Más cerca de los lectores

Durante tres meses se desarrollará a lo largo y ancho del país la edición 25 de la Feria Internacional del Libro, que se efectuará en la capital del 11 al 21 de febrero

Autor:

Kianay Pérez González

La posibilidad que se les brindará a las editoriales de poder interactuar directamente con los lectores, a partir de que cada una contará con su propio stand de venta, constituye, a decir de los organizadores de la Feria Internacional del Libro (FIL), la principal novedad de esta edición 25.

En la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña tendrá lugar, el venidero 11 de febrero, a las 6:00 p.m., el acto inaugural del que está considerado el mayor acontecimiento cultural que cada año se desarrolla en la Isla y que esta vez, con la República Oriental del Uruguay como país invitado de honor, se extenderá en la capital hasta el día 21.

Así se informó este jueves en el encuentro que el Comité Organizador de la 25 FIL sostuvo con la prensa en la sala Che Guevara de Casa de las Américas, institución que fue escogida para este intercambio a partir del hecho de que ella acogerá, entre el 15 y el 17, y como parte del evento, el Coloquio 130 aniversario de la abolición de la esclavitud en Cuba.

Además de tan significativa efemérides, la Feria, que está dedicada a los destacados escritores Lina de Feria y Rogelio Martínez Furé, nuestro más reciente Premio Nacional de Literatura, rendirá homenaje al centenario del natalicio de José Soler Puig y al aniversario 60 del desembarco del Granma.

Zuleika Romay Guerra, presidenta del Instituto Cubano del Libro (ICL), informó que dentro de las principales acciones que se desarrollarán se hallan encuentros literarios, académicos y profesionales, que comprenden presentaciones de diversos textos, revistas y productos digitales, lo cual se unirá a un intenso programa artístico cultural. Señaló que además de La Cabaña y el Castillo de los Tres Reyes del Morro, la FIL propone otras sedes como la Universidad de La Habana, el Pabellón Cuba, la Casa del Alba Cultural, el Centro Dulce María Loynaz, la Biblioteca Nacional y la Sociedad Cultura José Martí, por solo mencionar algunas.

Tanto Lina como Rogelio agradecieron, por su parte, el estímulo tan fuerte que supone esta distinción que los motiva a seguir creando. «Espero que la lectura continúe abriendo trochas en ese monte y surco de la identidad cubana, que ayude a Cuba y los pueblos hermanos a comprender un poco más el mundo que vivimos cada día, que ayude a asumir con plenitud esa auténtica fiesta de haber nacido en América Latina y el Caribe», precisó Martínez Furé.

En lo que resta de febrero, marzo y abril la 25 Feria Internacional del Libro se efectuará a lo largo y ancho del país.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.