Rema, que aquí sí pican - Deporte

Rema, que aquí sí pican

Autor:

José Luis López

Río De Janeiro.— Con dos títulos y una medalla de plata, Cuba exhibió sus potencialidades este martes en las primeras finales del remo en los XV Juegos Panamericanos.

A pesar del violento aire lateral en las aguas del lago Rodrigo de Freites, la autoestima y el tesón premiaron con oro el esfuerzo de la singlista Mayra González y del doble par de remos cortos, peso ligero, integrado por Eyder Batista y Yunior Pérez.

Amplio fue el triunfo de Mayra, quien cronometró 7:49.47 minutos en los 2 000 metros. En los primeros 500, estampó 1:50.19; en los 1 000, logró 1:57.09; en los 1 500, empleó 2:00.40; y en los últimos 500 metros, cuando ya los músculos son presa del agotamiento, cerró con un magnífico tiempo de 2:01.79 minutos.

«Estuve dos años y cuatro meses fuera del equipo por mi maternidad, pero trabajé muy duro para mantener o mejorar mis resultados en esta competencia. Estaba tensa, pero competí con mucha decisión. Siempre pensé en esta primera medalla de oro para el remo cubano», nos dijo Mayra, muy emocionada.

Mientras, la dupla Batista-Pérez saboreó el triunfo gracias al tesón en los últimos metros. Imagínense que entraron segundos en los primeros 500, y fueron ¡cuartos! en los 1000. Pero aceleraron el paleteo y alzaron los brazos en señal de triunfo, con crono de 6:24.19 minutos.

Por su parte, la presea de plata fue al aval del anterior monarca panamericano, el singlista Yoennis Hernández (7:04.47), superado ahora por su víctima de hace cuatro años, el argentino Santiago Fernández (6:59.41).

Aballí, antes y después

En Cuba, los deportistas de alto rendimiento jamás se retiran. Cuando la edad o las drásticas lesiones les indican posición «fuera de juego», se incorporan a tributar sus experiencias a los talentos que quieren imitarlos.

Por ello, 16 ex atletas que muchas glorias dieron a la Mayor de las Antillas, integran las filas de la delegación que participa en los XV Juegos Panamericanos, con sede en esta ciudad.

Así, en medio del jolgorio que provocaron las dos medallas de oro y una de plata obtenidas por los remeros cubanos en las primeras finales del torneo, conversamos con el ex canoísta Juan Aballí, quien junto a Fernando Zamora, «iluminaron» el camino seguido por nuestros actuales monarcas mundiales.

—¿Cómo te sientes con esta invitación?

Es un gran estímulo a mi entrega y resultados competitivos. Y es una muestra de que la Revolución nos tiene presentes. Estamos aquí para apoyar a quienes nos representan ahora tan dignamente.

—¿Qué te parecieron estas primeras finales del remo?

—Excelente la labor de todos, en especial Mayra González y la dupla de Eyder Batista-Yunior Pérez, quienes remaron fuerte y consiguieron el oro, así como la plata alcanzada por Yoennis Hernández. Pero aún faltan más jornadas y debe aumentar la cosecha.

—Tu deporte, el canotaje, comienza el día 25. ¿Qué esperas de él?

—Ahí tenemos un par de títulos casi asegurados, con el bote que integran los campeones en Copas del Mundo Karen Aguilar-Serguei Torres, a las distancias de 500 y mil metros. Además, existen otras posibilidades con Aldo Pruna en los 500 metros.

—¿Y en el kayac?

—Si trabajan bien, habría un oro con el k-4, y a ver qué pasa con las otras modalidades, donde competirá Maikel Zulueta.

—¿Te sientes incómodo fuera de ese C-2 que jamás te abandonó?

—Siento añoranzas y deseos de salir a remar, siempre con mi amigo Zamora, a quien le envío un cordial saludo. Viéndolos a ellos aquí, recuerdo mis tres competencias en Juegos Panamericanos: Indianápolis 87 y La Habana 91, donde obtuve medalla de oro, así como la medalla de bronce en Mar del Plata 95. El tiempo pasa, pero queda el recuerdo. Y recordar es volver a vivir, así que con esta entrevista me vuelvo a sentir campeón...

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.