AHS: alzar el vuelo definitivamente - Cultura

AHS: alzar el vuelo definitivamente

Viceministro de Cultura Fernando Rojas intercambió con esta organización en Granma en su asamblea provincial

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Solo si la vanguardia de los escritores y artistas es legítima podrá incidir verdaderamente en la política cultural de nuestro país y en su destino. Así lo reafirmaba el viceministro de Cultura Fernando Rojas al intercambiar con los miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Granma, en su asamblea provincial.

«El país nos pide que pasemos de la discusión de lo inmediato para colocarnos dentro de lo trascendental. Claro, antes las instituciones tendrán que fortalecer su papel para que sean útiles. Debemos estar conscientes de que poco valdrá que las transformaciones robustezcan la economía si no nos llevan a ser mejores personas. Por eso la cultura es esencial. Y la cultura necesita de una AHS vigorosa, activa, contundente en el campo del arte y en el campo de las  ideas», concluyó Rojas, motivado por intervenciones como las de Lester Escalona, quien coordina la organización en Manzanillo.

Escalona, de artes escénicas, se refirió a la sensibilidad que debe distinguir a quien permanezca al frente de la Casa del Joven Creador, sede de la AHS en los territorios, «porque es en este espacio vital donde crean los asociados, donde se desarrolla la programación y los eventos, donde mostramos nuestro trabajo más relevante».

A este joven le inquieta la política de cuadros que en el campo de la cultura se está poniendo en práctica. «Es terrible cuando los funcionarios no están preparados. Lo peor sucede cuando no existe la preocupación por aprender, por superarse, cuando se es incapaz de dialogar con los artistas. Dirigentes de este tipo hacen mucho daño».

En otro momento, el escritor Genrri Wilian Martínez Jerez, de Media Luna, quien acaba de ser elegido como el nuevo presidente de la filial de la AHS en Granma, insistió en la urgencia de «hacer más fuerte el trabajo de la AHS, porque no se puede perder el sentido de pertenencia. Se trata de lograr que cumpla con las expectativas de sus asociados, cuyas ideas y proyectos hay que tomar más en cuenta.

«No existirá la organización sin la participación activa y consciente de sus miembros. Es la única manera de que el asociado se sienta comprometido, para que no lo invada la decepción, como hoy les sucede a los escritores, quienes no se ven motivados a publicar con el Centro Provincial del Libro y la Literatura, lo cual resulta muy lamentable».

Por ello fue que su colega Erwin Caro Infante convocó a planificar un mayor número de actividades que sobresalgan por su calidad, a volcarse  en las comunidades y en las escuelas, al tiempo que señaló lo imperioso de crear estrategias de promoción del libro y la literatura, que conquisten al público lector.

También es vital que vean la luz un mayor número de artículos de crítica artístico-literaria, la cual debe permanecer más atenta a los procesos de creación. Ese fue el principal reclamo del historiador de arte Reinier Espinosa. «Ello nos permitirá revisarnos como artistas, comprobar si mantenemos la actitud y la aptitud que deben acompañar a un creador. La AHS en nuestro territorio debe plantearse metas superiores, diseñar líneas de trabajo que establezcan jerarquías, propiciar encuentros más sistemáticos con sus miembros, estimular la unión, no estar tranquila mientras haya un asociado que esté realizando su obra al margen de la organización».

Planteamientos como los de Espinosa condujeron a que Rubiel García, presidente nacional de la Asociación, llamara a la vanguardia de los jóvenes escritores y artistas granmenses a que con sus acciones se adueñaran de cada uno de los espacios de la provincia, lo mismo en las ciudades que en las comunidades más intrincadas y desfavorecidas; a que no dejaran de apostar por obras auténticas que atrapen al espectador, y que lo emocionen, lo conmuevan, lo lleven a transformar su realidad para el bien de la sociedad cubana. «Es hora de que la Asociación en Granma alce el vuelo definitivamente. Como afirmaban los hermanos Saíz, solo contamos con nuestras vidas y una obra inmensa que realizar, entonces aprovechemos mejor nuestros eventos, convirtamos en un hábito el propiciar espacios que provoquen la reflexión y el debate, que muevan el pensamiento. Nos corresponde preocuparnos por el futuro del país».

La primera secretaria del Partido en Granma y miembro del Comité Central, Sonia Virgen Pérez Mojena, coincidía con García en que para llegar a planos superiores en su desarrollo, «la provincia tiene que mantener bien cerca de ella a sus artistas e intelectuales. Es lo que nuestra gente espera y no podemos defraudarla; lo que nos hace falta para que la Revolución continúe creciendo para el bienestar del pueblo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.