Libros para iluminar

Ediciones La Luz llega a todas las provincias del país, como parte de la XXV Feria Internacional del Libro, con una atractiva propuesta editorial

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Los libros viajan por todo el archipiélago cubano y lo hacen gracias a la XXV Feria Internacional del Libro, que ahora se extiende a todo el territorio nacional. Asociaciones, sellos editoriales, escritores, editores y público se dan cita en el magno evento para disfrutar de todo lo bueno que tiene para ofrecer el universo de las letras.

Ediciones La Luz, que pertenece a la filial provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín, toma parte en la Feria con atractivas propuestas, para continuar profundizando en su empeño de fomentar del hábito de la lectura entre los jóvenes.

De Abel Fernández-Larrea se podrá encontrar Los Macabeos, Premio Celestino de Cuento en su XV edición (2014). A través de las historias que desde lo humano se describen, se acerca a las interioridades del pueblo judío, «apelando a un estilo naturalista y sosegado desde lo narrativo, que subraya la entrañable proximidad de las vivencias descritas», según se refleja en la sinopsis que acompaña el texto.

Como una obra para jóvenes, que destaca por su originalidad dentro del panorama de la literatura infanto-juvenil que se escribe en la Isla, ha sido calificada la obra Hilda, de Sigrid Victoria Dueñas. La autora se adentra en los vericuetos de la literatura fantástica a partir de una historia realista. El libro se apodera de un personaje mitológico, las valkirias; y de esa manera aborda el tema de la muerte, mostrándolo no como un suceso terrible, sino como un viaje hacia otra vida. Al mismo tiempo se refleja una parte de la sociedad cubana actual, pues en las páginas se representa la vida de un solar habanero.

Otro acercamiento al panorama actual y a las urgencias de la vida familiar están presentes en Los basureros, de Yerandy Fleites, quien propone una fábula distópica donde los personajes dialogan en torno a sus aspiraciones.

En esos mismos códigos se desarrolla Manolito y las cosas muertas. Karel Bofill Bahamonde reflexiona acerca de la emigración y la pérdida de valores morales en medio de un pueblo de campo en el que el protagonista y su mejor amigo tratan de ser felices. «Es un texto bien escrito, contado por un narrador omnisciente personal, que a veces se siente dentro de la historia, lo cual provoca un acercamiento entre los lectores y la historia».

Eldys Baratute es otro de los jóvenes autores presentes en la selección literaria que propone La Luz. De este creador hay dos títulos: Retoños de almendro. Antología de jóvenes escritores para niños y Dice el musgo que brota. El primero es una reimpresión que reúne una provechosa recopilación de las diferentes maneras de decir y conceptuar la escritura narrativa para los niños. Por el amplio diapasón de voces, esta compilación constituye una referencia válida para el estudio y orientación literaria, tanto para lectores, público en general e investigadores del género. Sobresalen la inclusión de autores cuya obra ha sido ampliamente reconocida con premios importantes otorgados dentro y fuera de Cuba.

El segundo volumen es una antología singular. «Es la primera de su tipo dentro del panorama literario cubano, pues nunca antes habían confluido en un mismo título el desempeño de los creadores jóvenes cubanos que conforman la vanguardia artística y que, en su mayoría, pertenecen a la AHS y a la Uneac».

Un texto necesario para la memoria de un sello editorial, que ha alcanzado su mejor definición después de la creación del Sistema de Ediciones Territoriales, es Leer seduce. De la autoría de Yailén Campaña, Luis Yuseff y Adalberto Santos, la obra busca visibilizar el quehacer de los noveles  escritores de la Isla y darlos a conocer a la familia cubana —como parte de un empeño mayor impulsado por la campaña de igual nombre—, presentando una muestra de los prólogos, presentaciones y reseñas de los títulos que han sido favorablemente recibidos por los lectores, en casi dos décadas de existencia de ese sello editorial.

Para los amantes de la poesía no faltarán opciones. La enfermedad del bronce, de Irela Casañas; Asimetría, de Antonio Herrada; Acantilado, de Heriberto Machado; y Confesiones eróticas y otros hechizos, de Daína Chaviano, son algunos de los poemarios que se podrán adquirir.

Completan las propuestas que Ediciones La Luz entrega en esta ocasión los volúmenes La quietud, de Yunier Riquenes García; Poesía Completa de Gastón Baquero; Hierba Mala: una historia del rock en Cuba, de Humberto Manduley; Caballos de vapor, de Marina Perezagua; El chiste sí tiene vuelto, de Onelio Escalona; y la compilación Anatomía de una isla: jóvenes ensayistas cubanos, de Reynaldo Lastre.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.