Esculturas de papel adornan la Feria del Libro

Dentro de las propuestas de la 19 Feria Internacional del Libro se encuentran los talleres de origami, que acogerá todas las mañana el Pabellón Infantil

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Abrió al público la 19 Feria Internacional del Libro en La Cabaña, y con ella los talleres de origami, que acogerá en la mañana, todos estos días, el Pabellón Infantil.

Dirigido a todas las edades, estos talleres se han convertido desde la primera jornada en una de las grandes atracciones de Tesoro de Papel, gracias a la labor que allí realizan especialistas como Rodolfo Díaz Yglesia y José Raúl Ajuria Chang.

El origami, que significa doblar papel, es una técnica japonesa muy extendida en el mundo. Sin embargo, apenas es conocida en la Isla, según afirma Rodolfo Díaz, quien la practica desde el 2006, mucho antes de que comenzaran a llamar la atención a partir del estreno de Prison Break.

Todo sucedió cuando dos de sus profesoras de idioma japonés empezaron a familiarizarlo con esta técnica que luego Díaz ha ido popularizando a través de talleres que imparte, con la colaboración de la Embajada de Japón, en la Casa de Asia de La Habana Vieja y en la Biblioteca Enrique José Varona.

Rodolfo explica que para conseguir las más disímiles y coloridas figuras, solo basta con realizar un determinado número de dobleces. Asegura que, además de lo que con esta técnica se puede lograr desde el punto de vista estético, e incluso utilitario, ella es una aliada para las prácticas terapéuticas.

Elaborar origami, asegura, ayuda a la concentración, a potenciar la memoria, a la socialización, mientras que las acciones que exige, aumentan el flujo sanguíneo en la parte prefrontal del cerebro, a decir de los científicos nipones.

En el espacio que ocupan estos talleres dentro del Pabellón Infantil, llaman poderosamente la atención las magníficas piezas que ejemplifican el origami modular, realizadas por José Raúl Ajuria Chang, quien para enseñar a los pequeños que se agolpan a su alrededor decidió convocar a toda su familia.

En un inicio, Ajuria Chang asumió experiencia como un hobby, hace alrededor de un año, mas sus propuestas son tan vistosas que fue convocado por la Editorial Gente Nueva para que se les uniera en esta FIL, de ahí que, por este motivo, determinara nombrar Tesoro de Papel a su grupo.

Nos gusta trabajar lo mismo el origami modular, dice, que el plegable, el kusudama... Nuestro mayor interés es divulgar este arte en la Isla.

José Raúl Ajuria Chang no se ruboriza al afirmar que lo que hace es arte, y sueña con que algún día se funde en Cuba una asociación de origamistas, «porque para mí estas no son simples figuras, sino esculturas de papel».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.