La X que ha marcado a Cuba - Cultura

La X que ha marcado a Cuba

El cantante X Alfonso culminó su gira nacional en el teatro Milanés, satisfecho de haber entrado en contacto con un público al que le gusta la música que aporte algo, que le haga pensar

Autor:

Adriana Castillo González

Amanecía. Drelos, piercings, pantalones ajustados… presidían la cola para asegurar la entrada al último concierto de la gira nacional de X Alfonso, en el teatro Milanés de Pinar del Río. Una abuela con zapatillas aseguraba que X regalaría al público Reverse, su último disco.

Ya en la noche Habaneando, En todas partes, Arenas de soledad, Habana Blues… despertaban la voz de quienes asistían al concierto. Revolution levantaba una ola:

siluetas de cuerpos y manos abiertas liberaban fuertes movimientos, a un mismo ritmo. Otros no abandonaron su asiento, pero el simultáneo golpe de sus cabezas al viento revelaba que se identificaban con los temas que escuchaban, los sentían.

«Prefiero que la gente tenga mi música antes que una disquera, es mejor regalarla. Me he sentido en casa en toda la Isla porque el público sabe las canciones e incluso las del disco Reverse, y no me lo esperaba», decía X en diálogo con la prensa.

«Reverse es mirar los errores que tuvimos, volver hacia atrás, mostrar un mensaje. Más que un disco, es una actitud, y gracias a la Revolución soy lo que soy, un espejo de la sociedad».

Tras unas 18 presentaciones a lo largo del país, en la última ciudad de la gira, Pinar del Río, regaló su disco, y dentro de él a Cambiará, un estreno para algunos, cuyo símbolo visual son los girasoles.

—¿Por qué girasoles?, pregunté.

—Representan el sol, la voluntad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.