Reflexiones sobre la temporada nacional de fútbol 2006

El talento de los jugadores del equipo de Pinar del Río influyó, pero el primer lugar alcanzado fue sobre todo fruto del entrenamiento

Autor:

José Luis López

Todavía se comenta el trepidante partido final entre Pinar del Río y Villa Clara. Foto: Franklin Reyes La temporada futbolística cubana 2006 ya es historia. Quedaron atrás ocho partidos de la fase preliminar y otros 18 en la ronda final, de los cuales emergió un nuevo monarca: Pinar del Río.

Los vueltabajeros, con una mezcla en su nómina de figuras jóvenes y experimentadas, alcanzaron su séptimo título doméstico. En esos 26 juegos, rubricaron 17 victorias, cinco empates y cuatro derrotas —una de ellas por no presentación—, con 40 goles a favor y 14 en contra para promedio de +26.

La tropa del técnico Calixto Martínez siempre dio la cara, apostando a las buenas mañanas en la conducción de la esférica de sus volantes Osvaldo Alonso, José Ciprián y Gisbert Morales, así como de sus delanteros Reinier Alcántara y Yoerlandi Puentes.

«Nunca pensé que podría llegar a discutir el título cubano, el cual Pinar del Río no alcanzaba desde la campaña 1999-2000. Mi objetivo era mejorar las posiciones alcanzadas en los últimos torneos, con un equipo que posee figuras de mucho talento. Pero recogimos los frutos de un buen entrenamiento.

«Hemos seleccionado a Yoerlandi como el jugador más valioso para el equipo, pues lo utilizamos indistintamente como defensa central, lateral derecho, volante de contención y delantero. Realmente, superó todas las expectativas. Además, fue el líder goleador del conjunto, con 10», declaró Martínez a JR.

Pero hay más. El once verde contó con el mejor portero de la justa, Osmany Hernández, quien en 22 cotejos y 1 980 minutos de juego, solo permitió ¡ocho goles!, para promedio de 0.36 dianas por partido.

Así, Osmany se dio el lujo de superar al internacional cancerbero Odelín Molina (VCL), quien admitió nueve perforaciones en 18 duelos, para cociente de 0.50.

A la hora del resumen, vale destacar que el defensa naranja Yenier Márquez, central del equipo nacional y seleccionado el mejor jugador cubano del año que expira, también fue escogido como el futbolista más destacado del torneo. Asimismo, Atilio Tamayo (GRA) se llevó los honores de mejor árbitro.

Y entre los líderes goleadores hubo un empate entre Yordanis Thielves (MAT) y Alexis Zuaznábar (GTM), ambos con 13. Mas, el ariete del Guaso podría alzarse con el galardón, si anota en el duelo suspendido de su equipo contra Las Tunas, previsto para desarrollarse el próximo 6 de enero.

De manera que no podemos todavía cerrar la tabla de posiciones. Pero los dejo con las ubicaciones hasta el momento: 1. Pinar del Río (38 puntos); 2. Villa Clara (35); 3. Cienfuegos (32); 4. Matanzas (24); 5. Ciudad de La Habana (23); 6 y 7. Guantánamo y La Habana (22); 8. Camagüey (17); 9. Las Tunas (16); 10. Granma (12).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.