Cuatro coronas cubanas en la lucha estilo libre

El equipo cubano está muy bien preparado y su objetivo es adueñarse de todos los cetros en esta modalidad  

Autor:

Raiko Martín

René Montero, arriba. Foto: José Luis Anaya CARTAGENA DE INDIAS, Colombia.— Quedó claro en el caluroso coliseo Chico de Hierro de esta ciudad, que el equipo cubano de lucha estilo libre despejó el tramo inicial de su camino hacia la conquista de todos los títulos que en esta disciplina se disputan en los presentes Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Las primeras cuatro coronas de la justa ya tienen dueños cubanos, y según el experimentado preparador Filiberto Delgado, «los muchachos están muy bien preparados y tienen como principal objetivo adueñarse de todos los cetros».

El colchón sirvió para comprobar, en apenas un cuarto de hora, la lógica de esta aspiración. En la división de 55 kilogramos, el estelar René Montero transitó sin dificultad alguna el organigrama, y selló su éxito con un triunfo en la final sobre el anfitrión Fredy Serrano en dos tiempos, con marcadores de 4-0 y 3-0.

«Conocía a todos mis rivales y me preparé para este resultado», fue el primer comentario que hizo Montero, quien nos adelantó la motivación que reina en todo el equipo para terminar invictos y resarcir, en parte, nuestros inesperados tropiezos en el estilo grecorromano.

«Vimos a nuestros compañeros competir y sabemos que tenemos que ser contundentes, tener siempre dos o tres puntos delante, y no dejar a los árbitros decidirnos el combate», acotó el gladiador indómito, cuyo resultado más relevante ha sido la conquista de un título universal.

Con igual dominio se presentó el 66 kilogramos Geandry Garzón, verdugo en la final del venezolano Ricardo Roberty con un doble 2-0.

Otro venezolano que quedó con las ganas de saborear las mieles del triunfo decisivo fue Rosmer Gil, vencido por Roerlandy Zúñiga (2-0 y 2-1), quien hacía su debut como principal figura cubana en la división de 84 kilogramos.

La ocasión justificó en cierta manera la presión, según expresó a JR este habanero de 23 años, «porque quería ganar la medalla de oro, y no quería entrar confiado al colchón».

Para cerrar la faena, el superpesado Disney Rodríguez necesitó apenas 25 segundos de combate para pegar sobre el colchón la espalda del panameño Alfredo Far, y así completar la primera entrega de la lucha libre a nuestro medallero en la presente cita regional.

No por esperado, este resultado deja de ser relevante para Filiberto y su equipo de trabajo, todos conscientes del crecimiento que ha experimentado nuestra área geográfica en cuanto al nivel competitivo.

Esta tarde pudiera concretarse nuestra barrida si, como se espera, el titular olímpico Yandro Quintana reina en la división de 60 kilogramos, al igual que sus compañeros Serguei Rondón (74) y Michel Batistas (96).

Todos tienen la misión añadida de alargar la cadena de ceros en el casillero de puntos recibidos, que se mantiene invariable en torneos centrocaribeños desde la cita de Maracaibo, hace ocho años.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.