Doscientas mariposas para la Avellaneda

Continúan en Camagüey los homenajes a Gertrudis Gómez de Avellaneda, una de las precursoras de la novela hispanoamericana

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— Con la siembra de 200 mariposas, flor nacional de Cuba, continuó aquí el homenaje a la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda, una de las precursoras de la novela hispanoamericana.

«Se escogió la Mariposa, símbolo de la delicadeza, gracia y esbeltez de la mujer cubana, para eternizar y homenajear la memoria de la más importante escritora en lengua castellana de todo el siglo XIX, en el bicentenario de su natalicio, este 23 de marzo», dijo Sergio Morales Vera, presidente del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), en el Lago de los Sueños, uno de los parques suburbanos más importantes del país.

El funcionario expresó que participaron en la siembra intelectuales de Camagüey, por ser La Tula un símbolo, un ejemplo de mujer y de intelectual cubana de todos los tiempos.

«Ella no solo descolló como gran escritora, sino además como una fémina que se adelantó a su época y puso bien en alto a la mujer cubana y del mundo».

Informó que además se plantaron 55 palmas —árbol nacional de Cuba— para engalanar el parque, y para celebrar igual aniversario del triunfo de la Revolución.

«Los artistas y escritores de Camagüey —tierra natal de La Tula— manifiestan con este gesto su apego a la historia cultural de la nación», refirió Morales Vera.

Durante este gesto de respeto hacia la Avellaneda, quien nació el 23 de marzo de 1814 en Santa María del Puerto del Príncipe, el estudioso de su vida Luis Álvarez Álvarez ofreció una conferencia magistral sobre la obra de quien es considerada autora de novelas atrevidas y poemas exaltados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.