Cuba refuerza las bases de su béisbol

La preselección nacional juvenil participa como invitada, en los cuartos de final, primera categoría, en la provincia de La Habana

Autor:

Raúl Arce

El villaclareño Dayán Viciedo (10), pieza clave en la preselección nacional juvenil. Foto: Juan Moreño Cuba refuerza las bases de su béisbol, y como parte de esa política, la preselección nacional juvenil participa desde hoy, como invitada, en la fase de cuartos de final, primera categoría, en la provincia de La Habana.

Los muchachos de 17-18 años se enfrentarán a los adultos clasificados en el oeste (Quivicán, Caimito, San Antonio de los Baños y Bauta) y en el este (Batabanó, Güines, Güira de Melena y Santa Cruz del Norte), en una ronda de todos contra todos.

Al cabo de esos ocho pleitos de fogueo, los juveniles, a las órdenes de Esteban Lombillo, proseguirán su preparación, ya que están comprometidos con el Panamericano de Veracruz, México (24 de agosto al dos de septiembre).

Si el país está en vías de garantizar el suministro de bolas de juego, cuya escasez hizo cancelar una ronda de partidos en La Habana (nueve juegos menos para cada escuadra del oeste; ocho menos para las del este), pienso que la presencia de los escolares amerite una especial atención.

SIN ENCRUCIJADAS

Encrucijada (13-3) tiene, hasta el momento, el camino expedito en la lid de Villa Clara. Los otros líderes, según nos comunica el comisionado del territorio, Jorge Luis Valdés, son Santa Clara (14-4) y Corralillo (10-6).

El calendario de esa provincia, con 13 conjuntos en acción, arrastra solo dos pleitos suspendidos y uno sellado.

Y Ciudad de La Habana dio inicio a las semifinales, con topes al mejor de tres duelos: Centro Habana-Guanabacoa y La Habana del Este-Arroyo Naranjo. Por cierto, este último tope se las trae, pues Arroyo Naranjo es el actual

campeón y La Habana del Este el subtitular.

AHORA SON 22 EN EE.UU.

«Al cabo de una exitosa semana de preparación, el equipo comenzó a cohesionarse, falta mucho por hacer, pero los muchachos lo van a lograr», afirmó el director del equipo de Estados Unidos, Mike Weathers, de cara a los Juegos Panamericanos de Río.

Los universitarios norteamericanos se insertaron por siete días en la North England Collegiate Baseball League, una clasificación de la enseñanza superior, donde lograron cinco triunfos y un revés. Siete de los tiradores mantuvieron inmaculada su casilla de carreras limpias, y la efectividad del elenco fue 1,62, con par de lechadas y otros dos pleitos con una anotación permitida.

Tres adiciones tuvo el equipo de 20 hombres anunciado previamente: el lanzador derecho Joe Kelly (UC Riverside), el zurdo Mike Minor (Vanderbilt) y el jardinero e inicialista Jeremy Hamilton (Wright State).

Kelly se incorporó al conocerse la lesión del camarero Jemile Weeks (Miami); la plaza vacía abrió entonces las puertas a un tirador de 2,08 carreras limpias en dos apariciones como cerrador.

Minor y Hamilton conformarán el grupo de 22 durante el verano, excepto en Río de Janeiro, donde admiten solo 20 jugadores. Minor no encajó carrera limpia esta semana, en cuatro entradas, y lideró los ponches propinados con siete, en tanto Hamilton bateó .308.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.