Ya están en La Habana todos los equipos visitantes

Autor:

Raúl Arce

Con la llegada de otros cinco equipos la víspera, se completó la nómina de 11 naciones visitantes, con miras al III Torneo Preolímpico de Béisbol de América, desde esta noche en estadios habaneros.

El riguroso cumplimiento de los estatutos derogó ciertos afanes por permutar entre sí a las escuadras de Nicaragua y México (esta última en sustitución de Aruba, que renunció a concurrir), así que el grupo B será conceptuado como el de la muerte.

En dicha zona jugarán Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Venezuela y Puerto Rico.

Cuba, titular de la Olimpiada, tendrá como rivales en la llave A a Colombia, Panamá, Nicaragua, República Dominicana y Ecuador.

EE.UU. SE PREOCUPA

Ryan Radmanovich (deslizándose), figura clave en el equipo canadiense. El mensaje de USA Baseball, desde su página en Internet, es lacónico y desesperado: Estados Unidos confía en jugar en Cuba mejor de lo que lo hizo el miércoles en Kissimmee, Florida.

Canadá, como visitante, derrotó 6-3 a sus vecinos del sur, durante un partido de siete innings —se acortó para preservar a los lanzadores— disputado en el Osceola County Stadium.

Mike Bacsik, Kevin Slowey, Jeff Ridgway y Lee Gronkiewicz se combinaron para tirar cinco sólidos episodios por el equipo de las barras y las estrellas. Nick Adenhart, en cambio, toleró cinco anotaciones en menos de un capítulo.

Kevin Nicholson. En el quinto acto, con ventaja mínima de los estadounidenses, los dobles consecutivos de Kevin Nicholson y Ryan Radmanovich (se fue de tres-tres, con un cuadrangular) remolcaron a dos hombres per cápita y anunciaron la victoria de Canadá.

Los cuatro primeros de la tanda yanqui, en cambio, se fueron de 11-0. «Tenemos formidables jugadores, y espero que enderecen su ofensiva en La Habana», dijo el piloto Davey Johnson.

EE. UU. aventajó antes con facilidad a Puerto Rico, en tres pleitos, e inició su serie contra Canadá con un éxito de 6-3.

Henry Owens, en su primera aparición en la lomita, salvó una situación difícil, con un par de ponches y un hombre obligado a elevar la pelota.

El torpedero Brandon Wood, de su lado, hizo la jugada defensiva del día. «Estará pronto en las Grandes Ligas», aseguró Johnson de un hombre que pertenece a la franquicia de los Angelinos de California.

Estados Unidos finalizó su serie de preparación con balance de cuatro triunfos y un revés, más un indicador de 40-14 en carreras anotadas y permitidas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.