Ballet Nacional de Cuba ofrece gala por el Día Internacional de la Mujer

Luego de la presentación del documental Siempre Vilma, de las palabras de Yolanda Ferrer, secretaria general del FMC, y del homenaje a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, los asistentes disfrutaron de variado programa

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Creada el 23 de agosto de 1960, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) arribará a su aniversario 50 justo en el año en que se cumple un siglo de que se proclamara en Copenhague, Dinamarca, el Día Internacional de la Mujer, durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas.

Tan importante efeméride para las féminas del mundo, pero sobre todo para las más de cuatro millones de cubanas que integran la organización fundada por Vilma Espín, no podía pasar por alto. Y para recordar el trascendental suceso, tuvo lugar este lunes, en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana, una gala de lujo protagonizada por el Ballet Nacional de Cuba y auspiciada por la FMC.

Como preámbulo, luego de la presentación del documental Siempre Vilma, y de las palabras de Yolanda Ferrer, secretaria general del FMC, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso fue homenajeada especialmente por sus compañeras de fila, quienes le reconocen haber enriquecido con su arte y con la compañía que sabiamente conduce la vida espiritual de todos los cubanos.

Asimismo, Yolanda Ferrer dio lectura a una carta de los Cinco a las féminas cubanas, quienes son «nuestra inspiración y nuestra fortaleza». Gerardo, René, Antonio, Ramón y Fernando enviaron cinco calurosos besos a todas nuestras mujeres.

La velada, dirigida por la Alonso, permitió disfrutar a los asistentes de un programa que inició con Las Sílfides, la siempre agradecida obra de Fokin que, con música de Chopin —este 2010 también rememora el bicentenario de su nacimiento—, posibilitó el lucimiento de las magníficas Anette Delgado, Sadaise Arencibia y Yanela Piñera, secundadas formidablemente por Mercedes Piedra y Amanda Fuentes.

Una vez más el BNC evidenció la valía de la danza masculina por medio de Alejandro Virelles (Las Sílfides), de Javier Torres en el pas de deux El cisne negro; o de los impresionantes jóvenes en Acento.

Sin embargo, fueron ellas, bellas y danzantes cubanas, las que estuvieron realmente espléndidas: tanto las ya mencionadas, como Marlén Fuerte en Un concierto en blanco y negro, de José Parés; y Viengsay Valdés que con su magnética Odile hizo delirar al público.

Con esta gala inicia la jornada nacional con la cual la FMC celebrará sus 50 años y que tendrá momentos relevantes como la recordación de los aniversarios 80 y 90, respectivamente, de Vilma Espín (7 de abril) y Celia Sánchez (9 de mayo).

A este homenaje del BNC a la mujer cubana asistieron también los miembros del Buró Político Ricardo Alarcón y José Ramón Balaguer Cabrera; la integrante del Secretariado del Comité Central, Olga Lidia Tapia, Lázara Mercedes López Acea, primera secretaria del Partido en la capital, así como la Heroína del Moncada Melba Hernández, entre otros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.