La guarandinga llegó hasta el Gran Premio Cubadisco 2010 - Cultura

La guarandinga llegó hasta el Gran Premio Cubadisco 2010

El disco En guarandinga por toda Cuba acaba de ser galardonado con el Gran Premio de la XIV Feria Internacional Cubadisco 2010, además de ganar en los apartados de mejor disco de música infantil y mejor diseño

Autor:

Kaloian Santos Cabrera

Un murciélago prieto y otro rosado sostienen una querella en una tonada tradicional campesina, titulada Controversia murcielaguina. Un sucu sucu narra lo que pasa en una cola; bailando chachachá se cartean una polimita, que vive en Baracoa, y un chivo de Soroa; o a ritmo de mambo aprendemos la receta del exquisito congrí.

Si usted quiere conocer una visión auténtica (entre otras muchas que puedan existir) de lo que es nuestra Isla, hay que escuchar el disco En guarandinga por toda Cuba (sello Bismusic), de la trovadora Rita del Prado y el dúo Karma, conformado por Xóchitl Galán y Fito Hernández.

El fonograma, junto a Mis raíces (Bismusic), de María Victoria Rodríguez y Pancho Amat, acaba de ser galardonado como el mejor álbum de Cubadisco 2010, tras haberse alzado con el Gran Premio de la Feria y los lauros en las categorías de música infantil y mejor diseño.

Guarandinga le llaman popularmente, en zonas rurales de Cuba, a ese medio de transporte que no es más que una guagua tirada por un camión o un tractor. Rita y Karma se han apropiado del sentido de esa invención y han bautizado así su peña musical rodante.

No es casual que estos tres músicos, sin abandonar cada uno sus respectivas carreras, se hayan juntado en esta maravilla.

Rita del Prado, compositora y psicóloga, goza de una sólida obra trovadoresca labrada a lo largo de los últimos veinte años. Sin embargo, su trabajo autoral más conocido, es el dedicado a los niños.

El dúo Karma, por su parte, lo integran jóvenes bardos que fusionan y experimentan sonoridades de nuestra América y más allá. Me alimento de palabras /que nacen sin ser pensadas./ Me bebo la sed que tienes/ de descansar en mi almohada./ Yo no quiero miedos viejos/ que resbalen si los nombras, declara el dúo nacido en 1999, en su canción Aguacero nocturno.

Y con semejantes talentos va la peña rodante e interactiva por todos los caminos. Los protagonistas de La guarandinga se vuelven una orquesta: Guitarras, sonido del tres hecho con la boca, un batá que sale de la relación fonética de las frases Come ñame con yuca/ y malanga con mojo/ Fufú… Bakán…, y el esbozo sonoro y particular de misceláneas conformadas con peinetófonos, sonajero, choclo, machetes, ocarinas, claves y cajón. Y en cada parada, y de forma gratuita, el trío regala, de su propia autoría, canciones y juegos musicales que transitan las sonoridades e historias identitarias de nuestro país y sus habitantes.

Así con un son que da título al álbum, transitan de oriente a occidente: con Carola pasan por el viaducto de La Farola o, en compañía de Gumersindo Diago, llegan hasta el barrio santiaguero de El Tivolí. Visitan hasta Nueva Gerona, en la Isla de la Juventud: ¿Y hasta Gerona cómo es que se van?/ En guarandinga y catamarán. Con ingeniosidad similar no faltan entonces en este disco habaneras, contradanzas, cumbias-son, yambú, tango-congo, trova tradicional y una conga donde un ciempiés convida a su dama: «ciempiesa» Teresa,/ vámonos pa’, Oriente/ que allá los parientes/ están de carnaval.

Las perspicaces letras contagian a chicos y grandes. De ahí que En guarandinga por toda Cuba, aunque esté dedicado al público infantil, sea un disco y una peña para todos.

A ello se unen los espléndidos arreglos hechos por Fito Hernández. Una organicidad armoniosa que nos muestra una rica diversidad musical. Cada pieza así lo confirma, como también la maestría de la grabación, mezcla y masterización de Reinier López, nominado por este trabajo en el Cubadisco.

Especial evocación merece el arte visual de todo el álbum. El diseñador Karell Cambara, junto a Xóchitl Galán,  han creado e ilustrado un mágico mundo con obras en plastilina modeladas por la propia Xóchitl.

Es un deleite inusitado entonces disfrutar de este disco que es también una cofradía. Y es que no son pocos los que en todo este tiempo nos hemos hechos adeptos a La guarandinga de Rita, Xóchitl y Fito. Se ha ido formando una estirpe «guarandingosa» y musical, que no quisieron dejar de contribuir al disco: Entre ellos está el tres de la joven Enid Rosales, el laúd del experimentado Guajiro Miranda; el contrabajo a cargo de José Manuel Díaz; el clarinete del jazzista Ernesto Vega, el violín de Zull Morales, la viola de Yanet Aguillón y el cello de Laura Falcón. También aparecen invitados especiales como La Colmenita, el trovador santaclareño Roly Berrío y el actor Roberto Jiménez.

Rita del Prado y el dúo Karma, más que protagonistas, productores y directores generales de En guarandinga por toda Cuba, son verdaderos orfebres que, con virtuosismo, nos regalan una obra de arte en el sentido más amplio de la frase. Ahora esperemos que este disco no quede, como muchas otras joyas musicales nuestras, detrás de las vidrieras, sin que pueda escucharse suficientemente por la radio o se divulgue por la televisión.

Por lo pronto, y todavía de festejo por los merecidos premios, Rita del Prado y el dúo Karma anuncian ya la próxima estación de la peña rodante La guarandinga. La cita es el próximo sábado 22, en la Casa del ALBA cultural, en Línea y D, Vedado. ¡Allí nos vemos!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.