La magia de nuestros azules

Por segunda ocasión, el mayor evento de las artes visuales de Cuba acogerá el impactante proyecto Detrás del muro, que inicia este domingo en el Malecón habanero y ahora propone 50 nuevos asombros

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

«Sí, otra vez Detrás del muro. El mar me preguntaba por qué no lo repetía, por qué no le brindaba otro homenaje; por qué no sorprendía al público con una propuesta que provocara que sus preocupaciones y tristezas se convirtieran en alegrías y esperanzas. Y, claro, para ello no existe nada más efectivo que el arte. De ahí que la 12 Bienal de La Habana volvía a ser el espacio ideal para acoger este proyecto que une tantas voluntades».

De ese modo Juan Delgado Calzadilla, responsable de la curaduría de Detrás del muro, le explica a JR la presencia en la Bienal de esta exposición colectiva a cielo abierto, que a partir de este domingo (6:00 p.m.) atraerá la mirada de miles de personas necesitadas de hallar maravillas y asombros, hacia el Malecón habanero.

Recuerda Juanito que esta experiencia inició en la edición pasada. Entonces el largo muro que contiene al mar y constituye uno de los símbolos de la capital cubana «le dio un carácter muy popular a la Bienal de La Habana, al despertar la sensibilidad de mucha gente. Y esa primera vez abrió los caminos para que esta cita de 2015 fuera todavía más hermosa e inclusiva.

«Ahora ha aumentado no solo la participación de artistas del patio, sino también de los extranjeros. Los nuestros aparecen encabezados por los premios nacionales de Artes Plástica Manuel Mendive y Roberto Fabelo, quienes entregan, respectivamente, Mi energía y yo (Galiano y San Nicolás) y Delicatessen, que se podrá apreciar en la ensenada del Malecón que limitan las arterias Águila y Blanco.

Secondary Growth Live Extension, del reconocido David Opdyke, quien expone en Detrás del muro 2 gracias a la Magnan Metz Gallery. Foto: Roberto Ruiz

«En cuanto a la representación foránea podría mencionarte nombres como los de Oweena Fogarty (México-Irlanda), Emilio Pérez y José Parlá (EE.UU.), Mounir Fatmi y Safaa Erruas (Marruecos), Andreas Feist y Ewerdt Hilgemann (Alemania)... Hemos podido contar asimismo con la colaboración de la galería de Alberto Magnan, de Nueva York, la Magnan Metz Gallery, que posibilitó que alguien tan reconocido como David Opdyke pudiera mostrarnos acá su pieza Secondary Growth Line Extension...», enfatiza Juanito, quien se encarga, además, de la producción de Detrás del muro y de la museografía, labor que compartió con Elvia Rosa Castro, José Fernández, Idalma Fontirroche y Daniel González Alfonso.

En su contacto con este diario en medio del ajetreo, Delgado Calzadilla, quien invitó a Orlando Britto para que lo acompañara en la curaduría, destacó de igual modo el protagonismo que en Detrás del muro 2 tiene la diáspora. «La 12 Bienal ha propiciado que los espectadores puedan descubrir o reencontrarse con el arte de figuras del relieve de José Rosabal, quien hacía cerca de 50 años que no regresaba a la Isla; de Florencio Gelabert, con su Stella que estará en el Parque de La Punta; o de Nereida García Ferraz con su taller Cuerpo, Género, Ritual y Tierra, dedicado a Ana Mendieta...».

—Haces referencia a reconocidos creadores, sin dudas. Pero tal vez no sean del todo conocidos para el público cubano. Entonces, ¿qué podría sorprender a quienes por estos días decidan pasear por ese tramo del Malecón, que va desde el Parque Maceo hasta el Castillo de San Salvador de la Punta?

—Creo que la gente quedará fascinada con Rachel Valdés y su Proyecto Reality-Cubo azul (Galiano y San Nicolás), con la Pista sobre hielo, de Duke Riley (Irlanda-EE.UU.), la cual llamará a la diversión en Gervasio y Belascoaín; con Opuestos, una obra de siete metros de Kadir López y Jorge Enrique Valdés, que estará frente al parque Maceo, donde conmoverán también Jardín, realizada por Víctor Piverno, un recién graduado del Instituto Superior de Arte, y Azul nuestro de cada día, de Jaqueline Maggi (Cuba-EE.UU.)...

«Pienso que los performances La dama de rojo, de Aimée García (Gervasio y Belascoaín), Flores de mayo, de Reynier Leyva Novo (por todo el Malecón), Destino final, de Álvaro José Brunet (San Nicolás y Manrique), Labores y deberes, de Ricardo Rodríguez (Manrique y Campanario), y Miss Education Panamá, del panameño Humberto Vélez, dejarán boquiabiertos a los espectadores...

«Lo mismo lograrán el Árbol de luz de Rafael Villares (parque La Punta), la instalación de Glexis Novoa (Cuba-EE.UU.) nombrada El vacío (La Habana), que podrá ser admirada en Malecón 1-7 e/ Prado y Cárcel; el Parto de la libertad, de Liudmila López, que convidará a jugar en Campanario y Perseverancia; o la Resaca de Arlés del Río, quien nos invita a imaginarnos cómo sería el Malecón si se convirtiera en una playa... Sí, nos interesa sobre todo que se produzca una enriquecedora interacción entre el público y estas obras pensadas para provocar el diálogo...

«Detrás del muro 2 ha regresado con 50 sorpresas que no dejarán a nadie indiferente. La idea es que el Malecón se transforme en el escenario de un gran evento en tiempo de Bienal, mientras seguimos soñando con que poco a poco irá albergando creaciones artísticas que lo llenen aun de más vida».

Protagonistas

La actual es la segunda Bienal de La Habana en la que interviene Florencio Gelabert. En 2012 integró la nómina de artistas invitados de la oncena edición, y esta vez fue convidado por Delgado Calzadilla para que formara parte de Detrás del muro 2. Y él, que ha participado en las de Suecia, Venezuela, España..., reconoce estar superfeliz, no solo porque puede mostrar sus obras en la tierra donde nació, sino además porque «se trata de un evento que ha logrado una vida, una dinámica, una calidad y un derrotero que nosotros jamás imaginamos.

«Es increíble percatarnos de cómo ha crecido un proyecto que arrancó como un sueño de Juanito y hoy ha conseguido reunir a artistas de calibre internacional. La verdad que me enorgullece tremendamente participar», admite el inspirado descendiente del notable escultor, dibujante y músico José Florencio Gelabert Pérez, quien después de dos años alejado de la Isla tras la muerte de su madre, reaparece con Stella.

«Mira, no soy religioso, pero sí creo en la espiritualidad. A mi madre siempre le gustó un proyecto que nunca pude realizar por su envergadura (necesitaba piedras y metal) cuando era estudiante del ISA, y que resultó mi tesis de grado. Esa obra era justamente Stella.

«Pues bien, yo había preparado una versión en madera para el Museo de Arte y Diseño de Estados Unidos que Juanito conocía. Por eso me preguntó si me interesaba emplazar una pieza similar en el Malecón.

«Temí, por lo problemático que podía ser la transportación de los materiales, mas él me aseguró que podía despreocuparme por la madera, No obstante, yo debía trasladar los cristales cortados, e increíblemente todo salió perfectamente bien. De alguna manera siento que la luz de mi madre me acompañó para que al fin se materializara Stella en Cuba. A ella se la dedico».

Por su parte, el maestro José Rosabal, uno de los iniciadores del movimiento de Arte Abstracto Concreto en Cuba, y quien fuera miembro del grupo Diez Pintores Concretos, le confesó a JR que tenía la sensación de jamás haberse marchado. «Me da la impresión de que he vivido aquí siempre», enfatizó este notable artista, quien afirma que toda una vida se ha visto atraído por la geometría, por la abstracción.

«Me he dado gusto con ella, no solo en la pintura, sino también en el mundo del fashion, con el diseño de textiles, de muebles y ropas; la decoración...», dice Rosabal, quien en los inicios empezó a experimentar hasta hallar su propio estilo, «ese con el que todo sale muy orgánico y armonioso, espontáneo, casi de un modo natural». Todo lo cual se podrá apreciar en su Fuente de luz (Gervasio y Belascoaín).

Con curaduría de Adrés D. Abreu, el performance Penitencia, perteneciente al proyecto Labores y deberes, hará que Ricardo Rodríguez se corte el pelo «que me he dejado crecer por 30 años. Con ese cabello, que he conservado durante tanto tiempo, bordaré pañuelos, gracias a una técnica que me enseñaron durante un año unas artesanas maravillosas. Los regalaré con los nombres de un familiar, de su santo, o lo que quieran a quienes deseen conservar también una parte de mí».

También será muy interactiva la intervención pública Love is Calling You, de Manuel A. Hernández Cardona, graduado de San Alejandro y de la Cátedra de Arte de Conducta del ISA. «Es un grafitti que he pintado en un mural, y que antes funcionó muy bien en Estados Unidos, donde lo presenté por vez primera y luego en las Romerías de Mayo de 2013, gracias a la beca de creación El reino de este mundo, que me otorgó la Asociación Hermanos Saíz (AHS).

«Love is Calling You busca resaltar el amor, habla de la necesidad que siempre se tiene del otro. Esta obra comenzará en verdad a existir cuando el público empiece a interactuar con ella. Para motivarlos, yo le brindaré un cielo lleno de estrellas y un haiku de Kobayashi Issa: De no estar tú, demasiado enorme sería el bosque».

Los soñadores

Como todos los demás, Elvia Rosa confía en que Detrás del muro 2 volverá a impactar como en 2012, porque «nuevamente propone obras muy interactivas, que rozan con el espectáculo, con la espectacularidad; otras de una visualidad muy fuerte, algunas con un carácter más social,  o que, entre otras razones, sobresaldrán por su escala, como sucedió con el espejo de Felices para siempre, de Rachel Valdés, o con el Bancontodos, de Inti Hernández, que discursaba sobre la unidad de los cubanos (ambos vuelven a estar con Proyecto Reality-Cubo azul y Balance cubano, respectivamente)».

Quien también ejerce como curadora del proyecto RAM-ROM-RUN, enclavado en la calle Oficios, entre Luz y Acosta, y que agrupa a 19 artistas cubanos muy jóvenes (algunos todavía estudiantes del ISA), destaca de Detrás del muro 2 sus talleres «con la tercera edad y con estudiantes de la Academia de San Alejandro, que como las piezas del Malecón estarán diciendo: “ven, no te lo voy a dar todo en bandeja, haz tu propia lectura, escudriña, trata de hallar los significados”, lo cual me parece más interesante».

Así, desde este domingo y hasta el 22 de junio, Detrás del muro 2 presentará las contundentes propuestas de artistas que en su mayoría fueron «provocados» por Juanito, y accedieron a estar aquí. «No sé, debe ser la magia de nuestros azules, la magia de Cuba».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.