Se preparan equipos clasificados para enfrentamiento en San Diego

Autor:

Raúl Arce

Los dos equipos asiáticos, clasificados por su zona geográfica, integran ahora el grupo 2, juntamente con Cuba y México, para actuar en el estadio Petco Park, de San Diego, a partir del domingoMÉXICO, D. F.— Cubanos y mexicanos, clasificados aquí rumbo a la próxima etapa del II Clásico Mundial de Béisbol, ponen su atención en el estado norteamericano de Arizona. Allí se entrenan y juegan Corea del Sur y Japón.

Los dos equipos asiáticos, clasificados por su zona geográfica, integran ahora el grupo 2, juntamente con Cuba y México, para actuar en el estadio Petco Park, de San Diego, a partir del domingo.

Corea del Sur y Japón salieron de Tokio el lunes por la noche, dos horas después del partido que los primeros ganaron por 1-0. Un vuelo fletado condujo a ambas selecciones a territorio de Estados Unidos, donde ya el martes estaban dedicados a su preparación.

«Nos hubiera gustado viajar a Estados Unidos como ganadores del grupo A, pero lo más importante es haber clasificado», dijo el piloto de los nipones, Tatsunori Hara. «Espero que podamos sacudirnos del revés ante Corea del Sur, para defender el título de 2006 y finalmente ser otra vez campeones», agregó.

Ichiro Suzuki, primer bate e inspiración para los japoneses, parece salir de su slump ofensivo. Bateó solo .130 en partidos de preparación, y falló cinco veces en el partido inaugural contra China, pero acumuló cuatro hits en los dos pleitos ante Corea del Sur.

Adicionalmente, Japón anotó 18 carreras y permitió solo tres en sus tres presentaciones.

«Vamos a respetar a nuestros rivales en San Diego, pero no le tememos a ninguno», declaró Hara.

La otra cara

«El éxito sobre Japón, y el liderazgo en el grupo A nos llenan de optimismo para enfrentar a nuestros próximos contrincantes», afirmó por su parte In Sik Kim, manejador de Corea del Sur.

«Nuestros lanzadores están al tope, y pienso que la ofensiva saldrá a flote con algunos ajustes», añadió Kim, en referencia a la falta de ritmo de algunos toleteros, ciertas confusiones en las señas y el deficiente corrido de bases en los dos partidos contra Japón.

Kim declaró que sus hombres se preparan para volver contra Japón, y para medirse con Cuba, equipo al que vencieron en la final olímpica del verano último.

Exhibiciones

Japón sostenía esta semana encuentros de preparación con Gigantes de San Francisco y Cachorros de Chicago, de las Grandes Ligas de EE.UU. Mientras, Corea del Sur pactó duelos con Padres de San Diego y Los Ángeles Dodgers.

Cuba jugaba anoche contra México, en el parque Foro Sol, para definir al campeón de la llave B. El ganador jugará el domingo con Japón, en tanto el perdedor comenzará la segunda ronda en puja con Corea del Sur.

Venezuela, mejor que en 2006

Con el orgullo como bandera, Venezuela se metió en el terreno del parque Rogers Centre, en Toronto, y ajustó cuentas con Estados Unidos.

Aunque ambas selecciones habían conquistado boletos para jugar a partir del domingo en el Dolphin Stadium, de la Florida, el director de Venezuela, Luis Sojo, dijo que su triunfo de 5-3 sobre los norteamericanos era necesario, «sobre todo después de haber caído ante el mismo rival, el pasado domingo, por diferencia de nueve anotaciones».

Venezuela ratificó su potencial ofensivo al dispararle 12 hits a los tiradores de Estados Unidos. Ahora los morochos acumulan .347 (50 hits en 144 veces al bate) en sus cuatro salidas del Clásico.

Henry Blanco, receptor, inauguró el marcador el jueves con jonrón por el jardín izquierdo frente al cotizado abridor Ted Lilly; más tarde, Blanco le pegó un doble al relevista y perdedor Jeremy Guthrie, y anotó por triple impulsor de Gregor Blanco.

En el sexto inning, el camarero Marco Scutaro, un hombre que juega habitualmente en el Rogers Centre con el uniforme del Toronto Blue Jay, propició, con un hit de dos anotaciones, la ventaja de 4-1 que ya no perderían.

El abridor derecho Víctor Zambrano, que les había permitido el domingo cuatro carreras a los norteamericanos, trabajó esta vez 3,2 innings dominantes.

Cuatro relevistas —Jan Granado, Iván Blanco, Carlos Vásquez y Orber Moreno— admitieron dos carreras en 4,1 hasta que Francisco Rodríguez, cerrador de los Mets de Nueva York, salvó el choque en el noveno.

El equipo sudamericano conquistó así el primer puesto en el apartado C, y abrirá la próxima fase ante Holanda, el sábado, a la una de la tarde. Estados Unidos chocará con Puerto Rico, monarca del grupo D, el propio día desde las ocho de la noche.

En el Clásico 2006, Venezuela fue eliminada en la segunda ronda.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.