Cine de papel en Feria del Libro de La Habana

La cita editorial ofrece, desde el papel, las herramientas que se necesitan para estudiar el cine mediante una completísima colección literaria que prestigiaría cualquier colección privada

Autor:

Frank Padrón

Si de algo no pueden quejarse los lectores en esta Feria es de los volúmenes dedicados al séptimo arte. Hablemos, por ejemplo, de Ciudadano Cartel (Sara Vega, Alicia García y Claudio Sotolongo; Ediciones ICAIC) que aborda esa manifestación paratextual en nuestro cine, no solo mirándose por dentro mediante el lenguaje gráfico, sino revisando desde los inicios tanto cine internacional que desde 1959 se ha exhibido aquí. Conocimiento de causa, agudeza, enjundia analítica caracterizan el recorrido por las tres etapas en que los autores han situado la trayectoria del afiche cubano, evaluando momentos de gloria y decadencia, y pormenorizando en poéticas y autorías individuales.

La misma editorial ofrece Memorias de Cuba baila, de Dolores Calviño y compilado por Mario Naito. Con un esclarecedor prólogo de Luciano Castillo, contiene no menos lúcidos textos críticos sobre ese filme de Julio García Espinosa, fotos, testimonios, una biofilmografía del director y, por supuesto, el guión de esta joya.

El prologuista del título anterior y el desaparecido cameraman e investigador Arturo Agramonte unieron durante su tenacidad y rigor en el rastreo y la búsqueda, fruto de lo cual nació Cronología del cine cubano (1897-1936), desde ya imprescindible material de estudio para cinéfilos; primer acercamiento de una obra mayor en tres tomos donde se revisa con exhaustividad y pormenorización, con detalles y amplio conocimiento de causa, los interiores, reversos y anversos de nuestra pantalla.

Nadie es perfecto, de Rufo Caballero, es una colección de reseñas, entrevistas y artículos publicados en diversos medios (entre ellos, precisamente JR, uno de los que más amó su autor) por el inolvidable crítico que partiera hace poco más de un año, y donde se evidencia el conocimiento y la gracia escritural de quien sentó un verdadero magisterio en estas lides.

El cine, décima musa (compilado por Salvador Arias) es otra muy estimable publicación que revela el papel desempeñado por el séptimo arte, desde sus inicios, en el imaginario del eximio Alejo Carpentier. Reúne textos redactados por el narrador y periodista durante 30 años desde 1925.

Entre los libros resalta Teoría transcultural de las artes visuales, ensayo valiosísimo del célebre teórico argentino Adolfo Colombres, que revisa los viejos conceptos sobre la estética como categoría, e intenta dar a la visualidad una dimensión autónoma; polémico y sugerente, constituye un título de lujo en esta Feria.

Aquí tenemos, desde el papel, las herramientas que se necesitan para estudiar el cine, apre(h)enderlo y conocerlo mucho mejor, mediante una completísima colección literaria que prestigiaría cualquier colección privada, así como los estantes de nuestras bibliotecas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.