Una canción no cambia el mundo, pero lo mejora…

Artistas cubanos no se conforman con estar lejos de su gente. Como en un huracán, pero de alegría, abrazan a quienes Irma dejó un saldo de tristeza

Autor:

Yahily Hernández Porto

JARONÚ, Esmeralda, Camagüey.-Imágenes como las que en esta ocasión regala JR a sus lectores muestran el calor que emana de la solidaridad de artistas comprometidos con su gente; la misma que desde el pasado 8 de septiembre se enfrentó al destructivo paso del huracán Irma.

Esta dama de vendavales les arrancó solo por días la sonrisa a familias que hoy en caseríos y parajes de esta geografía se levantan de los estragos, trabajan como hormigas, construyen…

«Quién o qué puede borrar la sonrisa de los cubanos y cubanas. Una canción no cambia la mundo, pero la mejora…», dijo Tony Ávila, ante los albergados de Jaronú, quienes perdieron casi todo lo que tenían, pero nunca la esperanza. 

«Y es que estamos haciendo lo que nos corresponde, los que nos toca por Cuba» -afirmó el cantautor- mientras improvisaba para los niños.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.