Un domingo en La Habana con Kool and the Gang

Vestidos de blanco, los 11 miembros de la banda subieron al capitalino escenario de la Tribuna Antimperialista, para deleitar al público que coreó cada una de sus canciones, entre ellas  Joanna, Get down on it y su popular Celebration

Autor:

Juventud Rebelde

Miles de cubanos cantaron y bailaron este domingo con el grupo estadounidense Kool and the Gang en un concierto en el que revivieron algunos de sus más añejos temas, informó PL.

Vestidos de blanco, los 11 miembros de la banda subieron al capitalino escenario de la Tribuna Antimperialista, para deleitar al público que coreó cada una de sus canciones, entre ellas  Joanna, Get down on it y su popular Celebration.

El público copó las inmediaciones del malecón habanero con carteles en inglés y frases como «Gracias Kool», «Estamos felices de tenerlos aquí» o «Después de 30 años seguimos amándolos», por citar algunos.

Los artistas mostraron su virtuosismo como cantantes e instrumentistas e invitaron a compartir el espectáculo a algunos colegas cubanos, entre ellos el joven percusionista Yaroldi Abreu y el trompetista de la orquesta Van Van, Alexander Abreu, quienes se lucieron en sus interpretaciones.

Este último acompañó a Kool en la pieza Open sesame, incluida en 1977 en la banda sonora del filme Fiebre del sábado por la noche, de John Badham.

La banda hizo una pausa para entregar al Instituto Cubano de la Música uno de los Discos de Oro acumulados durante estas cuatro décadas de trabajo y que pasará a formar parte de los fondos del Museo de la Música.

Este será un recuerdo imborrable de hermandad de los amigos de Kool, afirmó el presidente de esa institución, Abel Acosta, al agradecer el gesto.

Horas antes de actuar en La Habana, los músicos aseguraron a la prensa que su visita a la isla era un intercambio cultural histórico esperado por ellos desde hace años. Vinimos aquí como músicos, no como políticos, afirmaron.

Su líder, el guitarrista y cantante Robert Kool Bell, dijo que en su formación musical y en esta visita a la isla está presente la inspiración de su padre, quien estuvo en La Habana en la década del 50 del siglo pasado, cuando era boxeador.

Durante su estancia, los intérpretes visitarán un centro hospitalario y una escuela de música, donde protagonizarán una descarga de jazz con artistas de varias generaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.