Actuar, bailar, cantar

A partir de este jueves, los cinéfilos amantes de la música y la danza podrán encontrar rotundos éxitos de taquilla en los principales cines del país, como parte de la programación del ICAIC para este verano

 

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Para quienes gustan de la música y la danza guiando la trama de una película, será una fiesta el ciclo A, B, C... (Actuar, bailar, cantar), que inicia este jueves en las principales salas cinematográficas de todo país, y donde los cinéfilos podrán encontrar clásicos y rotundos éxitos de taquilla, como parte de la programación del ICAIC en este verano 2011.

Por tanto, julio se convertirá en un mes muy musical, tanto que los espectadores podrán deleitar sus ojos y sus oídos con melodías que llegarán no solo a partir de la visión de Hollywood, sino también de las cinematografías de Francia, Reino Unido, México, Argentina, España, Austria, Alemania, Australia, la antigua Unión Soviética... y, por supuesto, de Cuba, que estará representada en A, B, C... por la más reciente El Benny, de Jorge Luis Sánchez, con Renny Arozarena en el rol del Bárbaro del Ritmo; la inolvidable La bella del Alhambra, de Enrique Pineda Barnet; y Patakin (Quiere decir ¡fábula!), de Manuel Octavio Gómez, estrenada en 1982, y donde Miguel Benavides, Asenneh Rodríguez, José Manuel «Litico» Rodríguez y Alina Sánchez, entre otros, encarnan personajes que representan figuras míticas de la religión yoruba.

En este ciclo habrá para todas las exigencias. Y es que quedarán complacidos tanto aquellos que adoran el «cine del ayer» y las películas protagonizadas por Carlos Gardel (El día que me quieras), Jorge Negrete (Jalisco canta en Sevilla), Sara Montiel (El último cuplé), Carmen Sevilla (Cera Virgen), Marilyn Monroe (Los caballeros las prefieren rubias), Frank Sinatra (Can can), Rocío Dúrcal (Las leandras) y Pedro Infante y Libertad Lamarque (Escuela de música); como los otros que no se cansan de admirar clásicos que soportan el paso del tiempo.

En este último grupo se ubican producciones al estilo de Los paraguas de Cherburgo y Las señoritas de Rochefort, donde la diva francesa Catherine Deneuve repite con el director Jacques Demy, pero alterna con Nino Castelnuovo y François Dorléac; Bodas reales, protagonizada por Fred Astaire; El amor brujo, de Carlos Saura, que une a Antonio Gades y Cristina Hoyos; ¡Hello, Dolly! con su elenco de todos estrellas: Barbra Streisand, Walter Matthau y Louis Armstrong; Las modelos y Cantando bajo la lluvia, con Gene Kelly a la cabeza; la Gigi de Vincente Minelli; Chorus line, de Richard Attenborough; y dos obras de arte como Cabaret y All that jazz, empieza el espectáculo, de Bob Fosse.

Mas no solo son Demy y Fosse los cineastas que aportan más de un largometraje a este ciclo. También están Baz Luhrmann con su arrasadora Moulin Rouge (Nicole Kidman, Ewan McGregor y John Leguizamo) y Bailes de salón, que filmara en 1992 y que cuenta la historia de Scout, quien desde pequeño se ha estado preparando para el Campeonato de la Federación Australiana de Bailes de Salón, pero en la semifinal improvisa unos pasos y... Asimismo, el gran Milos Forman aparece con dos filmes que habrá que ver una y otra vez: Amadeus, que llevó al estrellato a F. Murray Abraham por su impresionante Salieri; y Hair, el cual se desarrolla en tiempos de la guerra de Vietnam.

Un ídolo de multitudes como el ya desaparecido Michael Jackson también se encuentra en Actuar, bailar, cantar, mediante las cintas Moonwalker, donde se pueden disfrutar algunos de los grandes éxitos musicales llenos de deslumbrantes efectos especiales; y Esto es todo, realizada con el material grabado durante los últimos ensayos del Rey del pop, mientras preparaba su regreso a los escenarios. De igual modo, otras películas nos harán recordar a estrellas como el llamado Rey del rock and roll (Elvis: los primeros años) y The Beatles (Help).

Al principio me refería a que en el ciclo clasifican largometrajes que se han convertido en taquillazos. Y entre ellos están Fama, de Alan Parker (de este director se puede ver también The commitments), ¡Mamma Mia! La película (ocasión para aplaudir nuevamente a Meryl Streep), Flashdance, que nos descubrió a Jennifer Beals; La bamba, la cual narra la meteórica carrera de Ritchie Valens; la Fiebre del sábado noche con el joven John Travolta; y Bailando suave, que muestra la faceta de bailarín de Patrick Swayze.

Actuar, bailar, cantar incluye, además, algunas películas inspiradas en afamados musicales como es el caso de Jesucristo Superstar, de Norman Jewison; Cats, de David Mallet; Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet, de ese genio nombrado Tim Burton (actúan Johnny Depp y Helena Bonham Carter); Chicago, adaptación de Rob Marshall; y la versión que hiciera Joel Schumacher de El fantasma de la ópera.

Para no dejar a un lado son el filme francés Zouzou, que nos reencontrará o presentará a Josephine Baker; la oscarizada La vida en rosa, de Olivier Dahan, basada en la vida de Edith Piaf (Marion Cotillard); la rusa Somos del jazz, de Karen Shakhnazarov; Farinelli, el castrado, coproducción entre Bélgica, Francia, Italia y Alemania; y Los fabulosos Baker Boys, con los hermanos Jeff y Beau Bridges, y la sensual y siempre deslumbrante Michelle Pfeiffer.

Mucho bueno para apreciar este julio, y sobre todo para inspirar al espíritu en medio del verano.

 

 

 

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.