Revelar el alma del cuerpo

Hasta el 15 de abril se celebrará la tercera edición de la Jornada Fotográfica Latinoamericana, en varias instituciones del Centro Histórico, tomando como eje temático la fotografía del cuerpo

 

 

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Cuenta la leyenda que algunas comunidades tribales se negaban a ser fotografiadas ya que tenían la creencia de que ese acto podía robarles el alma, sujetando el espíritu de los vivos y aprisionándolo en la instantánea.

La idea no resulta tan fantasiosa, sino que más bien conserva un aire de fascinación. ¡Cuántas veces no nos hemos detenido ante una imagen fotográfica que captura el cuerpo en su reflejo, para descubrir cada secreto escondido! Las fotos son eso: pensamientos, recuentos de vida e historias más allá de la mirada.

El misticismo seductor, las potencialidades simbólicas y su riqueza artística, hacen del cuerpo en la fotografía un tema inagotable. Y esta es, precisamente, la línea del tópico curatorial que propone la tercera edición de la Jornada Fotográfica Latinoamericana.

El evento, convocado por la Oficina del Historiador de la Ciudad y la Casa Simón Bolívar, y que se extenderá hasta el 15 de abril en varias instituciones del Centro Histórico, trae como atractivos un abanico de exposiciones del patio y foráneas.

La jornada descorrió sus cortinas este lunes con la muestra colectiva La seducción de la mirada, que acogió el Centro Hispanoamericano de Cultura.

Con curaduría de Rafael Acosta de Arriba, la expo invita, a través de 38 imágenes de igual número de creadores, a un acercamiento a la fotografía cubana de 1920 hasta el presente, que ha tomado el cuerpo como motivación de su discurso conceptual, estético y visual.

Otra de las iniciativas principales —concebida especialmente para los amantes de las instantáneas que conservan ese aire místico propio de las fotos antiguas— será Joyas de archivo, la cual se exhibirá a partir de hoy en el Palacio de Lombillo.

Organizada por la Fototeca Histórica de la Oficina del Historiador, el conjunto de obras recoge parte de la creación de dos fotógrafos criollos, pioneros en el trabajo del desnudo visto a través del lente: Luis del Cueto, «Karoll», y Joaquín Blez.

La imagen femenina ha sido a lo largo de la historia de la fotografía poderoso medio para tejer discursos. Por eso recibe especial atención mediante dos significativas propuestas. La primera tendrá lugar en la Casa de Asia (esta tarde, 5:00 p.m.) con la exposición Mujer, del artista Masaya Nakamura, auspiciada por el Instituto Cámara e Industria de Japón; mientras que la segunda nos llega de la percepción múltiple que agrupa Ámbito 21: Mujer ¿objeto o sujeto?, al abordar la figura de las féminas desde diversas posturas: como protagonista, como discurso artístico y/o conceptual, y como creadora. La misma podrá ser visitada en la Casa Oswaldo Guayasamín (13, 5:30 p.m.).

De otras latitudes se suman también a la jornada fotográfica los enfoques que apuntan a la diversidad cultural. Una prueba de ello es Afrikas en Colombia (11 de abril, 5:00 p.m., en la Casa de África), del artista del lente Iván Recalde, quien nos ofrece el resultado de 15 de años de investigación acerca de la presencia africana en distintas regiones colombianas.

Por su parte, Una mirada fotográfica a la venezolanidad —será inaugurada el día 12 en la Casa Simón Bolívar—, del proyecto Ciudad compartida, refleja mediante testimonios gráficos (ricos en pluralidad de enfoques) la temática de la identidad nacional venezolana.

Imágenes trabajadas mediante antiguos procesos integran la expo Tras las huellas de los alquimistas (13 de abril, 3:00 p.m., Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez), de los fotógrafos mexicanos Flor de María Rico, Lidia Poot, Maricarmen Alvarado, Marisa Boullosa, Sarai Ojeda, Virginia Guerra, Waldemaro Concha, Byron Brauchli, Enrique Torres Agaton, Luis González y Humberto Suaste,  quienes buscan difundir y rescatar las variadas alternativas y posibilidades que brinda esta manifestación de las artes visuales.

El Convento San Francisco de Asís también se brinda como espacio de exhibición, al dar cabida a la muestra de diez fotógrafos brasileños, Olhar Brasil, que forma parte del Festival Hércules Florence.

Otras de las actividades que conforman el amplio programa de la jornada son la muestra de fotoclips, curada por el fotógrafo Juan Carlos Alom, que incluye la proyección de materiales audiovisuales de corta duración, de base fotográfica; la exposición Proyecto para una imagen de puente, de artistas matanceros; y la muestra colectiva Visión compartida, de los fotógrafos José Julián Martí, Lissette Solórzano, James Quine y Theresa Segal. Estos últimos creadores presentan el fruto de un intercambio cultural que devino diálogo entre cubanos y estadounidenses. Las instantáneas reflejan el paisaje, la historia y la cultura de Baracoa, ciudad primada de Cuba.

Constituirá este evento una oportunidad inestimable para todos los amantes de la fotografía. Admirar los testimonios gráficos que proponen los artistas no es un simple proceso pasivo de contemplación, sino un ejercicio reflexivo que nos desafía a revelar el alma de un cuerpo que vive en una foto.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.