar en Matanzas y sus dueños en La Habana, del ingeniero matancero Alberto Perret Ballester.

En la Oficina del Historiador de la ciudad, el miembro del Buró Político señaló que la mejor noticia es que existe un lector más exigente, que escoge mejor lo que va a adquirir.

Comentó que eso dice de la calidad y de que ya se recogen los frutos de ese inmenso empeño del país por contar con un pueblo cada vez más culto.

También asistieron a la presentación Esteban Lazo, miembro del Buró Político; Pedro Betancourt García, primer secretario del Partido en Matanzas; el escritor Miguel Barnet, e Iroel Sánchez, presidente del Instituto Cubano del Libro, entre otros dirigentes e intelectuales.

El autor de este libro tiene 78 años de edad y nació en el municipio de Unión de Reyes, de esta provincia, donde el desarrollo de la industria azucarera trajo aparejada la expansión ferrocarrilera de la región, al tiempo que su familia administró una fundición vinculada al sector azucarero y que tuvo relevancia nacional.

Esta obra de la Editorial Ciencias Sociales menciona hechos acaecidos desde mediados del siglo XVI hasta el año 1992; muestra una prolífera cronografía con 340 fotos y 95 minibiografías, incluye información sobre las compañías y colonos y ambienta aquella época de la esclavitud.

Miguel Barnet, autor de Cimarrón y apasionado de estos temas, se refirió a las constantes rebeliones de los negros esclavos, quienes, precisó, nunca fueron verdaderamente esclavos, sino esclavizados.

Con alrededor de 500 páginas y gran formato, esta obra enriquece el patrimonio histórico cubano, motivo por el cual Barnet sugirió presentar un proyecto ante la Oficina Regional de la UNESCO, con el objetivo de declarar Patrimonio Mundial de la Humanidad a la región conocida como llanuras de Colón, donde hubo una significativa concentración de esclavos.

Rosa de la lectura

La editorial pinareña Cauce ganó este año y el anterior el Premio Nacional La Rosa Blanca, que otorga la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), lo cual, para numerosos expertos, ubica a la provincia más occidental a la cabeza del movimiento literario para niños, que incluye también artistas plásticos.

El año anterior la colección vueltabajera Fililí, de Literatura infantil y perteneciente a Cauce, compartió ese mérito con otra colección de la editorial Unión. Este año Rehilete, también de Cauce, fue la triunfadora. Como parte de esta se premió en edición a Carlos Fuentes, por la antología Cuentos a caballo. Igualmente el reconocido escritor pinareño Nelson Simón recibió el Premio al mejor libro integral por Preguntas de Rocío, publicado por Gente Nueva, con ilustraciones de Raúl Martínez.

Interrogada sobre el desarrollo de la literatura infantil en el territorio más occidental, Basilia Papastamatiú, jurado en La Rosa Blanca, dijo que en esta provincia se trabaja con mucha seriedad la literatura para niños, con el lenguaje adecuado para ese público, además de que solo se edita lo que verdaderamente tiene calidad. Citó nombres como los de Nelson Simón, Alberto Peraza y Marcia Jiménez.

La escritora Magaly Sánchez Ochoa, también jurado de dicho Premio, es del criterio de que el trabajo de Pinar del Río es el más completo en este género dedicado a los niños, y que ha encontrado un gran impulsor en el escritor Nelson Simón, director de la editorial Cauce —ver El peso de la isla— que en la XVII Feria del libro tiene en todo el país 110 000 ejemplares, la mayoría de literatura infantil, destacándose la antología Un, dos, tres, que recoge la obra de 13 autores.

El público infantil adquiere en esta feria títulos de los autores citados, y otros como La verdadera historia de Pancho Garrancho, del pinareño Néstor Montes de Oca, cuya presentación también contó con la participación de la actriz Mery Márquez, quien llevó a los niños a trotar en un paseo imaginario, en una suerte de ejercicio físico y fantasía. (Zenia Regalado)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.