Presidió Raúl Castro acto inaugural de la XIX Feria Internacional del Libro

El presidente cubano Raúl Castro Ruz y el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, país invitado de honor a esta fiesta de la literatura, participaron en la gala de apertura del mayor evento cultural de la Isla, que se efectuó en la Plaza de San Francisco de la fortaleza de La Cabaña

Autores:

José Luis Estrada Betancourt
Jaisy Izquierdo

La magnífica interpretación de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Conservatorio Amadeo Roldán de la fabulosa Obertura Festiva Opus 96, compuesta por Dimitri Shostakovich, el más importante sinfonista ruso de mediados del siglo XX, dio inicio este jueves, en todo su esplendor, a la esperada 19 Feria Internacional del Libro (FIL), Cuba 2010.

Y es que la Federación de Rusia resultó la escogida en esta edición para que participara como el país invitado de honor del evento cultural de mayor alcance social de la Isla, lo cual explica la presencia en La Habana de una delegación encabezada por el excelentísimo señor Serguei Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores, compuesta por más de 120 escritores, periodistas, artistas, investigadores.

Porque existe una rica historia de más de 50 años de intercambios entre los pueblos de Martí y Lenin, el canciller Lavrov expresó ante la presencia de Raúl y otros dirigentes del Partido y el Gobierno cubanos, su satisfacción por permitirle a su nación, una de las principales editoras de libros del mundo, ser el centro de atención de una «Feria que se ha convertido en una celebridad no solo en América Latina sino también más allá de sus fronteras. Nos separan miles de kilómetros, pero conocemos muy bien a los cubanos porque han sido nuestros amigos fieles y sinceros».

Como ya se ha hecho habitual, al agradecer el hecho de que se le dedique esta fiesta de la literatura, la Premio Nacional de Ciencias Sociales, María del Carmen Barcia, aseguró que el máximo galardón que guarda en su alma es el de ser profesora, y confesó que lo asume con orgullo porque ello significa dedicación absoluta, fe en lo que se hace, disposición sin límites, entrega total; rasgos que la distinguen y que explican el porqué recibe tan importante reconocimiento.

Por su parte, el novelista, investigador y ensayista Reynaldo González, Premio Nacional de Literatura, también dio la bienvenida a una Feria que se desarrolla a pesar de la gravedad del tiempo, a la vez que señaló el esfuerzo que realiza el país para no perder la brújula de la cultura.

Tras consagrar al poeta José Lezama Lima, cuyo centenario se recuerda en este 2010, la distinción que se le otorgó, «por ser símbolo de dignidad y de resistencia intelectual», González aprovechó para recordar cuál debe ser el papel de los intelectuales cubanos, llamándolos a ser participantes y no adorno, y a mantener la fuerza del intelecto y la creación, desde el compromiso con la cultura y la nación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.