Lombillo «pasó el cepillo»

Autor:

Juventud Rebelde

Jonder contuvo el ímpetu de Pinar. Foto: Juan Moreno Si el martes fue criticado por demorar un poco en el box a Yusdel Tuero, anoche el manager habanero Esteban Lombillo movió a sus lanzadores con celeridad, y consiguió que su equipo aguantara a pie firme la arremetida de Pinar del Río para llevarse un cerrado triunfo de seis carreras por cinco que empató sensacionalmente el play off de cuartos de final.

Desde el inicio del partido, los habaneros demostraron no acordarse del jarro de agua fría que les cayó encima en el primer juego, y salieron dispuestos a igualar la serie. Así, ya en la segunda entrada le marcaron una al abridor vueltabajero Vladimir Baños, por doble de Arozarena que trajo a Juan Carlos Linares desde primera base.

Un capítulo después, Ernesto Molinet sopló cohete al jardín izquierdo con las almohadillas repletas y los vaqueros tomaron más distancia: 3-0.

Mas, Pinar se desperezó en el cuarto y le ligó una a Jonder Martínez por doble de Alexei y sencillo de Norlys Concepción. Luego, en el séptimo, La Habana hizo lo justo para ganar.

A saber, llenaron las bases con más maña que fuerza y expulsaron del montículo a un Baños que no estaba en su noche. José Rossell Melendiz fue convocado entonces para sofocar la rebelión, pero Juan Carlos lo saludó con fogonazo al centro que remolcó dos. Más tarde, Danger fue un peligro e impulsó la sexta rayita.

Y cuando Jonder se disponía a completar sus siete episodios, los pinareños resurgieron y lo enviaron a la cueva con la tarea inconclusa. Tras dos outs, Padrón prendió la chispa con sencillo al derecho —por cierto, lleva 30 juegos consecutivos bateando de hit—, Donal recibió boleto y ahí mismo Lombillo llamó a su mejor «bombero», José Ángel García.

Pero este atizó la llama al permitir cañonazo de Alexei y triple del «gordo» Peraza con la casa repleta. Ante el incendio, Lombillo echó mano entonces a uno de sus abridores, Yadier Pedroso, a quien Norlys estrenó con doble al izquierdo. Mas, «la sangre no llegó al río» y desde entonces el derecho fue dueño de la situación.

En el noveno hubo un postrer amago, cuando Alexei ancló en la intermedia tras su cuarto incogible y un error del patrullero izquierdo. Sin embargo, Pedroso les dio café amargo a Peraza y a Norlys, como para que no durmieran en toda la noche.

Así las cosas, la serie llegará igualada al Nelson Fernández de San José de las Lajas, donde mañana se disputará el tercer encuentro. ¿Pinar sigue siendo favorito? Creo que sí, aunque el cartelito se tambalea.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.