Se mantiene tensa la lucha por la clasificación

Con el inicio de las nuevas subseries, debe comenzar a despejarse el camino para conocer quiénes serán los equipos que pasarán a la próxima etapa

Autor:

Raúl Arce

   Harvey Schiller (al centro) prometió trabajar duro para lograr el regreso del béisbol al programa olímpico. Foto: AP Late sepultado allá abajo, como el corazón acusador descrito por Edgar Allan Poe. El partido 238 de la Serie Nacional, único aplazado del calendario, parece irremisiblemente condenado a la realización.

Industriales y Las Tunas tendrían que verse las caras. De la suerte de ese juego, malogrado por las lluvias que asolaron a la capital tunera el jueves 11 de enero, puede depender la ubicación final de Industriales: primero, segundo o tercero en el grupo clasificatorio «B».

Recuerde que en occidente los reflectores apuntan hacia Pinar del Río, de una parte; gallos espirituanos, azules y vaqueros de La Habana completarían el grupo de contendientes en cuartos de final.

Para los leñadores de Ermidelio Urrutia podría significar más, mucho más. Tal vez encierre su oportunidad de acudir a un play off, por primera vez en la historia.

Si las avispas de Santiago de Cuba sonríen en la cumbre, lo demás está por venir. Los otros tres equipos podrían avanzar desde la llave contigua, donde Ciego de Ávila y Villa Clara coquetean con la atalaya; allí donde Las Tunas les sigue los pasos.

NUEVO PRESIDENTE DE LA IBAF

Y el estadounidense Harvey Schiller fue elegido este viernes nuevo presidente de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF) durante un congreso extraordinario de la entidad que tuvo lugar en los salones del hotel Plaza, en Beijing, China.

Schiller, ex secretario general del Comité Olímpico de Estados Unidos, se impuso por 58 votos a 29 al cubano Reynaldo González y ocupará el cargo hasta 2009, en sustitución del anterior presidente, el italiano Aldo Notari, quien murió el año pasado. El otro candidato era el holandés Theo Reitsma, que renunció antes de la votación.

Según reportan las diferentes agencias de prensa internacionales, Schiller prometió enseguida trabajar duro para lograr el regreso del béisbol al programa olímpico.

«Tenemos mucho trabajo que hacer. Entre otras cosas debemos asegurarnos de que nuestro deporte esté completamente limpio», dijo Schiller en clara referencia a la exigencia del Comité Olímpico Internacional (COI) de que los jugadores de béisbol de Grandes Ligas se sometan a controles antidopaje.

Aseguró además que para conseguir la participación de los mejores jugadores en los Juegos Olímpicos —la otra demanda del COI para considerar el retorno del béisbol a las Olimpiadas—, habría que buscar alternativas al actual sistema de competencias.

A pocos minutos de asumir la presidencia, Schiller ya adelantó la posibilidad de hacer más cortas las competiciones olímpicas, parar las principales Ligas del mundo durante los Juegos, o al menos conseguir que los mejores clubes cedan a dos o tres de sus jugadores para las citas estivales.

Añadió que «el béisbol trabajó muy duro para ser un deporte olímpico en 1992. Nuestra misión es descubrir por qué se quedó fuera y trabajar para arreglarlo».

Sin embargo, muchos dudan de su buena voluntad por los viejos vínculos que tiene este antiguo piloto de la guerra de Vietnam con el béisbol profesional.

Schiller tomó parte en el lanzamiento de la cadena regional televisiva del equipo de los Yankees de Nueva York, fue vicepresidente de la programación deportiva de Turner Broadcasting System y de Turner Sport, y estuvo muy vinculado a las Grandes Ligas.

Ojalá se porte bien.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.