Reconoce la AHS a Carlos Acosta como Miembro de Honor

La Asociación Hermanos Saíz reconoció al primer bailarín internacional por su obra y por su compromiso con la cultura cubana y con su pueblo

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Solo nos debe interesar el bien de la nación. Por eso tenemos que unirnos todos los artistas e intelectuales en un camino común: la felicidad de nuestra gente.

Así se expresó el primer bailarín internacional Carlos Acosta al intercambiar este viernes con jóvenes artistas e intelectuales encabezados por la presidencia nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), momentos antes de que se le entregara la condición de Miembro de Honor de dicha organización, en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba.

Sigo con muchas ganas de hacer por los míos, por el bienestar de mi país; convertirme, aprovechando el reconocimiento que se ha agenciado mi arte, en un enlace entre mi país y el mundo, y al mismo tiempo propiciar que Cuba continúe tendiendo puentes al mundo, enfatizó el Premio Nacional de Danza, quien no pierde tiempo para disfrutar de la paternidad, gracias a la llegada al mundo, hace siete meses, de su pequeña Aila Mirabel Acosta.

Luis Morlote, presidente de la AHS, al conferirle el importante reconocimiento significó que la Asociación se prestigia al convertirlo en Miembro de Honor, por su obra y por su compromiso con la cultura cubana y con su pueblo. «En Carlos Acosta la joven intelectualidad tiene un paradigma, por lo que al honrarlo se honra la organización y su membresía».

Durante el encuentro, el autor de Tocororo se interesó por el funcionamiento de la Asociación en todo el país, por la manera en que esta promueve el arte joven y atiende las individualidades de los creadores que la integran. «Este es un proyecto hermoso, porque no tiene en cuenta únicamente a todas las manifestaciones del arte, sino que también fija su mirada en las nuevas generaciones de artistas y en sus proyectos. Me parece esencial la labor que realiza la Asociación Hermanos Saíz».

Conocido por su inmensa capacidad de trabajo, Acosta, quien confiesa sentir la necesidad de rescatar el tiempo «perdido», anunció que el próximo año presentará Pata de puerco, su primera novela, y a su vez traerá de vuelta, como coreógrafo, Don Quijote al repertorio del Royal Ballet de Londres.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.